Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 29 de septiembre de 2021
14.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

El Mangrullo rompió su silencio pandémico con Pluft, el fantasmita

Con dirección de Pablo Villanueva y numeroso elenco.

- Publicidad -
- Publicidad -

Con una contundente respuesta de más de ciento cincuenta espectadores en total a las tres funciones realizadas, el fin de semana se produjo el regreso de El Mangrullo a la actividad presencial, tras la larga, densa interrupción que impuso la pandemia. El grupo teatral más longevo de la ciudad se reencontró con su gente en su sala de Venezuela 536 a través de la obra Pluft, el fantasmita -un infantil para toda la familia-, dirigida por Pablo Villanueva y un elenco de quince actores y actrices.

“Es un infantil, pero planteado para toda la familia, para gente de toda edad”, fue lo primero que dijo días antes del estreno el director, que además es parte del elenco. En la ocasión, Villanueva y Betty López, una figura histórica de El Mangrullo, brindaron en conferencia de prensa en Venezuela 536 los detalles relativos a este regreso y a esta obra, a la que el director metió mano para delinear una versión libre. Las primeras funciones tuvieron lugar el sábado y el domingo en la mencionada dirección, y el derrotero continuará en octubre.

- Publicidad -

Pluft, el fantasmita es una obra de teatro infantil galardonada con el premio Moliere en 1988, escrita treinta y tres años antes por la brasilera María Clara Machado. Con los años ha sido representada en España y otros países, y también en teatros independientes argentinos.

Pluft es un pequeño fantasma que vive en una casona abandonada con su madre y su tío Gerundio. No conoce a la gente y le aterra encontrarse con ella. Sin embargo, cambiará de opinión el día que conozca a Mirabelle.

La propuesta es un espectáculo de fantasmas y piratas para toda la familia, con mucha magia, diversión y un mensaje de la fuerza de la amistad sin importar las apariencias, describió El Mangrullo en un comunicado de prensa enviado a medios en los días previos al estreno.

“Como fue escrita en 1955, está desactualizada si tenemos en cuenta las modalidades del teatro infantil que se empleaban en aquella época. Por eso me he tomado el atrevimiento de hacer una versión libre: agregué personajes, quité otros, la di un poco vuelta pero en esencia sigue siendo la misma pieza”, explicó Villanueva. En esta nueva encarnación, la duración es de cincuenta y cinco minutos.

En escena hay once personajes, más cuatro actores denominados negros porque no se ven pero ponen a funcionar fantasmas que vuelan y recursos por el estilo.

La ficha técnica es así: Elenco: Enrique Carlos Vázquez, Hernán Hernández, Alejandro Lautre, Diego Domínguez, Pilar Vázquez, Betty López, Alejandro Asperué, Myrian Román, Susana Di Julio, Laureano Ibáñez y Fernando Villanueva. Actores negros: Fabio de la Iglesia, Luis María Casajús, José Silva y Pablo Villanueva. Sonido: Melina Gómez. Iluminación: Gisela Biscardi. Música original: Bernardo ‘Pepo’ Villanueva. Escenografía: Myrian Román y Fabio de la Iglesia.

El proceso de ensayos comenzó en marzo (pensaban estrenar la obra en julio, durante las vacaciones de invierno). En mayo hubo que interrumpir el trabajo por el estallido de la segunda ola de covid en la ciudad, y un par de meses después retomaron la senda. “Fue duro, pero acá estamos. Al ser tantos se hizo difícil, pero logramos plasmar una obra que implica mucho trabajo desde la utilería, porque le agregamos mucha magia y va a sorprender con algunas cosas”, prometió Villanueva. “Al ser un infantil, hicimos hincapié en personajes histriónicos, exagerados, que van más allá: el malo es bien malo, el bueno es bien bueno, se grita y se sobreactúa. Estamos muy conformes con el producto que presentaremos, y ojalá al público le guste”, completó.

“Para mí esta obra es muy emotiva, porque hace muchos años El Mangrullo la llevó a escena, con dirección de Omar Pérez. Los mayores estuvimos. Fue hecha por chicos que hoy son abuelos, como el contador Chorén o Luis Paz. Los más grandes nos encargamos del sonido, así que para mí es una emoción muy grande todo esto porque siempre amé esta obra, de la que en aquella ocasión participé siendo muy joven”, expresó Betty López, que en esta nueva versión compone a la madre de Pluft, personaje encarnado por Alejandro Asperué.

Otra buena noticia para El Mangrullo es que en las funciones del fin de semana último estrenó su instalación de gas natural, una obra que anhelaba desde que inauguró su sala propia y que fue lograda gracias a aportes económicos del municipio, del gobierno municipal y de los propios mangrulleros. 

La serie de funciones de Pluft, el fantasmita continuará en octubre, el sábado 16, a las 19, y el domingo 17, a las 16 y a las 19.

Las localidades tienen un valor de 300 pesos. Oportunamente se informará las bocas de venta (seguramente serán nuevamente en la boletería de la sala mangrullera) y el protocolo sanitario a aplicar. (En las primeras funciones el aforo fue limitado, al igual que en el resto de los espectáculos que vienen realizándose en la ciudad en esta etapa de salida de la pandemia.)

Chino Castro

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img