Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 16 de abril de 2021
19.1 C
San Carlos de Bolívar

El intendente Marcos Pisano recibió a los Padres Organizados

Que la escuela sea lo último que se cierra y lo primero que se abra, y no al revés, es el reclamo puntual de este sector de la comunidad educativa.

El grupo de Padres Organizados Bolívar, que responde desde esta arista local a una comunidad con incidencia en todo el país, volvió a manifestarse hoy, en las propias puertas de la Municipalidad, ante el peligro inminente de que se suspendan las clases presenciales en la provincia de Buenos Aires respondiendo a los lineamientos que marcó el Presidente de la Nación en su mensaje de anoche.

Alberto Fernández decretó el cierre de todas las escuelas en el ámbito del AMBA y pidió a los gobernadores provinciales e intendentes municipales que adhieran a esas medidas como una manera de frenar la circulación del virus de COVID 19, en cuya segunda ola ya se encuentra inmersa Argentina.

El gobernador bonaerense Axel Kicillof, de quien se aguarda la palabra para hoy a las 16 horas, fue muy rápido anoche en mostrar su adhesión a los dictados presidenciales, tal como lo manifestó de inmediato en su red social Twitter.

Sin embargo, es un fuerte reclamo de parte de la comunidad educativa la no suspensión de clases, toda vez que con la aplicación de los protocolos adecuados y cumpliendo con los recaudos correspondientes en punto a la prevención, “ha quedado claro que la escuela no es un foco de contagio”. Quienes bregan por la educación presencial no interrumpida, particularmente padres de niños escolarizados, enfatizan también en el daño irreparable que causa a la educación una paralización tan pronunciada como la que ya se vivió en el país durante los primeros meses de la pandemia. Casi como una actividad preventiva es que propiciaron hoy esta movilización que tuvo manifestaciones en muchas ciudades del interior provincial y en la propia ciudad capital bonaerense.

A nivel local, unas 50 personas se aglomeraron con pancartas, banderas y algunas resonantes cacerolas, mientras vehículos que pasaban por el centro cívico se asociaron con bocinazos. Fue una simple forma de visibilizar el reclamo que finalizó cuando el intendente municipal, Marcos Pisano, abrió las puertas de su despacho para recibir a una delegación.
El encuentro duró aproximadamente una hora y, según manifestaron a este medio Victoria Pérez Parma y Roberto Banfi, quienes fueron delegados por el grupo a tal efecto, Pisano se mostró muy atento a sus planteos y todo transcurrió en un clima de cordialidad. No obstante, no obtuvieron ningún compromiso de parte del intendente aunque sí ser tenidos en cuenta “como parte de la solución y no del problema”.

“Vinimos a pedirle a Pisano, como vecino nuestro que es, que a la hora de asumir decisiones tenga en cuenta nuestra posición y, si es posible, que se transforme en nuestra voz frente a las autoridades provinciales o nacionales y no se deje vencer por presiones políticas”, dijo a La Mañana Banfi, quien también reconoció que vio al intendente “muy preocupado por toda la problemática del COVID y especialmente por la crisis que sufre el hospital”.

Por su parte, Victoria Pérez Parma, una de las cabezas líderes más visibles de la organización local, dejó clara la posición: “queremos que la escuela sea lo último que se cierre y lo primero que se abra, porque la escuela no contagia y en eso Pisano coincidió con nosotros”.

Más Leídas

Edición Impresa