Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 28 de enero de 2022
14.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Erreca e Ibáñez se fueron juntos del deliberativo, y pateando para el mismo lado como muy pocas veces

Fue la 11ª Sesión del año.

- Publicidad -
- Publicidad -

La sesión del pasado martes en el Honorable Concejo Deliberante fue una jornada que quedará enmarcada en la historia del recinto del primer piso de Belgrano 11. Y fueron varios los motivos que llevaron a que esto sea así. Uno, que se despedían 8 concejales, que no se pudieron despedir como se debe por el tenso clima que se vivió. Otro, porque hacía mucho tiempo que un concejal del oficialismo no votaba con la oposición. Otro, porque la oposición tuvo tres bloques por última vez, según han dicho y prometido. Otro, porque fue la última vez al menos por los próximos dos años que el presidente no tendrá que decidir sobre una votación. Otra, porque se despidieron dos históricos del HCD, y no se los despidió como se debe: Oscar Ibáñez, después de 28 años ininterrumpidos, y José Gabriel Erreca, que estuvo menos años; pero que ingresó al deliberativo también en 1993.

Hacía muchos años, quizás desde la época del rompimiento de Carmelo Salonia al bloque radical en los primeros días de 1996, que no se vivía tanta tensión entre concejales. Hubo, sí, rispideces, entre los del PJ y el Frente para la Victoria cuando José Bucca y los suyos hicieron rancho aparte allá por 2004-2005; hubo gestos y voces por lo bajo cuando Nicio González se fue del bloque del PJ al del Frente Renovador en la única sesión que se realizó en Pirovano hace ya casi una década; pero el clima de la confrontación entre Luis María Mariano y José Gabriel Erreca no se vivía desde mediados de los ´90 mínimo. Y coincidiendo con varias de las expresiones de los concejales opositores, porque los oficialistas no dijeron nada aunque pensaran distinto, salvo Oscar Ibáñez que hasta sufrió presiones para que votara con su bloque, fue un tema personal y de índole judicial que se coló en el Concejo vaya uno a saber por qué rencillas impagas del pasado.

- Publicidad -

Al margen de ello, la sesión anduvo por los carriles normales hasta que se llegó al tratamiento de ese expediente en particular, que tiene que ver con aquel famoso Country (ubicado en la calle De Lucía en Barrio Colombo), que se les endilgó a Juan Carlos Simón y a José Gabriel Erreca hace una docena de años, y que en realidad era propiedad de la esposa de Erreca y del hijo de Simón.

Puesto a consideración el tema, primero se dieron a conocer los despachos de los distintos bloques. El moranismo con Nicolás Morán a la cabeza dijo que iba a solicitar el pase a archivo. Lo mismo dijo Erreca, del bloque UCR, y se plegaron las mujeres del bloque de Juntos por el Cambio.

Morán, el primero en argumentar su despacho

El primero en fundamentar su despacho fue Nico Morán, que se despedía también el martes del HCD: “Creemos que debería pasar a archivo porque el pedido que hace este proyecto es derogar una Ordenanza que entendemos que está derogada de hecho a partir de la nueva Zonificación, que surge del nuevo código urbano aprobado en 2019”.

Mariano nuevamente con munición gruesa

El presidente del Cuerpo le pidió a su vicepresidenta primera, Laura Hernández, que ocupara su sitial y bajó a la banca a ajusticiar a Erreca y al ex intendente Juan Carlos Simón. Mariano habló ininterrumpidamente por espacio de una hora, sí, leyó bien, 60 minutos de corrido y sin interrupciones para dar sus fundamentos.

Mariano dijo que Simón y Erreca (en ese momento presidente del HCD) “ocultaron intencionalmente a los miembros del Concejo Deliberante que la excepción inmobiliaria puesta a consideración beneficiaba económicamente a ellos, y para lograr ese objetivo tenían que ocultar quiénes eran los titulares del inmueble, que resultaban familiares directos de ellos”.

Luego Mariano supuso algo imposible de determinar: “Si los concejales presentes en este recinto el 26 de noviembre de 2009 hubieran sabido que la excepción inmobiliaria que estaban votando favorecía a un familiar directo del intendente y a otro del presidente del Concejo Deliberante, hubieran impedido, sin lugar a dudas, el tratamiento de la misma”.

Mariano repitió muchos conceptos de cuando presentó estos expedientes, y reiteró que “todo fue ideado dos años antes de la aprobación de la excepción a la Ordenanza de Zonificación” vigente por aquel entonces. Y graficó que el principal beneficio de esa parcela de 11 hectáreas en las proximidades del Barrio Club Argentino era que por la Ordenanza de Zonificación de 1979 sólo se podían sacar 60 lotes de ella, mientras que con la excepción de la Ordenanza 2019/2009 se habilitaba a los titulares a dividirla en 120 lotes, es decir, 60 terrenos más.

El barrio “Las Lomas”, que nunca se llegó a construir hasta el día de hoy, tenía todo previsto, con planos en planeamiento, en Camuzzi, etc. Mariano también se refirió a las denuncias que en su momento hicieron en la Justicia sobre el tema el ciudadano Claudio Carnevale y los concejales Gustavo García y Laura Hernández. Y a toda su exposición la acompañó con planos varios que mostró a los presentes.

Mariano también llevó al recinto las declaraciones de un vecino que tiene un loteo frente al famoso “Country” y que en su momento notó que para realizar los trámites municipales pertinente mala predisposición del entonces intendente Juan Carlos Simón y manifestaciones del tipo de que “allí no se puede construir por la cercanía con una planta de silos”.

Lo del presidente, ahora devenido en concejal, iba para largo, por lo que la presidenta de ocasión, Laura Hernández, le pidió que redondeara, a lo que Mariano dijo “imposible”, argumentó el por qué no podía redondear y siguió; pero lo hizo sin nombrar a los verdaderos propietarios del inmueble, Juan Matías Simón, hijo del entonces mandatario comunal, y Malena Cordeu, esposa de Erreca.

Erreca, de frente y “a la cabeza”

El concejal del unibloque de la UCR, a su turno, dijo: “Quería mirarlo a los ojos (en alusión a Mariano), no soy de los gauchos taimados que anda con el cuchillo por la espalda. Todo esto que el concejal Mariano nos contó fue investigado por la Justicia durante 10 años. El 6 de diciembre de 2017 me comunicaron que no estaba ni imputado ni procesado en esa investigación. Y además de eso, el 24 de agosto de 2018 la Justicia le dijo al concejal Mariano ´no a lugar´”. Y agregó que el presidente del HCD “ha mentido descaradamente”, sobre algunos de los varios puntos a los que se refirió de antemano.

Erreca fue más allá y preguntó “diganmé qué hay en ese lote. Creo que las declaraciones del señor Iborra fueron desestimadas; pero en el lado izquierdo (yendo por calle De Lucía) está construido y enfrente no hay absolutamente nada”.

Mariano otra vez

“Qué difícil que es la Justicia, y más cuando a los que se investiga tienen poder”, dijo el concejal del Frente de Todos desde su banca baja, reconociendo que Erreca no estaba imputado en esa causa. Se utilizó demasiada terminología técnica por parte de Mariano, que en todo momento decía que cualquiera puede chequear sus dichos en el expediente digital. Y en su propio relato hasta dio pistas de a quiénes se refería y había prometido no nombrar. También aclaró Mariano que el tema no era personal y recalcó: “Estamos tratando de que esta historia no se repita”.

Erreca se defiende

Erreca dijo que “no se utilizó la Ordenanza de excepción para subdividir el lote en cuestión y surgieron 6 lotes, no 100, como se habla del negocio inmobiliario”. Y cerró diciendo: “El despretigio a veces se mide en las cuestiones electorales que nos han tocado a cada uno de nosotros. Absolutamente ningún vecino de Bolívar me acusa con el dedo por incumplir una conducta, y si el concejal Mariano tiene cojones, que vaya a la Justicia y me denuncie.

Mariano y fin de la cuestión

“La acción penal no fue contra el concejal Erreca porque la denuncia no fue contra él”, aclaró el concejal del Frente de Todos. Las chicanas “electoralistas” que le propinó Erreca a Mariano en alguna parte del debate tampoco le gustaron al presidente, en clara referencia a aquella paliza histórica del 2017 cuando la lista de Juntos por el Cambio encabezada por el propio Erreca le ganó categóricamente a la de Cumplir que lideraba Mariano.

Lo que quedó luego es historia sabida. Laura Hernández, una de las denunciantes en la Justicia de aquel “Country” dijo que su voto en el recinto era el pase a archivo. Y para sorpresa no de tantos, Oscar Ibáñez, del bloque de Mariano anunció que él, como ya lo había manifestado en su momento, también iba a votar el pase a archivo. Claramente eran 9 votos para el pase a archivo contra 7 pidiendo la aprobación. Fue una dura derrota para el presidente del Concejo Deliberante en una cuestión que para muchos es más personal contra Erreca, como lo manifestó el propio Ibáñez, que un tema político o judicial.

Angel Pesce

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img