Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 27 de noviembre de 2021
19.9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“El nuevo edificio será muy importante, precioso en sus arquitectura y muy cómodo”, aseguró Bali Bucca

Instituto Superior de Formación Docente.

- Publicidad -
- Publicidad -

El diputado nacional y candidato a senador provincial, Eduardo Bali Bucca, vuelve a estar frente a una campaña política. En su doble rol de legislador y candidato, algo que ya le ocurrió en 2019 cuando se postuló a gobernador bonaerense siendo diputado nacional, no para, no descansa, y busca esos 3 puntos que lo distancian de una banca en el Senado provincial si se tienen en cuenta los resultados de las primarias de septiembre. Y a su vez también busca sumar más votos a la lista local que encabeza Pablo Soria, para continuar respaldando la gestión municipal, hoy al mando de Marcos Pisano.

Un Bali muy activo se detuvo unos minutos para hablar con LA MAÑANA de varios temas, comenzando por la gestión del nuevo edificio para el Instituto de Formación Docente y Técnica N° 27.

- Publicidad -

Estuviste reunido con el nuevo ministro de Educación de la Nación…

– Sí, exactamente, mantuvimos una reunión con Jaime Persic, que es un ministro del cual conocemos su forma de desenvolverse, de trabajar; con él trabajamos en su momento la gestión del nuevo edificio del Centro Regional Universitario, también el edificio del Jardín Maternal “Mundo del revés” y el jardín de infantes “Hagan lío”, como también el nuevo edificio de la Escuela Especial N° 502.

El en su momento era el Secretario de Educación nacional de Alberto Sillioni, entonces en toda mi primera etapa como intendente pude trabajar y articular muchas cosas para Bolívar, y hoy nos toca el desenlace de lo que fue un proceso de gestión muy largo, que comenzó en 2017 cuando envío un proyecto de Ordenanza al Concejo Deliberante para donar un terreno de 25 metros por 70, que está sobre la avenida Centenario, entre la calle Luis Mallol y la Avenida Cacique Catriel, destinado a la construcción del edificio para el Instituto de Formación Docente y Técnica N° 27. Es una institución que tiene 52 años, en su momento funcionó en la Escuela N° 7, cuando el Colegio Nacional se muda al nuevo edificio, el Instituto ocupó el edificio de calle Güemes hasta hoy.

El Instituto es una institución que viene en progreso franco permanente, hoy son más de 1.300 los alumnos y alumnas que concurren a esta institución. Estamos en la última instancia, ya se gestó el proyecto, se articuló con la comunidad educativa que hoy dirige Luciano Sánchez; pero en su momento dirigía Marcela Esnaola. De esta institución también fue directora Mirta Farace, todos ellos fueron partícipes del armado de este proyecto que se va a convertir en un nuevo edificio educativo y que va a generar un movimiento enorme en el polo educativo que estamos gestando y desarrollando en la zona del CRUB.

¿Ya hay plazo de obra, se sabe cuándo sale a licitación?

– Estamos en una instancia en que los equipos técnicos han realizado intercambios con las áreas de infraestructura del Ministerio de Educación en cuanto al armado del proyecto, de acuerdo a las características de la institución. En el medio hubo un cambio de ministro, asumieron nuevas autoridades en el área de infraestructura, han articulado muy fuerte en los últimos días para ultimas los detalles y nosotros estamos buscando que en los próximos días se dé efectivamente la firma del convenio que habilita el nuevo proceso administrativo legal de licitación para la construcción del edificio.

Estos proyectos llevan mucho tiempo, parte del recorrido es oculto, no se ve; pero sucede, está, son de esos grandes sueños que nos gusta encarar y que muchos de ellos hemos podido concretar.

¿Hay alguna fecha estimativa?

– No son momentos de dar fechas; pero nos animamos a contar estas cosas porque tenemos una carta de presentación, se nos puede plantear que se tardó más, que se tardó menos, que hubo algún tipo de interferencia; pero la visión programática del Bolívar que hemos tenido se va cumpliendo y realizando, y los vecinos lo van disfrutando. Si podemos firmar el convenio en los próximos días, ahí mismo tenemos que comenzar con el proceso de licitación y el comienzo de la obra.

¿Está la posibilidad de que se gestione por administración como hizo el municipio con la obra del nuevo edificio del Jardín N° 905?

– Hay distintas formas, a veces puede licitar el municipio, puede licitar el ministerio, lo que tiene que haber es una decisión y una voluntad de cumplir con los plazos de financiamiento, caso contrario no hay posibilidad de que una obra se haga sin interrupción; si no hay flujo de dinero, si no hay transferencia económica, las obras se detienen, y esto ocurrió, lo vimos en distintas obras en nuestro Bolívar, y fui parte de la reunión con el intendente Pisano en la que decidimos hacernos cargo de la obra del Jardín N° 905, aún cuando algunos de la oposición no nos acompañaron, porque caso contrario debíamos esperar que hubiera una resolución del Ministerio y hoy todavía tendríamos el jardín inconcluso.

El financimiento va a ser del Ministerio de Educación de Nación, el municipio no puede encarar una obra de esta naturaleza, estamos hablando de un edificio muy importante, precioso en sus características arquitectónicas, muy cómodo para esos 1.300 alumnos que hoy acuden al Instituto de Formación Docente y Técnico. Allí se forman las docentes que luego forman a nuestros jóvenes, a nuestros niños; pero también es técnico, hoy se dan carreras vinculadas a la industria del software, carreras de emprendedurismo, vinculadas a lo agropecuario.

¿Qué balance hacés de la visita de Kicillof y qué pudiste hablar en privado con el gobernador?

– Yo tengo un vínculo de mucha fluidez de diálogo con los principales funcionarios de la provincia y de la nación, y aprovecho para plantear cosas que puedan mejorar las gestiones y por supuesto siempre tratar de gestionar cosas para Bolívar. Yo quería que además de contar la obra que se estaba haciendo en la ruta 65, sacarle el compromiso al gobernador de incluir el tramo desde Bolívar hasta Guaminí, y eso lo logramos, es una demanda de los vecinos de Urdampilleta y Pirovano.

Hoy tenemos un amigo en Vialidad Provincial que es Hernán Izurieta, que fue intendente de Punta Indio, y a partir de ese mismo día estamos trabajando para acelerar esos procesos. Tenía pendiente todo lo que es la infraestructura de los lotes con servicios: cloacas, agua, cordón cuneta y mejorado, y también pudimos gestionarlo. Este tipo de visitas le dan muchas cosas a Bolívar que trascienden los gobiernos y las personas, las cosas quedan y los paisajes de la ciudad van cambiando.

Hoy volvemos a hablar mucho de empezar a construir las mesas de inversiones efectivas para la creación de empleo, y en ese sentido el gobernador tiene una agenda muy importante y estuvimos conversando mucho de eso, de la visita de empresarios que están vinculados a los sectores agro industriales, de generación de valor, para potenciar lo existente o generar nuevos emprendimientos a partir de la llegada de energía. Estamos a punto de ingresar en una época nueva en Bolívar, que no tomamos dimensión de lo que se trata, y las instituciones, el ámbito educativo, el empresariado, los productores, la comunidad en general, los medios, la gestión, tienen que estar a la altura de las circunstancias para poder proseguir con lo que viene que es un crecimiento y un desarrollo armónico con oportunidades de trabajo, empleo y crecimiento.

Es inminente sacar al Corralón Municipal de su lugar histórico…

– Estamos muy cerca. Soñamos que ese Corralón se transforme en un gran centro cultural, con el museo que Bolívar merece tener, es algo que lo tenemos en la visión de la gestión y lo vamos a trabajar muy fuerte. Y eso nos va a permitir deshacernos de la circulación del tránsito pesado que genera el Corralón.

“Desde la Legislatura podríamos trabajar fuertemente con Marcos Pisano en gestiones para Bolívar”

En los últimos 4 años te vimos alejarte de Bolívar porque tenía que recorrer la provincia como candidato a diputado nacional primero y a gobernador después, hoy se te ve mucho más cerca de la gente…

– Exactamente. Primero duermo en Bolívar, que no es menor, más allá de que llego tarde y a veces me quedo afuera porque no tengo llave (risas). Eso me pone cerca de mi familia, de mis amigos y de mis vecinos, es lo que mejor me sale, lo que más siento y lo que más me gusta. Sé que también tuvo un costo mi alejamiento, si hay un lugar que te aleja es el Congreso, por los temas que se tratan.

Y también por cómo habías planteado tu carrera política de cercanía…

– Claro, por mi forma, no es que fue un alejamiento buscado sino un alejamiento que te genera el propio cargo, hasta quizás sin un tiempo de maduración y de explicación necesaria hacia los vecinos. Y parte de esa explicación se las he dado hoy; si hay una herida claramente no es de muerte, se sana rápidamente, con diálogo, con estar cerca, eso me pone muy contento y me deja muy tranquilo independientemente del resultado del 14 de noviembre.

Claramente tengo una enorme expectativa puesta en el 14 porque el lugar que se busca es de proximidad con nuestra ciudad, más allá de que también hay representatividad hacia otras ciudades; pero es acotado. Desde la Legislatura podríamos trabajar fuertemente con Marcos Pisano en gestiones para Bolivar, con un poder muy importante en la Provincia para resolver temas concretos. También vemos esa oportunidad, que los otros espacios no tienen representación de Bolívar en lo seccional, es una oportunidad para todos. Es difícil, lo sabemos desde un principio.

Pero de acuerdo a las expectativas que tenías para septiembre, no te fue mal…

– Quedamos cerca; pero hay que lograr el acompañamiento de los vecinos para lograr ese 33,33 % que hay que sacar en la Sección, después de muchos años que no se llega a ese porcentaje. Estamos haciendo la tarea y serán los vecinos quienes definan el 14 con su voto lo que quieren.

Lo mío son 14 ó 16 horas por día de laburo, es así. Es difícil estar cerca de todo en un terreno tan amplio; pero lo intentamos. De todos los lugares por los que pasé va quedan mucho aprendizaje que trato de volcarlo en Bolívar, y contactos que sirven. La llegada de la energía en los próximos dos años nos va a traer novedades que son impensadas, y a partir de ellas vamos a visibilizar lo que significa lo que está llegando, porque es difícil mostrar columnas, cables y una estación transformadora; pero cuando empiecen a aparecer algunas novedades podremos hacer la correlación de que “esto” está porque primero estuvo “esto”.

Viene un posicionamiento de verdadera ciudad, ese paso de pueblo a ciudad del que vamos a ser protagonistas o lo vamos a poder vivir, y tenemos que estar preparados para eso.

¿Ves una elección distinta en la Séptima de lo que se dio en las PASO?

– Creo que va a ser una elección distinta, también el vecino ha hecho una lectura y empieza a encontrar motivos para elegir en lo local, porque empieza a contrastar qué queremos, un gobierno activo, dinámico, con una visión de mediano plazo, de futuro, que ha transformado el paisaje de la ciudad, o es claramente una alternativa que también conocemos, y que personalmente no quiero ese formato para Bolívar.

También es cierto que la sociedad votó hace dos años con una expectativa para dejar atrás algo y para encontrar un cambio que no encontró, con pandemia en el medio. El enorme desafío es cómo se recupera la economía, cómo hay una recuperación concreta, virtuosa y monolítica con el sector agropecuario y la industria, y me comprometí con el nuevo ministro Julián Domínguez a ser vocero y articulador de eso, porque necesitamos un estado provincial y nacional que genere una sinergia con estos sectores para promover el empleo, el trabajo, generar nuevos mercados externos pero aumentar la producción, con un rostro de los bancos Provincia y Nación que no sea burocrático.

Si el gobierno nacional y los candidatos logramos generar y hacer carne eso, la recuperación económica, en entender que el salario no alcanza y hay que recuperar el poder adquisitivo, en los contrastes de las alternativas que hay, no tengo dudas que la elección va a ser mucho mejor el 14 de noviembre, ese es el desafío.

En la Séptima no fue amarillo, fue rojo el color ganador, por Manes, y Manes no aparece en la boleta como principal figura como pasó en septiembre…

– Cada uno de los espacios tiene su desafío. Cambiemos tuvo su interna y generó más movilización; Facundo, a quien conozco y por quien tengo un profundo afecto y una amistad, vino a traer algo fresco al radicalismo, con quien nos une también muchas cosas; pero quien es cabeza de boleta es Santilli, que es Macri, el desafío es cómo pueden convocar nuevamente a todos esos votantes. Acá siempre tratamos de expresar una concertación, porque no sólo nos vota el peronismo, también sectores del radicalismo, sectores independientes.

Esta es una campaña totalmente distinta, prácticamente sin barbijo, hay reuniones, lanzamiento de listas, es volver un poco a la normalidad de lo que conocíamos…

– Porque la situación sanitaria lo permite, la cercanía que tuvimos en el último año y medio, y podemos hacer autocrítica de eso, fue una cercanía indirecta con el vecino; hoy eso con los cuidados pertinentes se ha revertido, hay caminatas, reuniones cuidadas, muchos patios, cada vez más amplias, reuniones en las plazas. Es nuestra esencia, nuestra identidad, nuestra fortaleza, que no la tuvimos en la primera etapa. Creo que eso también va a sumar. No hay mejor corrección de la gestión que la escucha, la mesa redonda en la que el vecino te plantea lo que necesita. Y hoy a cada barrio que vamos o a cualquier vecino que visitamos de planta urbana le vamos con la carta de presentación del vaso medio lleno, y eso es la punta de lanza de decir que lo vamos a completar, porque hicimos mucho, ¿quién va a hacer lo que falta?, nosotros, tomando las decisiones que haya que tomar, y ya lo estamos haciendo.            A.P

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img