Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 24 de septiembre de 2021
9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Elevan a juicio causa contra dos oficiales por apremios ilegales y coimas

- Publicidad -
- Publicidad -

El juez de Garantías de Azul, Dr. Federico Antonio Barberena, titular del Juzgado N° 2 de esa ciudad, dictó el auto de procesamiento y elevó a juicio ante el Tribunal Oral correspondiente, contra los efectivos policiales Cristian Ariel Falco, Jonatan Qüin y Jonatan Cernadas por los delitos de APREMIOS ILEGALES AGRAVADOS POR PERTENECER A UNA FUERZA DE SEGURIDAD Y CALIFICADO POR EL USO DE ARMA DE FUEGO en concurso ideal con EXACCIONES ILEGALES,  en los términos del art. 144 bis inc. 2 y último párrafo, 41 bis y 266 del Código Penal, en calidad de coautores (art. 45 del C.P.).

El fallo, fechado el 7 de Febrero pasado, rechaza el pedido de sobresimiento presentado por la defensa de los imputados y da por probados los extremos impetrados por la Fiscalía interviniente, que hacen referencia a un hecho delictivo cometido por Falco, Qüin y Cernadas en inmediaciones del destacamento de la Policía Vial II de General Alvear ubicado sobre la ruta 205, a pocos metros del desvío que conduce hacia esa localidad.

- Publicidad -

Los ahora procesados ocupan funciones, precisamente, en ese destacamento. Falco ostenta el grado de Oficial Inspector en tanto que Qüin y Cernadas son oficiales y, los tres, según la denuncia oportunamente presentada por la víctima, interceptaron un camión el día 10 de Diciembre de 2017 en un operativo de control vehicular. El vehículo era conducido por Leandro Alejandro Coronel, un camión marca Fiat 619 dominio UDP 416, con acoplado marca Salto dominio STL690, y viajaba acompañado por su pareja Sonia Rosana Gulglielmucci y el hijo de ambos, de dos años de edad.

De acuerdo a la denuncia y a la acusación fiscal, los oficiales habrían intimidado con armas de fuego a Coronel, quien también recibió golpes de puño y amenazas con el intento de obtener en forma arbitraria e ilegítima, una “colaboración indebida en el beneficio de los funcionarios policiales”.

Del libro de Guardia de la mencionada dependencia policial el juez confirma que Falco, Qüin y Cernadas se encontraban ese día de guardia y, según dictámenes periciales concluye que el arma con la cual apuntaron al pecho de la víctima era una reglamentaria que utiliza la Policía y que era apta para disparar.

Falco y Qüin son nativos de General Alvear y Cernadas, es nacido en Urdampilleta. Este último recibe iguales cargos que los anteriores por inacción. “He de indicar al respecto que este tipo de delito puede ser cometido mediante su comisión por omisión, siendo reprochable la inacción del funcionario policial (como acontece en el caso del imputado Cernada) frente al conocimiento de un acto típico e incluso hallándose en el sitio mientras se producía éste practicado por otros, hallándose en el ejercicio de su cargo y en plenitud de sus facultades como funcionario policial”, expresa el auto de elevación a juicio firmado por el juez Barberena.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img