Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

lunes, 27 de septiembre de 2021
7.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Espuma y rock, un solo corazón

- Publicidad -
- Publicidad -

Don Maltus, firma local de cervecería artesanal, celebró un año de vida con un encuentro de rock y cerveza, el sábado pasado en La Vizcaína.

El emprendimiento de los hemanos Castellani puso a disposición de los concurrentes las diferentes variedades de birra que fabrica y comercializa, que sirvieron para regar las gargantas y prepararlas para una caliente cumbre rockera que contempló a tres bandas de la ciudad y una visitante.

- Publicidad -

En principio, Ignacio Castellani, titular de la firma, y su hermano y colaborador Hernán, brindaron algunos detalles generales sobre la fábrica y sus productos. Orange Pale Ale, APA y una Session IPA fueron algunas de las variedades de la noche, que poco a poco han ido haciéndose familiares a los paladares de los consumidores bolivarenses.

La Fábrica del Ritmo fue la encargada de abrir el fuego musical (más adelante haría otro ingreso). Capitaneados por su fundador y director, Raúl Chillón, los entusiastas miembros del ensamble de tambores dejaron la escena a punto de caramelo para el set de Mamba Negra, con su mix de blues y jazz con reminiscencias al hard rock de los años setenta. Fue un show largo para un encuentro de bandas, un verdadero viaje por una música que poco se escucha acá pero que ha originado casi todo, condimentado con virtuosismo y nervio rockero. El grupo jugó casi toda la noche con dos ‘9’ que se entendieron: los guitarristas Juan Pedro Garavano y el invitado Nicolás Holgado, con el saxofonista, ‘Tico’ Álvarez, como una suerte de media punta (falso 9 dicen algunos), y una base que cualquiera envidiaría: Bruno Irastorza en bajo, y ‘Lolo’ Blandamuro en batería.   

De a puñados fue ingresando el público, hasta conformar un muy buen número. El clima de fiesta se palpaba en el aire, los finales de diciembre suelen ser así. Gente con ganas de saludar, de beber, de cantar, de compartir. Es como si en diciembre todes fuéramos un poco más buenos…o aunque sea más simpátiques, a la altura de un junio de Mundial de Fútbol con Argentina en carrera.

Tras Mamba, Los Jinetes del Surf volvieron a mostrar que son una de las bandas más originales del circuito local (en rigor, sus componentes son de Bolívar pero viven en La Plata, y tocan seguido aquí), con un lectura personal del surf de los años sesenta, un estilo del que la mayoría no conoce a sus creadores e intérpretes pero sí sus obras, por haber sido muchos de esos temas (casi siempre breves) parte de bandas de sonido de grandes películas de las últimas cuatro décadas, por ejemplo las de Quentin Tarantino, que ha recurrido mucho al surf. Con Garavano como guitarrista, pero en otro plan, más rítmico, entretejiendo lo suyo con una base no exenta de algunos ‘chiches’, conformada por Jeremías García, en bajo, y Francisco ‘Pancho’ D´Áugerot, en batería. Una formación reducida, Los Jinetes han sido casi diez en escena, pero no menos eficaz para extraerles todo el ‘jugo’ a sus recursos del momento. 

El sonido dio la talla, como siempre que se convoca a MB (Moura-Blandamuro). (A Hernán y ‘Lolo’ los llevás a un Encuentro de Rastrojeros y lo hacen sonar con matices.)

Para coronar la fiesta, cuando ya comenzaban a tintinear las campanas llamando a la misa del domingo, se presentó la multi orquesta de platenses De mochilas, con todo el punch de la cumbia colombiana.

Ch.C.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img