Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 07 de agosto de 2022
9.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

En 2012 Bolívar estuvo cerca de concretar el proyecto de una torre de 21 pisos en pleno centro

- Publicidad -
- Publicidad -

Pocos se acuerdan, pero en 2012, detrás de Marcelo Tinelli vino el arquitecto Daniel Kevorkián, que se quedó maravillado con la ciudad y que pensó en un faro en pleno centro, una torre de 21 pisos ubicada sobre la avenida Belgrano. Fue un proyecto del que incluso publicamos una entrevista con el profesional; pero por distintas razones no se concretó.

 

Emplazado en el centro cívico, en el corazón de la ciudad de San Carlos de Bolívar, como inicio del  Boulevard General Belgrano e hito urbano, Torre Bolívar iba a jerarquizar el entorno de la ciudad, haciéndolo el lugar más exclusivo.

 

El diseño de su morfología -según relató Kevorkián-, incorporación de la tecnología y sustentabilidad integrada a su arquitectura, reflejan un estilo de vida actual y cosmopolita.

 

Torre Bolívar iba conjugar apartamentos de alto nivel y diseño de vanguardia con un excelente diseño funcional, en donde se optimizaría cada espacio del emprendimiento, generan así un edificio innovador, posicionando a Bolívar como una ciudad de vanguardia.

 

Los profesionales actuantes, garantizaban su intervención, como participantes en el diseño, coordinación de proyecto y gerenciamiento de las obras más importantes de la Argentina.

 

El Proyecto

Características generales

Torre Bolívar iba a poseer una planta baja libre parquizada, la cual se incorporaría al tejido urbano mimetizándose con el entorno.

 

El edificio se retiraba seis metros de las medianeras, respetando las visuales y ventilaciones de los ambientes.

Torre Bolívar respetaba todas las reglamentaciones de seguridad vigentes, como las de incendio y la ley de accesibilidad enmarcadas en la reglamentación de ese entonces del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Torre Bolívar cumplía con la ley de transmitancia térmica y la 8.912, vigente en la Provincia de Buenos Aires en ese momento.

 

Comodidades que iba a tener la torre

– SUM, quincho con parrilla y sanitarios

– Pileta de natación (climatizada con paneles solares)

– Gimnasio

– Sauna

– Vestuarios

– Servicios de limpieza

– Hidromasaje

– Solarium

– Área de juegos para chicos

– Grupo electrógeno

– Ascensor camillero

 

Acciones sustentables

– Aislación térmica en paramentos y carpinterías, con doble vidriado hermético, esto reduce considerablemente el uso de energía para la climatización.

– Utilización de agua de lluvia para depósitos de inodoro y riego

– Depósitos de inodoros con descarga diferenciada

– Terrazas verdes para mejor aislación y emisión de CO2.

– Sensores de iluminación e incorporación de tecnología led, para optimizar el consumo general.

– Clasificación de los residuos en orgánicos, plásticos, vidrios e inorgánicos.

Sistema de climatización de la pileta de natación por paneles solares.

 

Semipisos 1° al 14°

Los semipisos iban a estar compuestos por departamentos de dos dormitorios en suite y uno con vestidor, iban a poseer estar, comedor, toilette de recepción, cocina comedor y lavadero, iban a tener una entrada de servicio independiente y balcones como expansión. Todos los semipisos iban a poseer una cochera fija y una baulera.

 

Pisos 15° al 20°

Los pisos iban a tener tres dormitorios, uno en suite con vestidor, un baño completo y un escritorio o cuarto dormitorio. Un amplio estar comedor con toillete de recepción y balcón corrido. Cocina, comedor diario y lavadero y entrada de servicio independiente. Los pisos tenían dos cocheras y una baulera.

 

No se dio

Por distintas circunstancias, este ambicioso proyecto no pudo llevarse adelante y quedó en el olvido. Hoy lo reflotamos como un repaso de lo que pudimos tener y no tuvimos.

 

De todas maneras en 2012 todavía no tenía Bolívar la nueva Ordenanza de Zonificación, por lo que en ese momento se debía pedir un permiso especial al Concejo Deliberante para que aprobara la construcción de este edificio, como ocurrió oportunamente con el de la avenida Alsina.

 

Hoy, con la nueva Ordenanza de Zonificación estos proyectos urbanísticos no tendrían tantas trabas burocráticas; pero hoy está el freno económico.

 

Cuando se construyó el edificio de Avenida Alsina muchos decían que los bolivarenses preferían vivir en casas de planta baja. El tiempo hizo que varios cambiaran de idea. Cuando se presentó este proyecto en 2012 parecía una locura, tres veces más alto que el de la Alsina y con más comodidades. Hoy quizás no sería un disparate pensar en que varios bolivarenses optarían por vivir ahí, en uno de los pisos altos para observar toda la ciudad; aunque con la situación del país y la ciudad este tipo de proyectos parecen muy lejanos. Lo tuvimos cerca en 2012 (o al menos eso nos dijeron), 9 años después parece imposible.        Angel Pesce

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img