Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 26 de mayo de 2024
10.1 C
San Carlos de Bolívar

En el día Mundial del Parkinson, el doctor Ramiro Rodríguez nos habló acerca de esta afección

Hoy, 11 de abril, se conmemora el día Mundial desde 1997.

- Publicidad -
- Publicidad -

Hoy, 11 de abril, se conmemora el día Mundial del Parkinson. En 1997 lo declaró así la OMS, coincidiendo de esta forma con el aniversario de James Parkinson, un neurólogo británico que descubrió esta afección en 1817, la cual en un principio la llamó parálisis agitante.

¿QUÉ ES EL PARKINSON?

El Parkinson es una enfermedad que se manifiesta por un síndrome (conjunto de signos y síntomas) caracterizada por temblor (generalmente en reposo y desaparece cuando la persona realiza un movimiento intencionado), rigidez muscular, ralentización del movimiento o reducción progresiva de su velocidad (en medicina se llama bradicinesia) y alteración de la marcha (caminar de manera adecuada) y de los reflejos posturales.

Además de estos síntomas mencionados, hay otro grupo de manifestaciones clínicas de esta enfermedad que hoy son foco de investigación y menos conocidas por el público no médico, como la disfunción autonómica (estreñimiento, cambios en el olfato, dificultad para tragar, algunos de los cuales, como los asociados al olfato, se creen que podrían manifestarse hasta 10 años antes del desarrollo de la enfermedad tal como la conocemos).

Desde LA MAÑANA nos contactamos con la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC) y a través de ella, charlamos con el neurocirujano Ramiro Rodríguez, quien se desempeña en el Hospital Penna de Buenos Aires y nos contó mucho más sobre la enfermedad.

Ramiro Rodríguez se desempeña en el Hospital Penna de Buenos Aires.

Acerca de las manifestaciones mencionas anteriormente, Rodríguez afirma que “aparecen porque se conoce que un neurotransmisor (proteína cerebral) capital del cerebro para su adecuado funcionamiento (coordinación y motricidad entre otras) llamado dopamina estriatal baja o depleciona por lo menos en un 50 u 80% como resultante de la degeneración de un grupo de neuronas (llamadas neuronas dopaminérgicas) en una región especifica de nuestro cerebro llamada sustancia nigra”.

¿CUÁNDO ACUDIR A UN ESPECIALISTA?

“Ante cualquier síntoma o signos expresados anteriormente que preste preocupación, el acercamiento temprano a la consulta es sobretodo tranquilizador y cuanto antes se llegue a un diagnóstico más tempranamente se ponen en marcha estrategias para reducir su impacto.Es una patología que tiene tratamiento y está en continuo avance su estudio por parte de la medicina basada en la evidencia, y también es una oportunidad para la psicoeducación de la familia y el entorno, sobre todo para la población adulta mayor, con el objetivo de disminuir el riesgo de caídas que suelen ser una complicación frecuente de la enfermedad y sus desenlaces”, expresó el bolivarense.

SABIENDO QUE NO TIENE CURA, ¿CUÁL ES LA MEJOR FORMA DE IR LLEVANDO ESTA AFECCIÓN?

“Si bien sabemos que no tiene cura, tampoco técnicas de prevención, pero si tratamiento, la ciencia en forma efectiva puede dar cuenta que por ejemplo, el ejercicio físico podría retrasar su aparición y mejorar su impacto (como de manera global lo hace con la salud en general). Algo a destacar es preparar los ámbitos domésticos reforzando el ambiente y adecuar varias estrategias que tanto el paciente como su cuidador o familiar deberán tener en cuenta para evitarlas”, sintetizó Rodríguez.

Imagen ilustrativa.

Al mismo tiempo, también dejó en claro que es importante adecuar el hogar para evitar las caídas. Mejorar la iluminación, retirar los objetos que pueden obstruir o entorpecer la movilidad (muebles, alfombras), colocar pasamanos, ducharse sentado, tener en cuenta el calzado y también evaluar la opción de utilizar bastón, andador o inclusive agarrarse de un acompañante que favorezca la seguridad al andar.

Por último, el neurocirujano finalizó diciendo que “otro pilar importante es que el médico tratante haga los ajustes necesarios en el esquema de drogas, ya que en su gran mayoría pueden ocasionar o agravar la hipotensión ortostática. Asimismo, es conveniente que el profesional estimule al paciente a realizar la rehabilitación de la marcha, postura y equilibrio; no solo a través de kinesiólogos, sino también, realizando actividades como pilates, tai chi, yoga o tango que fortalecen los músculos, mejoran la flexibilidad, mantienen la conciencia-percepción del cuerpo y ayudan al paciente a integrarse socialmente”.

Por Facundo Abel.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img