Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 17 de julio de 2021
10.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“Estamos muy contentos con la respuesta y adaptación de los pacientes”

Jorge Crespo, a un mes del inicio del programa de rehabilitación post Covid.

- Publicidad -
- Publicidad -

Desde hace poco más de un mes, el Centro de Rehabilitación Integral de Bolívar comenzó a implementar el denominado Programa de Recuperación y Rehabilitación para pacientes Post COVID. Tal como su nombre lo indica, esta propuesta está destinada a pacientes que han cursado cuadros graves de COVID, han salido adelante pero padecen secuelas que deben ser tratadas mediante rehabilitación. El director del Centro, licenciado en kinesiología Jorge Crespo, trazó un panorama de cómo han actuado en esta etapa inicial.

“El Programa de Rehabilitación post COVID comenzó el primero de junio, a la fecha transitamos seis semanas de tratamiento y estamos muy contentos con la respuesta y adaptación de los pacientes”, comenzó por definir.

- Publicidad -

Crespo recordó que “la modalidad es de talleres presenciales grupales de cuatro pacientes cada uno. Los mismos son los martes y jueves para un grupo, y miércoles y viernes para el otro, en horarios de la tarde de 15 a 17 horas”.

De acuerdo a la explicación del director del CRIB, los talleres se extienden “por tres semanas consecutivas para cada grupo, por lo que los pacientes reciben seis estímulos terapéuticos cada uno”.

Tal como podía suponerse al conocer las edades de los pacientes graves que sobrevivieron a la enfermedad, la franja etárea de los 40 a los 50 años fue la más afectada y la principal ‘protagonista’ de los tratamientos de recuperación. “Hasta la fecha, hemos recibido 17 pacientes, con un promedio de edad de 49,7 años y una relación 1 a 1 femenino/ masculino”, puntualizó.

El abordaje es transdisciplinario por lo que los pacientes en recuperación reciben terapias del movimiento, recuperación de patrones cardio-respiratorios, musculares, articulares y relajación, terapia ocupacional como apoyo y contención a través de psicoterapia.

“El patrón común de la población de pacientes clasificados y en tratamiento es la neumonía en diferentes grados, leve o moderada (lo transitaron en forma ambulatoria) y grave (con internación)”, contó Crespo.

Hubo patologías pre-existentes que incidieron en la gravedad de los cuadros cursados por los pacientes; “las más comunes y asociadas son el sobrepeso, la obesidad, hipertensión arterial, diabetes y asma bronquial”.

El responsable del CRIB  enumeró las secuelas más frecuentes que presentan estos pacientes -de las cuáles se van recuperando en forma gradual y progresiva- son: disnea o dificultad para respirar, tos, pérdida de masa muscular y fuerza, hipertensión arterial descontrolada por corticoides, diabetes descontrolada, arritmias, taquicardias, depresión. Y en casos graves, miocardiopatías dilatadas, pericarditis, tromboflebitis de miembros inferiores.

“Inferimos que los pacientes previamente vacunados tuvieron mejor evolución que los que no lo hicieron y aquellos pacientes que recibieron la primer dosis de la vacuna en forma precoz del alta epidemiológico, evitarían la progresión de la sintomatología o COVID prolongado”, añadió.

Crespo también se refirió a cuándo y cómo deben retomar los entrenamientos los deportistas que hayan cursado la enfermedad. “En relación a deportistas recreacionales o mediano nivel, deben esperar dos semanas a partir del alta epidemiológico para entrenar, previo a realizarse los estudios y evaluaciones de rutina que indique el médico clínico y cardiólogo”, sostuvo.

El equipo de profesionales del CRIB  está conformado por médica fisiatra, médico clínico, cardióloga, enfermeras profesionales, kinesiólogos, psicopedagogas, psicólogas, fonoaudiólogas, terapistas ocupacionales, trabajadora social, profesores de Educación Física y musicoterapeuta.

Los criterios de inclusión de los pacientes tienen en cuenta que hayan cursado un cuadro de neumonía por COVID; que estuvieron en estado crítico y exclusivamente llegan con derivación del médica de cabecera y apto para actividades físicas.

Recordemos que el objetivo del programa “es brindarle a esta población de pacientes ejercicios de tipo respiratorios, haciendo hincapié en la enseñanza de los diferentes patrones de fortificación y sostén para mejorar las capacidades disminuidas”.

“También mejorar rangos articulares de músculos retraídos, potenciar músculos para una buena sedestación (sentarse), pararse, equilibrio y reeducación de la marcha. Se brindará asimismo contención y apoyo emocional tanto al paciente como al familiar”, sostuvo el profesional. Que añadió que también “se propiciarán actividades neurocognitivas y recomendaciones para las AVD (actividades de la vida diaria)”.

“Continuamos trabajando con el Programa de Rehabilitación post COVID”, concluyó.

V.G.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img