Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 24 de septiembre de 2021
8.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

El “Pintoresquismo”

- Publicidad -
- Publicidad -

Tal vez sea este de los movimientos más accesibles a nuestras necesidades y acorde en lo constructivo a lo que en su momento se podía ejecutar en nuestras ciudades.

Fue una corriente muy desarrollada en nuestro país a tal punto que se llegó a hablar del “estilo marplatense” en referencia a esta corriente, ya que en esa ciudad hubo una basta producción de obras a cargo de 3 grandes arquitectos como lo fueron Auro Tiribelli, Alberto Corsico Picollini y Raúl Camusso.

- Publicidad -

Pero comencemos por el principio. Como toda corriente arquitectónica, o casi todas, se origina en el viejo mundo con la pintura, llamada el “estilo pintoresco”, una categoría estética más bella y sublime. En estas pinturas aparecían de fondo viviendas rusticas, cabañas, caseríos de una vida ligada más al campo que a las ciudades, rodeadas de verde.

Entrando en lo netamente arquitectónico es una corriente que desecha la simetría y hace gala de la irregularidad, de las texturas y de las formas. De la yuxtaposición de volúmenes que avanzan y retroceden buscando el mar, el sol, el bosque, la montaña.

La de la inclusión del paisaje a la casa y de la casa a la ciudad, como una prolongación de esta.

Un estilo que “usaba” los materiales del lugar, un estilo más regionalista. En Mar Del Plata la piedra “cuarcita” que se extraía de las canteras de Batan, a tal punto que se le llamo y se le llama la piedra “Mar del Plata “y tejas españolas. En Bariloche las piedras bolas, la pizarra y la madera “hachuelada”

Si bien el origen es de Europa, nosotros nos vimos influenciados por la arquitectura estadunidense, más precisamente por el “chalet” californiano.

En las ciudades costeras, como en las serranas o de montaña se respetó la idea del entorno con lo natural, pero en las ciudades pampeanas se construyeron sobre la línea municipal del frente, bien del estilo hispano criollo, negando todo el entorno.

A nivel mundial no hay muchos edificios “famosos”, pero si a nivel nacional.

En Mar del Plata podemos encontrar la Villa Ortiz Basualdo, hoy museo, en la loma de la avenida Colón, y el golf club de Mar del Plata. También están todas las viviendas del barrio Los Troncos.

En Bariloche lo más clásico del estilo es el Centro Cívico y el hotel Llao Llao, diseño del Arq. Alejandro Bustillo. Este último también diseño el casco de la estancia Villa María, conocido ahora por ser escenario de varias novelas y de casamientos de famosos.

Y como esta columna se llama Bolívar y sus Sitios… no podíamos dejar de referenciar este estilo en nuestra ciudad.

Estilo que lo podemos dividir en tres en nuestra ciudad. Por un lado, aquellas viviendas que pudieron jugar sus diseñadores con algunos retiros y volúmenes, aquellas que fueron netamente construidas sobre la fachada municipal y las mas parecidas al estilo “marplatense”.

Dentro de las primeras se encuentran las más cercanas al estilo pintoresquistas. Tenemos dos de las más paradigmáticas de Bolívar que son las viviendas de la familia Barrios y Aguilar sobre la Avenida Brown. Un poco más al centro la de la familia Juaristi, en la misma cuadra. Sobre la misma avenida y frente a la plaza Alsina está la vivienda de la Familia Pérez. Casi todas desarrolladas en dos niveles.

En un nivel el chalet de la familia Viola en la esquina de Lavalle y Rebución y la vivienda de la familia Urruty en Av. Gral. Paz.

Sobre las construidas netamente sobre línea municipal, podemos encontrar en la calle las Heras al 50 la de la familia De la Serna y más allá, al 150,  la de la familia Municoy y la vivienda de la familia Calac en la Avenida Gral.Paz al 250.

Renglón aparte, ya que es un poco mezcla de este estilo con un neo colonial es el conjunto de edificios del tanque de agua y Obras Sanitarias.

En la esquina de Las Heras y Pellegrini esta la casa de la familia Mapis, en la esquina de San Martin y Azcuénaga otra y en Av. San Martin y Chiclana otra esquina, estas tres más cerca del estilo marplatense.

Como vemos, el pintoresquismo, vasco – francés, estilo marplatense tuvo muchos adeptos en nuestra ciudad con obras realmente de un alto valor arquitectónico y constructivo. Dignas de observarlas y disfrutarlas.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img