Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 02 de agosto de 2022
17.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Esperando la Exposición Rural como cuando éramos niños

La pandemia nos privo por dos años de la fiesta del pueblo.

- Publicidad -
- Publicidad -

Del Bolívar del ayer, de ese que vio nacer a la Exposición Rural hace ya poco menos de 100 años, todavía se mantienen algunas cosas. El Teatro Coliseo Español, aún más antiguo, edificios como “Il Fior di Maggio” de la Sociedad Italiana, el ex Hotel La Vizcaína y no muchos más, al manos en su forma original.

Sin embargo, con estas varias décadas encima, la Exposición Rural, la fiesta de la ciudad (recordemos que el Me Encanta Bolívar que hoy conocemos nació a fines de los ´80, durante la intendencia de Julio César Ruiz como Semana de Bolívar, luego Cantapueblo, y así), ha ido con el paso del tiempo cobrando cada vez más brillo, a diferencia de los edificios, que sin el mantenimiento debido en algunos casos han perdido incluso el valor histórico de antaño.

La Rural, esa que esperamos cada septiembre, hace ya dos que no la podemos disfrutar por culpa de la pandemia del Covid-19. Han sido dos largos años en los que los galpones como el “Pabellón Athabe”, o el salón comedor “El Fogón”, o la pista central “Héctor Rubén Barrio”, se han visto privados del ingreso al público, y hemos sido los bolivarenses quienes por este tiempo hemos añorado la vuelta de la fiesta.

Es difícil imaginarse un Bolívar sin la Exposición Rural, y sin embargo la pandemia pudo lo que no lograron tiempos de inundaciones, con exposiciones que parecía que no se hacían; pero que finalmente se realizaban, porque para la gente es un paso obligado, por los cucuruchos de dulce de leche, las tortas fritas de Bomberos o tantas otras cosas que nos disparan la memoria emotiva hacia la muestra.

Es cierto que la Rural ha cambiado, que el salón comedor “El Fogón” ya no es lo que era antes, que no tiene la parrilla en el rincón; pero ese sector ha crecido mucho, se calefaccionó, se cerró, se hizo la cocina y los baños a nuevo, es el mejor salón para fiestas que tiene la ciudad.

Algunos con nostalgia miran la Rural de ayer y les da nostalgia por los cambios realizados, cambios que llegaron para agiornar a los tiempos que corren y hacerla ver tan linda como siempre. Obviamente que están los mayores como Luis Leonetti, ex presidente, que comenzó jugando cuando era niño a ser expositor de ave en la pista central que en los años ´50 estaba donde hoy se ubica el patio de la muestra.

Y es obvio que él note cambios, muchos cambios; pero que también reconoce que había que hacerlos para crecer. Están los nostálgicos que recuerdan los varios galpones que tenía el sector ganadero, hoy convertidos en un solo galpón (sólo quedó el de los equinos separado), idea y obra del recordado Eduardo Vaccarezza, que se hizo para hacer más funcional las exposiciones con razas Aberdeen Angus y Shorthorn que durante años pasearon a los mejores ejemplares del país en este predio siempre envidiado por todos.

Estamos cada vez más cerca de volver a la Rural. Incluso como periodistas, quienes nos hemos dedicado a cubrir la muestra durante muchos años, extrañamos eso de no ir a trabajar al predio, de no estar en un lugar privilegiado como el que tiene LA MAÑANA en el sector de stands internos, en el mismísimo pabellón Althabe.

Por estas horas tenemos pautada una nota con el presidente de la Sociedad Rural, Fernando Alzueta, quien nos adelantarán lo que pueda sobre lo que pasará en septiembre. Hay cosas que ya están cerradas; pero hay otras que todavía no. Y para don Fernando León será una Exposición muy especial, ya que anunció que será su último mandato como presidente, por lo que esta muestra será la última que lo tenga como mandamás.

Los bolivarenses extrañamos la Rural. Extrañamos hasta el renegar los domingos para poder estacionar cerca del predio por la cantidad de vehículos que se llegan hasta el predio. Afortunadamente los Bomberos nos acortaron la espera de las tortas fritas elaborando algunas veces en el cuartel de la calle Ignacio Rivas. Ya falta menos, mucho menos. Han pasado dos años largos de pandemia, en los que no tuvimos Rural.

La cuenta regresiva nos pone ansiosos; pero sabemos que es imposible que se suspenda porque el Covid-19 está controlado y ojalá pronto sea historia. Ya falta menos, como para irse preparando para lo que será la vuelta de la Exposición Rural, la de siempre, la de septiembre, la de todos.

Angel Pesce

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img