Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 05 de junio de 2021
10.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

El intendente Marcos Pisano anunció un bono de $ 12.000 para los Municipales

- Publicidad -
- Publicidad -

El intendente municipal Marcos Pisano anunció un bono para los empleados municipales de $ 12.000 repartido en cuatro cuotas de $ 3.000 con los que llegará al último mes del año, además de otros beneficios para los aproximadamente 1.200 hombres y mujeres que trabajan para la comuna. En su despacho, ayer a media tarde, recibió a LA MAÑANA para referirse al anuncio.

Un anuncio que les viene bien a los empleados municipales…

- Publicidad -

– Sí, un alivio, un paleativo para el empleado municipal que es el que nos está defendiendo y poniéndose al frente todos los días y cumplir para lograr que la ciudad esté limpia y atendiendo la demanda del vecino. Considerando la difícil situación económica, la crisis que vive el país, y atendiendo lo que consideramos que se agravó desde el 11 de agosto hasta la fecha con todo el proceso inflacionario que tiene fuerte impacto sobre los asalariados del municipio de Bolívar.

Para que ellos hagan frente a las necesidades básicas es que hemos tomado esta decisión de ayuda complementaria, para que puedan mantener el poder adquisitivo. En primer lugar cumplir con el Convenio Colectivo de Trabajo, con el Salario Mínimo, Vital y Móvil que el 29 de agosto elevó el salario de 48 horas a 16.825 pesos en octubre. También llevamos 500 pesos al básico y el bono de $ 12.000 como complemento distribuido en los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre, para cumplir con el bono de fin de año, como hemos hecho en otras oportunidades.

La planta política queda exenta, no tiene acceso a este bono, se trata de atender a los más de 1.200 empleados que tiene hoy el municipio de Bolívar y es a quienes benefician estas tres decisiones que hemos tomado, de mejora y recomposición. Son paliativos, considero que no es una recomposición salarial, porque el trabajador y el jubilado han tenido que afrontar dos procesos de devaluación este año, por lo que se les pone cada vez más difícil cubrir las necesidades básicas.

Es inyectarle dinero a la economía local…

– Sin dudas, esto implica una erogación de más de 20 millones de pesos en estos cuatro meses. Entendemos que reactivar el mercado interno de la economía de Bolívar implica que el trabajador municipal tenga dinero extra en su bolsillo para gastarlo en la zapatería, el supermercado, para hacer frente a morosidades. Muchos empleados venían pagando el mínimo de la tarjeta de crédito y hoy están pagando el 146% como consecuencia de los refinanciamientos. Esto ha sumado una presión sobre el bolsillo del trabajador y lo ha condicionado en su poder adquisitivo.

Y nos apena mucho también el contexto local de cierre de pymes que ha dejado mucha gente en la calle. Hay que trazar un cambio en el modelo de país y que Argentina abrace una agenda que contemple al trabajo, a la pyme. Acá hubo mucha gente que dejó de tener un ingreso fijo por mes, una obra social, acceso al crédito, todos ellos motorizaban el mercado interno.

Esto se puede hacer porque han sido muy prolijos con los números…

– La Ley de Emergencia Alimentaria que se votó en el Congreso la semana pasada es una señal para que todos generemos prioridades. Para mí hoy la prioridad es el trabajador municipal y poder mínimamente sumarle un granito de arena para que haga frente a esta crisis, que está declarada a través de una ley y que fue generada por las políticas que ha llevado adelante Macri, que han golpeado y erosionado el ingreso del trabajador, del jubilado, con aumentos desmedidos en las tarifas.

Trabajamos en pos de mejorar a la totalidad de los empleados, que todos los tengan la misma posibilidad de llegar a un bono y que eso se traslade a mejoras y a llegar a las necesidades básicas para pagar servicios atrasados y demás. Vamos a seguir trabajando en esa línea de mejora y de recomposición.

Seguramente esto ya lo venías hablando con el equipo económico del municipio…

– Sí, en estos dos años que nos han tocado la macroeconomía ha tenido muchísima turbulencia, el equipo económico ha tenido una enorme responsabilidad. Siento mucha confianza por Gisela (Romera) y todo el equipo, en conjunto con gente del Sindicato que siempre plantean y reclaman, pudimos elaborar una propuesta superadora para que el empleado reciba, a través de un gran esfuerzo, al manejo ordenado de las finanzas, un bono que le sirva para paliar esta crisis. Son decisiones que tienen impacto directo en el bolsillo de las familias municipales.

Hay otros municipios que han hecho lo mismo con otro esquema, más acotado, con otros montos; pero las realidades son totalmente distintas. La Provincia hizo algo parecido, nosotros como municipio nos tenemos que hacer cargo de la salud, todos los empleados del Hospital, profesionales y no profesionales, van a ser beneficiados por este bono.

¿Ya tuviste repercusiones al menos de los empleados del Palacio de Belgrano 11?

– Anduve en el Corralón, en el Palacio Municipal, el empleado es un agradecido y uno siente que le debemos mucho todavía. Han sido bien recibidas las medidas, porque también ellos son conscientes del momento que se vive y considero que a futuro no sólo tienen que ser tenidos en cuenta en los Presupuestos. La política de recursos humanos no se sintetiza sólo a tener una buena remuneración, creo que tiene que haber buen trato, políticas de acceso a la vivienda, de oportunidad para que los hijos de municipales que hoy estudian en el CRUB o en la Casa del Estudiante en La Plata. La política de recursos humanos tiene que ser mucho más amplia.

Gustavo Morales ha dado un golpe de timón en Recursos Humanos…

– Sin dudas, el desafío que tomó Gustavo es fortalecido con la característica de mucho diálogo que es lo que le inculcado al equipo. Saber decir no en los momentos que no se puede y saber que hay que extremar el esfuerzo en estos momentos. Gustavo ha logrado consolidar junto a los sindicatos y a los empleados un buen ida y vuelta que se refleja en una valoración hacia él y todo su equipo.

El desafío es continuar por la misma línea, ojalá la Argentina pueda salir de esta crisis e ir hacia una recomposición salarial que le permita al empleado soñar con otros desafíos, hoy el desafío es llegar a fin de mes y muchos no pueden hacerlo, ojalá que a eso lo dejemos atrás y podamos pensar a futuro en mejorar la calidad habitacional, el acceso a distintos derechos que en este último tiempo han perdido.

En otros años para esta época ya se estaba Presupuestando el potencial aumento a los municipales para el año próximo, hoy parece imposible…

– No, claramente. Imaginemos que el Presupuesto 2019 fue elaborado con un dólar de 28 pesos y una proyección inflacionaria de 22% para el año, esas pautas las daba el Presupuesto nacional y uno lo tenía que traducir en lo local. El dólar hoy está a 60, la inflación no sé en cuánto terminará a fines de 2019, quedamos totalmente desfasados. Bolívar tiene la particularidad de proveer la salud a la población, cuyos insumos están vinculados en su totalidad al valor dólar, la devaluación que sufrimos erosionaron fuertemente las arcas municipales.

Todo indica que habrá un cambio de gobierno en el orden nacional y provincial, y que habrá una nueva matriz frente a dificultades y compromisos que la Argentina tiene, en lo nacional con la deuda externa, en lo provincial con la deuda de la Provincia, y empezaremos a discutir qué oportunidad va a tener el municipio de Bolívar. Mi compromiso es ir a pelear con las nuevas autoridades qué Presupuesto le va a tocar a Bolívar, y ahí necesitamos unirnos para ir a discutir el mejor Presupuesto para el 2020.

Angel Pesce

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img