Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 31 de agosto de 2021
20.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“En el Concejo no hay debate político a partir de las necesidades reales de la ciudadanía”

Karina Pérez y Marisol Darretche – Agrupación "Rodolfo Walsh"

- Publicidad -
- Publicidad -

Karina Pérez, precandidata a concejal en segundo lugar, y Marisol Darretche, precandidata a consejera escolar en primer lugar en la lista de la Agrupación ‘Rodolfo Walsh’, aportaron su óptica como mujeres y dirigentes políticas en esta campaña que las tiene como protagonistas. 

¿Cómo ven a la agrupación en estas elecciones, el clima electoral en general?

- Publicidad -

-Karina: “Con respecto a la agrupación, estamos encarando las elecciones como lo hemos hecho estos 20 años de construcción política con ganas, con todo el esfuerzo nuestro, de militantes, se simpatizantes, de gente que nos ha acompañado a lo largo de todo este tiempo y gente que se ha ido sumando en este tiempo.

“Con respecto al clima electoral, lo veo apático. En la sociedad hay un grado de apatía, que se puede relacionar con la decepción y con un clima de pandemia. Incluso parece que no estuviéramos en campaña electoral por parte de la ciudadanía. El clima de pandemia está condicionando esto; el encierro, la angustia, las pérdidas, los proyectos, todo repercute sobre lo político.

“Hay una profunda decepción con respecto a las respuesta del y de los gobiernos de estos últimos años”.

-Marisol: “En mi caso particular, estoy contenta con la agrupación porque se ha sumado algunos docentes que en realidad ya estaban formando parte de la agrupación y este año se ve que han sentido más la necesidad de estar participando más activamente, así que somos una gran parte de docentes, lo que nos lleva a mantener charlas y debates súper interesantes, de lo que surge de nuestras propias experiencias, de lo que vemos en las escuelas, de lo que apreciamos que es necesario cambiar o al menos ponerse a charlar al respecto.

“Después coincido con Karina. Esta situación de pandemia, la gente tiene como cierto miedo de ir a votar, por el tumulto y además ha generado una especie de shock en lo colectivo. Estas instancias electorales son procesos colectivos, y esta pandemia ha generado un cierto individualismo que nos ha llevado a meternos en nuestras casas, a encerrarnos, y que la instancia colectiva sea justamente a partir de lo electoral, no es fácil generar convocatoria”.

-Karina: “También desde los medios de comunicación hay un discurso de la antipolítica, que termina siendo lo más político y eso también influye. El discurso de ‘no soy político’ que vemos en algunos referentes (como Espert, Manes) parte de una premisa mentirosa, porque si estamos en una campaña electoral el objetivo es acceder a un espacio del estado, en este caso, el poder legislativo, fundamental en una democracia. Y el estado es el centro del poder político, entonces si estamos en un debate para llegar a un espacio del estado, somos políticos. Somos seres políticos, pero además estamos construyendo desde la política. Y ese discurso también está calando. Quien está en un partido, en una fuerza, en una organización que tiene por objetivo acceder al estado es político, hacemos política. La pregunta es ¿para qué hacemos política? ¿Para qué uno quiere acceder a ese espacio del estado? ¿En beneficio de quien, de los grandes intereses, de la clase trabajador, de los jóvenes, de las mujeres, de los grupos vulnerados?

-Marisol: “Y en el ámbito educativo también sucede. Es habitual que en las escuelas no se hace política cuando las escuelas son espacios públicos y de construcción de lo público, entonces es un espacio político también, donde los chicos deberían aprender a ser ciudadanos activos. Y ese discurso también se ve”.

Esa apatía que perciben en la sociedad, ¿también la perciben en los jóvenes? ¿Están necesitando información sobre las elecciones, sobre qué es la política, que ideales conlleva, que acciones se pueden implementar? ¿O están informados?

-Karina: “Hay que pensar que la juventud no es una entelequia. No son ‘los jóvenes’ sino que son jóvenes que pertenecen a determinados sectores, con determinadas necesidades que no son las mismas. No es lo mismo el joven que tiene que salir a trabajar para ayudar a cubrir las necesidades básicas de una casa que el joven que tiene todo garantizado. Y esa es una realidad que estamos viendo, chicos que necesitan trabajar. Lo hemos visto en este año y medio de pandemia, muchos alumnos dejaron por no tener conectividad o por ene que salir a trabajar para ayudar en su economía familiar. Incuso este año, en el regreso a clases en agosto, nos encontramos con bancos vacíos por ese motivo, o que han pedido pase a escuelas para cursar a la noche porque de día han encontrado un trabajo. Trabajos que son todos precarizados. Por eso es que hay juventudes y realidades distintas.

“Con respecto a la información, quizás estén hiperinformados, mucha información es la que reciben y hay que ver qué calidad de información y cómo está orientada. Esto del discurso de la antipolítica que mencionábamos, hay que ver cómo se procesa esa información.

“También hay que tener en cuenta que pertenecen a hogares que transmiten ideas, y ver quiénes son esos jóvenes en los que les está calando el discurso de lo antipolítico. Y la pregunta que surge es ¿cuál es el futuro que ven estos chicos?

“Otro discurso que también me preocupa y que se baja desde ciertos sectores políticos es el discurso de la superioridad, que va muy de la mano con lo antipolítico. Un discurso que marca la importancia de ser superiores a otros, y que también es preocupante.

“También hay muchos jóvenes que están comprometidos con lo político y cuando digo esto no me refiero sólo a un partido político sino también a hacer política desde organizaciones, desde lo ambiental, desde la lucha feminista, desde movimientos que tienen por base la construcción colectiva que mencionaba Marisol”.

-Marisol: “Las pandemia ha calado hondo, sobre todo en esto del individualismo. Antes de la pandemia veía una juventud más aguerrida y parece que se han perdido un poco esos espacios de unión de eso que a ellos les interesa. Pero sigo creyendo en la juventud, la fuerza que sigue teniendo es increíble y necesitan recuperar esos espacios de construcción”.

El colectivo feminista es uno de los más activos en el último tiempo. Despertó de años de sujeción, de sometimiento. ¿Cómo lo ven en la sociedad y cómo lo relacionan en la política?

-Marisol: “Creo que deberían poder mantenerse independientes, sin responder a sectores políticos. Si algo bueno tiene el feminismo es que es trasversal a todo partido y a cualquier ideología”.

-Karina: “Uno de los temas es cuando las luchas se estatizan o se institucionalizan, porque pierden esa fuerza de lo colectivo. Ni una menos o los distintos movimientos feministas no pueden quedar bajo la órbita del estado, penado que el estado es el poder establecido. Tienen que tener la fuerza de lo colectivo, de lo popular, del movimiento.

“Se ha avanzado en términos de leyes. En algunos casos están las leyes pero no los fondos y el tema es cumplirlo. Es un proceso y que no se da solamente desde las leyes sino también desde las condiciones materiales que puedan brindar para que esa ley salga del derecho objetivo y el subjetivo. Para que esas leyes puedan concretarse y devenir en cambio social que se tiene que ir dando.

“Por eso lo más importante es poder pensar, poder reflexionar. Y la mejor manera de reflexionar es con el otro, por eso la importancia de lo político como el encuentro y el debate con el otro”.

¿Cómo analizan el Concejo Deliberante, el Consejo Escolar, como ámbitos de debate, el accionar de los actores involucrados, los proyectos que se presentan? 

-Karina: “En el Concejo se ve más un debate hacia adentro, de fuerzas políticas, un debate que a veces sale a las redes sociales y no un debate plenamente político a partir de las necesidades  reales que tiene la ciudadanía. No son nuestros proyectos, tienen que atender esas necesidades.

“Hay fondos para distintas áreas, ¿para qué se van a usar? ¿Lo que decidimos hacer parte realmente de una necesidad o es lo que cada bloque tiene para mostrar? Porque se ha dado un proceso de show o espectáculo de la política, la foto, las redes, y uno tiene que preguntarse qué hay detrás de la foto.

“Tenemos un fondo de educación, ¿participan las escuelas, los directivos, los consejeros escolares? ¿Quién decide en qué se usa ese fondo? En una real democracia los que deciden son los actores educativos.

“Ahora empezamos a ver subsidios en todos lados. ¿En base a qué se decidieron? ¿Se discutió, a qué escuelas, a qué grupos, atendiendo a qué necesidades? Eso es lo que nosotros proponemos y creemos que falta en el Concejo Deliberante”.

-Marisol: “En el Consejo Escolar la percepción es la misma, esa falta de discusión de fondo y de inclusión de sectores sociales que hace que no se puedan plantear proyectos o estrategias de acción que no sean solamente lo meramente administrativo o gestionar lo que llega, sino que haya una discusión de fondo de las necesidades reales de cada escuela.

“El ritmo de los tiempos hace que algunas necesidades queden invisibilizadas. En las escuelas rurales, las fumigaciones son terribles y los docentes no saben cómo actuar, si hay un protocolo, cómo denunciar, los requisitos que debe cumplir quien va a fumigar. Esas cuestiones hay que darlas a conocer y eso también es parte de lo que puede hacer el Consejo”.

¿Qué mensaje pueden darle a la ciudadanía?

-Karina: “Nosotros no solamente tenemos una mirada crítica para aportar al Concejo Deliberante, también tenemos una propuesta que hemos venido construyendo todo este tiempo. Hace tiempo lo venimos planteando, es posible dejar de lado un municipio que sólo sea recaudador para que sea un estado que empiece a producir trabajo. El desarrollo de unidades productivas que san capaces de generar puestos de trabajo, ese es un proyecto que tenemos a presentar en el Concejo. Partir de las necesidades reales que existen en los diferentes sectores de la ciudadanía, de la clase trabajadora, de las y los jóvenes, de las mujeres.

“La Agrupación tiene un proyecto para llevar al Concejo. Y es fundamental introducir nuevas voces, una tercera, dentro del organismo. Ser una alternativa de gobierno para Bolívar”.

-Marisol: “Tenemos ganas de poder ofrecer nuestras energías y poder cambiar las cosas desde adentro, sacarle el polvo algunas maneras de hacer las cosas y romper con esas rutinas. Renovar.”

-Karina: “Medio ambiente tiene que ser un tema central, aunando los campos de ambiente, salud y producción. Hoy no puede quedar de lado de las perspectivas de ningún gobierno”.

Para finalizar, pidieron a la ciudadanía su voto de confianza. “Les pedimos que nos apoyen. Necesitamos un empujón más, romper ese techo y así poder incluir una nueva voz en el Concejo”. 

V.G.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

spot_img
- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img