Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

lunes, 26 de julio de 2021
5.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Escribe sobre Cine Ariel Dadante, hoy: Tarantino, parte uno

- Publicidad -
- Publicidad -

Hace unos días revisaba unas fotos en mi computadora, ya no las imprimo, acaso alguien lo hace; y es ahí donde veo de fondo unas láminas, las cuales había olvidado que las tenía, de dos películas de Quentin Tarantino, esas láminas pertenecían a dos de sus grandes obras, PULP FICTION Y PERROS DE LA CALLE, y ese fue el puntapié para escribir esta columna dedicada a uno de los directores más influyentes de la nueva era.

Quentin Jerome Tarantino (1963), hijo un padre estudiante de Derecho y una madre estudiante de Enfermería, solo tenían 21 y 16 años de edad. Cuando tenía apenas dos años, sus padres se separaron y se mudó con su madre a Los Ángeles. Desde niño iba mucho al cine, leía historietas y veía numerosas series de televisión. Nunca fue un buen estudiante, abandonó los estudios y comenzó a trabajar de acomodador en un cine porno.

- Publicidad -

A mediados de los 80, empezó a trabajar en un videoclub, y acrecentó su interés en el cine. Muchos de los clientes acudían a él para recomendaciones, por su basto conocimiento. En esos años conoció a Roger Avary, compañero de trabajo y fanático del cine, no tardaron mucho en escribir juntos su primer guión titulado “True Romance”, que en el año 1993 fue adaptado por Tony Scott.

En los comienzos de los noventa, conoce al productor Lawrence Bender, y le hace leer el guión de Perros de la Calle, la idea era hacer una película con un presupuesto moderado, pero el guión llega a manos de Danny DeVito, el cual se lo presenta a Harvey Keitel, y deciden producirlo. Con esta violenta y original película, aquí ya vemos lo primeros indicios de lo que va a atravesar toda su filmografía. Lo más llamativo de esta cinta es que nunca vemos el robo. Como nota de color el título de la película es una mala pronunciación de un cliente del video club, que intentó pedir una película francesa y la pronunció muy parecido a Reservoir Dogs, y le quedó dando vueltas en su cabecita. No fue un éxito en la taquilla, pero la crítica la alabó y terminó siendo rápidamente un título de culto, y todos esperaban el próximo proyecto. Y ese proyecto fue Pulp Fiction (Tiempos Violentos, 1994).

Fue la película que lo catapultó a la fama, por su relato no correlativo, su violencia y su humor, y una banda de sonido acorde a esta gran obra cinematográfica, la película que revitalizó la carrera de John Travolta, ganadora de la Palma de Oro en el Festival de Cannes, y fue nominado a siete premios Oscar, entre ellos, al de mejor película. Tarantino y Avary ganaron la estatuilla al mejor guión original. Es considerada hasta hoy, después de nueve películas en su filmografía, la mejor de todas ellas.

Hasta acá, como si fuera una de sus películas, pasó la primera parte de su vida y filmografía de un de los directores que nunca pasa indiferente cuando estrena una película.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img