Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 25 de mayo de 2022
9.1 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

El rock y el blues como bandera: El presente venturoso de Natty Blues

Escribe: Mario Cuevas.

- Publicidad -
- Publicidad -

Dice Natty Blues: “El blues habla de ese clamor de libertad, de poder salir adelante, que pase lo que pase siempre hay alguien que te está esperando, que estuvo ahí por vos. Creo que ése es el rock, y el blues, el que yo hablo, el que levanto bandera. Me identifico todo el tiempo, aún con notas, con ese color que tiene el blues que hace que pueda brillar y salir lo que tengo dentro. Creo que me sale natural, nunca dije “me voy a dedicar al blues, voy a cantar rock”, sino que me salía de adentro, lo elegí. A mi mamá le gustaba el folklore, mi hermana lo cantaba, mi hermano también lo hacía. A mí también me gustaba, como todos los géneros, pero no me sentía en ese lugar, pero cuando empecé a hacer rock y blues pude entender que eso era parte de mí.”

Con el rock y el blues como bandera Natty Blues ha construido un gran presente y un futuro venturoso. Pertenece a una familia musical, su hermano Tin de Azevedo es un prolífico compositor, su hermana Eugenia una gran cantante semi escondida, su sobrina Alina de Azevedo también es vocalista y está comenzando a escribir su propio material.

Natty está cosechando sus frutos musicales gracias a su constancia y talento: se presentó en el Me Encanta Bolívar 2022 con su nueva banda: Mario González y Juan Gallo en guitarras, Mauricio Exertier en bajo y Luciano Taborda en batería (el tecladista Gustavo Aguilar aún no se ha sumado debido a problemas personales).

El sábado 5 de marzo Natty y su banda registraron en la productora Buenas Notas tres videos y una entrevista que saldrán al aire en un mes aproximadamente en Mete Púa, el programa del guitarrista Diego Mizrahi, que se emite por Canal (á). Finalizada la rotación los videos quedarán en poder de Natty y su banda. Además, Natty tiene un disco bajo el brazo, De sombras a la luz (2021), que ya está sonando en las radios y en las redes sociales.

Natty, Natalia, la menor de la familia, no sabe cómo comenzó a apreciar la música pero tiene la certeza que fue de muy pequeña. Los fines de semana Lindo, su padre, le cantaba por la noche canciones de cuna y otros temas que a él le gustaban. “Siempre cantaba con mucha pasión, con esmero – cuenta Natty – se copaba y yo me terminaba copando y en vez de dormirme me excitaba y no funcionaba mucho, hasta que le buscaba la vuelta para calmarme y dormirme. Yo disfrutaba mucho ese momento porque al no tenerlo en la semana, en ese momento podía ser la mimosa de papá”.

A los seis o siete años comenzó a tocar el teclado; Chola, su madre, le dio el gusto cuando le pidió tomar esas clases. “Estuve aprendiendo más o menos un año y medio, me gustaba mucho pero la profesora no pudo darme más clases, probé con otra pero no tenía tanto swing, no daba las clases con amor y terminé frustrándome y guardé el teclado.”

A los nueve Natty descubrió el rock nacional pero le provocaba sentimientos encontrados al intentar interpretar ese repertorio: “Me pasaba algo re loco, cuando cantaba sentía que no me encontraba, que no era igual a otras nenas que cantaban, pensaba que tenía la voz muy rara y no cantaba mucho en público”. En su casa había muchos casettes de rock argentino pero también de folklore, el género predilecto de su madre, Natty se despertaba por las mañanas con el canto apasionado de Chola. “A los doce comencé con la guitarra – recuerda Natty – Eugenia, mi hermana del medio, tocaba la guitarra y cantaba muy bien folklore pero también el rock, así que a la noche cuándo nos mandaban a dormir, con la luz apagada cantábamos canciones de Sui Generis, Charly García y León Gieco”.

Con el tiempo le fue perdiendo el miedo a la guitarra, desarrollando su oído y aprendiendo lo suficiente como para poder acompañarse y cantar. A sus quince ya dominaba un buen repertorio de rock, punk y pop. “Ahí empecé a descubrir mi voz, me daba cuenta que no era una voz muy corriente, pero seguía haciendo ruido en mí.”

Un día cayó en las manos de Natty un compilado de compactos que lanzó la revista Noticias bajo el título de ‘Rock Nacional, La Colección’, con la dirección artística de Alejandro Pont Lezica. Los discos, que traían un librito informativo, contenían material interesante, temas inéditos, diferentes registros en vivo, canciones de álbumes descatalogados y más de un incunable. Allí Natty encontró una versión de Desconfío de la vida con Pappo y Celeste Carballo, toda una revelación. “Nunca lo había escuchado – cuenta – y en ese momento entendí que era por ahí, entendí que mi piel y mi sangre reaccionaban a esa música. Entré en un proceso muy grande en mí porque por primera vez me sentía cómoda cantando. Fue hermoso y muy mágico, y entendí que estaba bien que tuviese una voz distinta, diferente.”

Con la verdad revelada comenzó a cantar en público y a los veinte años aparecieron sus primeras canciones. “Entendí que tenía muchas cosas que decir y expresar. No me gustaba mucho hablar de mí, en general me gustas escuchar más que hablar…”, dice.

Profesora de danzas recibida, Natty actualmente está estudiando en el Conservatorio de Música Osmar Maderna de Pehuajó. Su rol de madrey su trabajo en el Jardín 910 de Villa Diamante retrasaron los estudios, pero continúa formándose y codeándose con sus pares.

En el 2020 Natty decidió grabar un disco. Se contactó con Pablo González, quién junto a su hermano son propietarios del sello discográfico Supercielo group con sedes en Buenos Aires y Los Ángeles. En plena cuarentena comenzaron la tarea, Natty tuvo que elegir once de sus canciones y partir de allí comenzó a nacer De sombras a la luz, álbum que salió en 2021. “De las once canciones que mandé en ninguna estuve desconforme con su producción, Pablo entendió lo que yo quería y eso fue mágico, fue una tremenda bendición, es algo que no ocurre naturalmente. Cuando tuve que grabar mis voces fue todo un desafío: escucharme, aceptarme, corregirme. Pablo hizo de couch, me sugería varias cosas, realmente fue muy enriquecedor para mí, pero esto es el principio, creo que tengo que seguir mejorando.”

De sombras a la luz está navegando por la web y sonando en las radios de nuestro país, México, Chile, El Salvador, Puerto Rico y en Europa. En el canal de youtube de Natty Blues podemos disfrutar de los videos realizados por Emiliana Ron de Todo te pertenece, filmado en Hale, y de Más alto, registrado en Bolívar. En estas canciones, como en todo el álbum, se puede apreciar claramente la esencia de Natty Blues: el rock y el blues en su sangre, su voz avasallante y sus letras que reflejan su universo particular. La misma Natty lo corrobora: “Mi inspiración para hacer canciones vienen de Dios, de mi hija, de situaciones que tuve en mi vida que hicieron tocar fondo, y realmente pude entender cómo salir adelante – explica muy convencida – Hoy me considero libre de todas esas angustias y horrores que marcaron un momento de mi vida, pude salir adelante con la ayuda de Dios y mi familia”.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img