Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 22 de junio de 2022
1.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“Es una visión sobre la necesidad que tenemos de descentralizar el Estado”

Omar Duclos presentó su libro "Más Municipio, Mejor Estado".

- Publicidad -
- Publicidad -

El ex intendente de Azul y ex diputado nacional, otrora radical, hoy en el GEN, Omar Duclós, pasó por Bolívar para presentar su libro “Más Municipio, Mejor Estado”, donde refleja sus experiencias y la de otros intendentes tratando de señalar un camino a seguir en cuanto a la gestión de las municipalidades. Antes de la presentación formal en el Café de la Ciudad, el azuleño pasó por el comité radical donde lo acompañaron el presidente, Daniel Salazar, y los concejales de la Coalición Cívica Andrés Porris y María Emilia Natiello.

Salazar ofició de presentador: “Omar es un amigo de la militancia de muchos años. Cuando nos enteramos que había escrito un libro nos pusimos a disposición porque está visitando la provincia de Buenos Aires, entonces en conjunto con la Coalición Cívica resolvimos organizar esta jornada para que presente el libro”.

Daniel agregó que “creemos que es muy importante el desarrollo de esta situación, porque él ha volcado su experiencia de 12 años de gobierno en una ciudad como Azul, más grande que Bolívar pero bastante parecida en muchas cuestiones, y las funciones que cumplen los municipios son bastante parecidas en todos lados. No he leído el libro, pero seguramente en los distintos lugares de la provincia podremos sacar conclusiones en base a lo que él ha escrito, para ir preparándonos todos para el objetivo que tenemos todos, que es recuperar el municipio en el 2023”.

¿Qué es “Más Municipio, Mejor Estado”?

– Es un placer estar charlando un poco sobre las ideas que me llevaron a escribir este libro, que en una primera parte tiene una visión sobre la necesidad que tenemos de descentralizar el Estado provincial, el cual desde hace muchos años viene acumulando déficits de todo tipo, estructurales; el más conocido siempre y del que más se habla es del económico-financiero, todos los años la provincia tiene que pedir crédito para cubrir el gasto corriente, no para desarrollar nueva infraestructura, para crecer, sino para cubrir el gasto de funcionamiento. Y a su vez hay déficits en todas las áreas, tenemos un estado provincial simulador, simula como que cumple sus responsabilidades pero en materia como educación, salud, seguridad, cualquier área que tomemos, tiene déficits frente a los bonaerenses.

No nos brinda bienes y servicios como debe hacerlo el Estado, promover el desarrollo. Y esto no es reprocharle sólo a una gestión de gobierno, cada gestión ha puesto su impronta, nosotros tenemos una visión muy crítica de la actual gestión; pero los problemas que tiene acumulados la provincia datan de décadas, y me parece que hacia adelante hay que darse la oportunidad y creo que tenemos la responsabilidad desde la política de generar una propuesta transformadora y rediseñar el Estado provincial, este Estado centralizado, con una enorme burocracia en La Plata, no da respuesta a las necesidades que tiene un territorio tan vasto, tan diverso, con tantas asimetrías entre el interior, el Conurbano, y a su vez en el interior están las grandes ciudades, las medianas y las chicas.

En el libro cuento un poco mi mirada sobre distintas dimensiones en las que se debería trabajar de manera simultánea para avanzar en esa descentralización. Por un lado fortalecer a los municipios reglamentando la tan postergada autonomía municipal. Desde la política creo que hemos tenido un déficit al respecto que no hemos sabido generar la demanda social para que este cambio se produjera mucho antes. Hace 28 años que se reformó la Constitución Nacional que ya consagró la autonomía de los municipios, sin embargo en nuestra provincia, como en Santa Fe y en Mendoza, aún no está reglamentada.

Y para qué la autonomía, que me parece que es lo que no hemos sabido explicarle a nuestras comunidades: para que los municipios tengan más capacidades, más posibilidades de dar respuesta a las demandas y a las necesidades que tienen nuestras comunidades, nuestros vecinos. Municipios que tengan  más competencias, más atribuciones y más recursos para poder atender esas necesidades.

Otra dimensión de la descentralización tiene que ser el reconocimiento a nuevos municipios, en la provincia hay más de 60 localidades que han alcanzado un grado de desarrollo importante que están buscando ser reconocidos como nuevos municipios, como también están las mega ciudades como La Matanza, que tiene 1.700.000 habitantes, aproximadamente, y que ha dejado de tener los elementos básicos de un municipio como la proximidad, la relación de vecindad entre el gobierno local y la comunidad, es prácticamente una provincia; ahí también hay proyectos para crear nuevos municipios, al menos cuatro, para dar respuesta a la cobertura de tantas necesidades postergadas que tiene ese distrito.

Otra dimensión de la descentralización es la regionalización, nuestra provincia tiene múltiples regiones, 12 regiones sanitarias, 12 regiones de vialidad, departamentales de policía, departamentales de Justicia, delegaciones de ARBA, de IOMA, del Ministerio de Asuntos Agrarios, que no coinciden entre ellas, y ninguna tiene contenido ni capacidad de decisión, coordinación. Las regiones deberían ser coherentes, coincidir, responder a comunes denominadores de una zona territorial, geográficos, poblacionales, socio económicos, reconocer los antecedentes de consorcios productivos, y organizar regiones que desde mi punto de vista deben ser unidades de gestión del Estado provincial, donde se intervenga en la planificación y en la coordinación de la ejecución de los programas provinciales, coordinando con los municipios.

La sanidad, que es una de las materias más sensible en esta época, si sacamos la campaña de vacunación que se están realizando en esta época, ¿de qué más se están encargando las Regiones Sanitarias? Se tornaron espacios burocráticos, como todas las regiones, y la Región Sanitaria debería ser la encargada de organizar el sistema de salud de la región, buscando que en la región tengamos la cobertura necesaria de todos los niveles de prestación sanitaria, de complejidad, para que nuestros vecinos no tengan que trasladarse a las grandes ciudades para acceder a distintos servicios. Ahí es donde falta la presencia del Estado provincial coordinando en el territorio con los municipios para desarrollar en este caso un sistema integrado de salud.

¿Las regiones tendrían que coincidir con las Secciones Electorales?

– Creo que esas regiones deben ser la base de todo, lo electoral también, debemos repensar regiones que coincidan en los distintos niveles. Hay ciudades que tienen dependencia de una departamental de policía pero a su vez dependen de otro departamento judicial, y ahí la coordinación de las fiscalías en la investigación, trabajando con la policía de un lado y la justicia del otro, se generan muchos inconvenientes.

Nosotros aspiramos a que Juntos sea gobierno nuevamente en todos los niveles, y creemos que hay que llegar al gobierno para transformar, y este es un tiempo, este año no electoral, para discutir ideas. Este trabajo pretende ser un humilde aporte al debate de ideas, y celebro que en el comité de la Unión Cívica Radical, junto con la Coalición Cívica, como en otros lugares con nuestro partido el GEN y otras fuerzas de Juntos, nos vamos dando el espacio para discutir ideas. Creo que la política a veces se ha desconectado un poco de la sociedad cuando ha dejado de discutir ideas, de diagnosticar los problemas, de generar propuestas para resolverlos, y se ha agotado la discusión en la lucha por el poder; hay que tener vocación de poder, hay que llegar al poder para transformar; pero hay que tener claro para qué: hay que tener programa, equipo, liderazgo, estrategia de gobernabilidad para saber qué hacer desde el primer día.

En el libro comparto ocho experiencias de nuestra gestión en Azul, que nos parecen que pueden ser interesantes para considerar en otros distritos, siempre respetando la idiosincrasia de cada lugar y los modelos de gestión, no hay ideas que sean necesariamente traspolables; pero valen para discutirlas y ponerlas en consideración.

Párrafo aparte para la reforma de la reelección indefinida en tiempos de María Eugenia Vidal gobernadora, que a la salida del gobierno los mismos que votaron para acotarla luego votaron para restablecerla…

– Sí, la coherencia debe ser un valor fundamental en la actividad política. Ahí había una zona gris que quedó zanjado con la nueva Ley respecto a la aplicación retroactiva, esperemos que no se vuelva a modificar porque la alternancia es saludable en todos los niveles de la política. Esperemos que nuestra provincia vaya actualizando la legislación respecto a lo que hace la autonomía municipal, que me parece algo central.

Hay proyectos de reforma de la Constitución de los bloques de Juntos en ambas cámaras de la Legislatura; desde mi punto de vista si llegara a postergarse la reforma constitucional de la provincia, también se podría implementar la autonomía a través de una Ley, modificando la Ley Orgánica de los Municipios amparándonos en lo que manda la Constitución Nacional, que ya consagró la autonomía. Por supuesto que lo ideal es la Constitución porque nos da más seguridad jurídica.

Es importante que transmitamos esto a nuestros vecinos porque lo que no se lleva adelante por falta de convicción de quienes nos gobiernan, se lleva adelante a veces cuando hay una fuerte presión social, hay que reclamar que se produzcan los cambios para que nuestros municipios sean más fuertes y así puedan darle más respuesta a las comunidades, el título del libro trata de sintetizar esa idea, estamos convencidos que el Estado funciona mejor cuando más cercano es a los problemas que tiene que abordar y a las comunidades. Ojalá podamos empujar para que esto se pueda concretar.

¿Qué grado de intervención considera que deben tener los Estados en cuestiones de la cadena productiva?

– La Provincia no tiene un planeamiento estratégico, no hay un rumbo claro y con una visión de mediano plazo que trascienda las gestiones de gobierno. Dentro del planeamiento estratégico tenemos que pensar en cómo desconcentrar la actividad productiva, hay que pensar nuevos polos de desarrollo y el Estado tiene que tener un rol protagónico, tiene que ser el orientador, el promotor, y trabajar codo a codo con el sector privado. Y el sistema educativo es sin dudas la gran llave para que podamos llevar adelante una transformación profunda.

¿Autonomía con control para que el municipio tome crédito?

– El federalismo tiene que ser cooperativo y un gran desafío a nivel provincial y nacional es revisar las incumbencias y responsabilidades de la Nación, Provincia y los municipios porque hoy tenemos superposición de programas, de misiones del Estado, y también tenemos desorden fiscal. Hay que reorganizar el sistema federal, y dentro de esa voluntad de cooperación entre los distintos niveles tiene que estar la responsabilidad fiscal respecto al equilibrio fiscal y a los niveles de endeudamiento.

Hoy los municipios tienen que lograr autorización de la provincia, que desde mi punto de vista en un sistema autónomo no debería; pero sí tendría que tener un nivel de capacidad de endeudamiento que hoy también lo evalúa el Tribunal de Cuentas; pero tendría que haber un órgano local por encima del gobierno de turno que determine esa capacidad de endeudamiento para evitar las deudas impagables y que hipotequen futuras gestiones.

¿Dónde se vende el libro, cuánto cuesta y cómo se consigue?

– Está en venta por Mercado Libre, en versión física $ 1.850 y en versión electrónica $ 990.

Angel Pesce

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img