Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 03 de junio de 2021
9.2 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“El yuyo colorado está rompiendo todas las barreras de velocidad de dispersión”

- Publicidad -
- Publicidad -

Martín Esparza tuvo a su cargo la última charla que organizó el lunes la Cooperativa Agropecuaria en la sala “Santiago Galaz” de la Rural. El se refirió a las malezas que afectan a los cultivos por estos días.

Dijo Martín: “Voy a hablar de la problemática de las malezas, tanto en esta región como a nivel país, que es un algunas cuestiones de manejo y tratar dejar algunas recomendaciones para que el problema que nos viene corriendo a todos. Principalmente vamos a hablar de las malezas estivales, las que se manifiestan en soja, maíz y girasol, que en esta región son las más complicadas de llevar. Vamos a tratar de entender el problema, cómo se genera y debido a qué se genera esta situación, para luego ver productor pueda mejorar su día a día”.

- Publicidad -

Una vez que está la maleza, hay que combatirla; ¿pero cómo se puede prevenir?

– Prevenir es difícil debido a la situación que tenemos hoy de movimiento de maquinarias, diseminación de semillas en las maquinarias, por los pájaros, estamos en una actividad muy globalizada, se mueven insumos para todos lados, entonces se ve como en los camiones y todo tipo de vehículos las malezas se difunden.

Invito a los productores que todavía tienen la posibilidad de manejar una escala pequeña, campo propio, maquinaria propia y no tienen grandes problemas, que estén atentos, que conozcan los problemas que tienen otros productores y empezar a cuidar un poco ya desde el momento de la siembra, saber de dónde viene la semilla que vamos a utilizar, y lo más importante es en la cosecha, saber de dónde viene la máquina que vamos a meter en el campo, que a veces viene sucia con malezas resistentes.

¿Qué se aconseja hacer, lavar la maquinaria antes de meterla en el lote?

– Una de las recomendaciones que doy es hacer una limpieza fuera del lote, saber de dónde viene la máquina, no como ocurre normalmente que queremos que la máquina entre y coseche cuanto antes, preguntar, consultarle al maquinista si lo último que hizo fue una parte sucia o un lote limpio, y a partir de ahí ver si podemos arrancar a trabajar. Hay trabajos del INTA que indican que se puede hacer una muy buena limpieza con buenos resultados simplemente con el soplador de la cosechadora, que estamos acostumbrados a utilizarlo para soplar la tierra. Hay que soplar la zaranda y todos los mecanismos de trilla.

¿Cuáles son las principales malezas a combatir?

– Hoy en día acá está empezando a aparecer el yuyo colorado, desde hace algunos años en focos muy puntuales de esta zona. El yuyo colorado ya es resistente al glifosato, viene viajando desde Córdoba, creo que en esta campaña ya estuvo con buena presencia. Algunos todavía tienen la posibilidad de frenarlo un poco dentro de su mismo campo. Por lo que he visto también hay gramíneas resistentes al glifosato estarían cerca, en la zona de Junín, mucho capín que todavía no llegó acá pero son amenazas, y otro caso es el ray grass resistente al glifosato, que es más de cultivos de invierno, todavía no está muy difundido en esta zona pero sí se empieza a ver en los lotes.

¿Cómo se combate?, porque hasta ahora el glifosato era la solución a todos los males, y ahora ya no…

– Exactamente, el glifosato ha sido un excelente herbicida, de los más nobles que tuvimos y que vamos a tener, porque a nivel desarrollo de nuevos productos no hay nada tan prometedor como el glifosato, que funcionaba en casi todas las condiciones, con mala calidad de aplicación, en época de sequía, con el cultivo sucio, la maleza grande, hoy en día no hay ningún herbicida que se le parezca, sea para hoja ancha, hoja fina, lo que sea.

Debemos entender cada uno de los herbicidas que tenemos, cada uno tiene ventajas y desventajas, y ahora hay que empezar a articularlos de una forma más fina y no tan sencilla como antes con el glifosato.

La maleza es un competidor directo de los cultivos respecto de los nutrientes del suelo…

– Seguramente, en muchos lotes todavía no se empieza a ver un impacto económico de este tipo de malezas, las vemos dispersas; pero para manejar semejante problemas hoy en día tenemos que tener una tolerancia cero, no podemos pensar que un par de plantas dispersas no me van a quitar rinde, hay que pensar que si eso lo cosechamos y lo diseminamos con la máquina, el año que viene sí vamos a perder rinde y va a ser muy difícil controlarlo.

A estas charlas también tendrían que venir los contratistas, los maquinistas…

– Exactamente, mucho viene de la mano de la cosechadora, tenemos que saber de dónde viene. También es importante el tema de la aplicación, el glifosato funcionaba bajo cualquier situación y los herbicidas que estamos manejando hoy en día no tienen movimiento dentro de la planta, entonces tenemos que llegar con gotas a todo el tejido disponible de la maleza, es por eso que se empieza a dificultar y vemos que los herbicidas no funcionan. Eso viene atado a que estamos manejando la misma calidad de aplicación y las mismas técnicas de aplicación que utilizábamos con el glifosato, y ahí empiezan a verse las falencias de este tipo de productos.

¿Está ávida la gente de este tipo de charlas?

-Sí y no tanto. Cuando voy a dar este tipo de charlas a una zona que ya está complicada, me esperan con los brazos abiertos porque esperan que lleve alguna solución o algún comentario que les sea de utilidad al otro día. Lamentablemente cuando voy a zonas en las que todavía no está el problema y podríamos llegar a anticiparnos, como el margen está tan fino, y el productor tiene muchas complicaciones en su mente, no presta atención a algo que uno le está diciendo que va a venir, y ese va a venir, en el caso del yuyo colorado, no tarda nada, las mejores estimaciones pueden hablar de que en dos años lo tenés, y cuando te descuidás al año siguiente ya está.

El yuyo colorado está rompiendo todas las barreras de velocidad de dispersión, de resistencia a herbicidas y demás, y me ha pasado de ir a algunas zonas que todavía no lo tienen, a tratar de mostrarles el problema que se viene, y es difícil que uno que no se quemó empiece a invertir y a cuidarse de algo que no vivió. El momento ideal es cuando tenemos productores que ya están complicados y otros que no, ahí se da un nexo entre los que empiezan a participar porque están con mucha infestación de yuyo colorado, y otro que empieza a ver cómo el vecino tiene el lote y ahí empiezan a tomar ciertas acciones.       

                   Angel Pesce

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img