Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 08 de febrero de 2023
24.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“El público no asume riesgos: van al cine a lo recontra seguro para ellos”

Nota a Nadia Marchione - Última parte.

- Publicidad -
- Publicidad -

¿Pervive ese axioma, esa especie de muletilla?

– Sí. O gente que te dice “Sí, está buenísima, no parece cine argentino”.

Bueno, Darín solía decir: “Cuando alguien ve una película argentina buena, dice ‘qué buena película’, no ‘qué bueno es el cine argentino’, y si es mala ‘qué malo el cine argentino’, no ‘qué película bazofia’. Y al revés si es yanqui: si es buena, dicen ‘qué grande el cine yanqui’, y si no les gusta, ‘qué mala película hemos visto’.

 – Claro, sí. Igual, guarda: si pensamos en el cine comercial, también este año hubieron propuestas que no resultaron masivas. A El menú vino muy poca gente. Lo mismo con la última de Guillermo del Toro, que tenía actores híper conocidos… Pero hay películas que son un éxito seguro de taquilla. Yo creo que con la proliferación de plataformas y la posibilidad de elegir on demand, que también implica la chance de irme enseguida, el público no asume riesgos: van al cine a lo recontra seguro para ellos. Ahí tenés la proliferación de sagas. Ya sabés que te gusta el universo de tal film, y entonces vas porque sabés que no te clavarás. Por ahí te gusta menos que la anterior, pero te va a gustar.

Hacer cine como ‘milangas’ Una lógica de producción cinematográfica que termina ‘secuestrando’ las pantallas de los cines: llegará un momento, pronto quizá, en el que todo será sagas: Avatar 2, Star Wars 28, y así.

– O la que toma de protagonista a un personaje que sale de una de esas, y arma otra saga.

Está todo seriado. Pareciera que el cine sigue a las plataformas, no al revés.

– Sí, una lógica de series más que de películas. ¿Cuánta gente que conocemos te dice ‘no, me enganché con las series, hace rato no miro una película’?

Y van al cine a seguir viendo series, digamos.

– Claro.

No sé cuán artístico es ponerse a escribir una película sabiendo que la vas a continuar con la 2, con la 3. En un punto, se asemeja a la tv, que guiona sus tiras a medida que la serie va saliendo al aire, y en función de la recepción popular de los personajes hace crecer a unos y debilita a otros…

– Uno sin llegar al ‘todo tiempo pasado fue mejor’, cuando ves una película, no sé, ponele de Leonardo Favio, siempre notás la diferencia, respirás cine.

Se jugaba todo en cada obra. Imaginate David Lynch haciendo Mulholland Drive pero con la decisión tomada de ini ciar una saga. Hubiera sido diferente, supongo.

– Tal cual. Hace poco me pasó con El suplente. Noté que estaba viendo una película, me fui emocionada del cine. Una obra pensada como película, que empieza y termina en esa hora y media, y se agradece que no sea de esa extensión tremenda que tienen algunos largometrajes, cosa que ya me supera.

Exagero, pero si todo es tan seriado, la realización de cine va a terminar asemejándose a la elaboración de milanesas.

– Sí… En esta época tiene mucho peso la opinión de los fanáticos, cómo pega un personaje, cosa que saben por las redes y los propios fans. Entonces tal personaje termina mereciendo una película. Hay ciertas cuestiones más de mercado que se meten en el contenido de las películas.

Esto quiero decir: si el director de la obra no es un experto en mercadotecnia, tiene uno al lado que se le mete en la ‘cocina’.

– Total. Es que a veces ni se sabe quién es el director de la película… No son películas de autor. Pero ha pasado toda la vida: el cine de autor versus el cine mainstream. No sé si de un modo tan exacerbado.

Chino Castro

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img