Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 07 de febrero de 2023
16.9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“El ida y vuelta con la gente es la razón de ser de un Museo”

Aldana lora y un 2022 clave para el ‘Florentino Ameghino’.

- Publicidad -
- Publicidad -

El 2022 fue el año ‘consagración’ del Museo ‘Florentino Ameghino’ en esta nueva etapa. Bajo la coordinación de la museóloga Aldana Lora y con el trabajo invaluable de Laura Bertelli (en los últimos días ha incorporado nuevo personal), la reapertura lograda a fines de 2021 mantuvo su continuidad y la sucesión de exposiciones temporarias le dio una vida que no tuvo durante un largo período de tiempo.

“Fue un año súper intenso, en el que fuimos probando qué funcionaba. El Museo, si bien tiene 96 años, hay que darle una vuelta de rosca, una visión más moderna, porque sino quedamos muy atrás de la inmediatez a la que estamos acostumbrados”, sostuvo Aldana.

“También tuvimos un trabajo interno muy específico, que había que hacer: en inventario, el tratamiento de la colección, empezar a trabajar los espacios de una manera que se atienda la conservación preventiva. Varias de las salas tienen mucha entrada de iluminación y tuvimos que hacer algunas modificaciones al respecto”, agregó.

“Por lo tanto tuvimos como muchas puertas abiertas a la vez: armar exposiciones, recibir el público, recibir las escuelas, la conservación preventiva, empezar a pensar la dinámica de un inventario, al que es muy difícil definirlo en cuanto a estructura porque tenés que pensarlo para una variedad de objetos que todo el tiempo te das cuenta que falta un dato, un número. Por suerte ya llegamos a una definición con eso, ahora empezamos a volcar la información que es súper importante porque eso nos da, por ejemplo, un recuento de cuántos objetos conforman la colección”, destacó la joven.

“Y también darle forma al Museo. El año pasado se aprobó la Ordenanza que establece la existencia del Museo, lo cual es súper importante porque nos da un marco legal, nos permite por ejemplo pedir subsidios, y recibir donaciones. Con esta Ordenanza, todas las donaciones empiezan a pasar por el Concejo Deliberante. Todo queda asentado y obliga a tener control de lo que pasa con la colección, más allá de quién esté en la gestión.

“Finalmente, también es necesario mantener la colección en sí, observar cuáles son los problemas y las necesidades. Y empezar a hacer contactos, con el Archivo Histórico de la Provincia por algunas cuestiones relacionadas a la conservación preventiva; estuvimos en contacto con el Museo ‘Bernardino Rivadavia’ y este año la idea es que venga un especialista en taxidermia”, prosiguió con la explicación.

Aldana mencionó asimismo que recibieron “visitas muy interesantes en el año que pasó: Leonardo Casado, licenciado en Museología, que trabaja en el Centro Cultural de las Ciencias en Nación; y también Virginia González, que es la directora del Museo Histórico Sarmiento, quien también es especialista en conservación preventiva. Fue un intercambio muy interesante con otros profesionales que vienen y se sorprenden”.

Aldana se hizo cargo del Museo hace ya más de 6 años, junto con la designación de Santos Vega en el Archivo Histórico municipal. Desde entonces, ambas gestiones dedicaron muchísimo tiempo a conocer con qué elementos contaban en cuanto a colecciones, material propio de cada una, y a reorganizar y recuperar los espacios desde la infraestructura, como para así poder empezar a atender al público.

“Hay mucho detrás. Por ahí lo que se ve son las exposiciones, pero detrás hay un trabajo inmenso y lento, de mucho detalle, mucho cuidado”, reconoce. “Y en medio de todo eso, las capacitaciones. Por suerte tanto Nación como Provincia han hecho muchas capacitaciones on line de manera gratuita, y hemos aprovechado para hacer esos contactos. Porque este tipo de propuestas, además del contenido teórico que aporta, permite encontrarnos con otros museólogos o encargados de Museos y se da una dinámica de ida y vuelta que está muy buena”, aportó.

Trabajo de inventario en el Museo.
Trabajo de inventario en el Museo.

Las exposiciones temporarias y el reencuentro con la comunidad

A lo largo de 2002 hubo numerosas muestras y variadas en su temática. “La primera fue sobre la Batalla de San Carlos, que fue muy interesante por la cantidad de visitas que tuvimos de las escuelas. Nos sorprendió por ejemplo, en ese momento nosotros abríamos sábados y domingos, que los chicos aprovechaban para venir con las carpetas y hacían los deberes relacionados con la temática acá, en las salas. Fue una muestra muy linda, recibimos la colaboración de Graciela ‘Bachi’ Waks. Usamos también mucha de la cartelería que hizo Eduardo Márquez Llano, entre ellos un mapa que hizo sobre la ubicación de los fortines, dónde se habían dado las batallas, y vino mucha gente de campo a ver eso en particular”.

“La segunda fue ‘Sueños colectivos. Italianos en Bolívar’, que la organizamos en forma conjunta con la Sociedad Italiana. Lo lindo de hacer exposiciones temporarias es que hay gente que le interesa hablar de lo laboral, otros acerca de lo cultural, otros de la gastronomía, y también tuvimos muchas visitas escolares. En las escuelas se trabajaron las oleadas inmigratorias y cómo se vio reflejado eso en Bolívar.

“Después tuvimos la muestra de Ana María Martín, sus cuadros. Ana donó las 21 obras que se expusieron y gustó mucho. Contamos con la presencia de ella en la apertura, a la que asistió mucha gente. Ya no recibimos tanta visita escolar pero sí de público en general. Y en medio de todo eso tuvimos la Noche de los Museos”.

La Noche de los Museos que tuvo una muy buena repercusión, sorprendente quizás si se tiene en cuenta que las expectativas iniciales eran moderadas…

“Todos los que participamos no pensamos que íbamos a tener la repercusión que tuvimos. Ya desde el inicio, el horario de apertura era a las 20 horas, teníamos gente esperando y nos sorprendió gratamente. También fue gratificante cómo las instituciones que invitamos se engancharon con el tema”, remarcó Aldana.

“Vale aclarar que fue una Noche de los Museos de prueba. Quedaron muchas instituciones afuera de la propuesta, pero la idea fue aunar museo, historia y cultura a modo de ensayo, ver cómo respondía el público, en un con texto difícil porque era el día de la Maratón Internacional ‘Dino Hugo Tinelli’ y no teníamos recurso para hacer algo más grande. Pero como primer experiencia quedamos todos muy contentos. La idea es instalar la fecha, ir invitando otras instituciones, e ir haciendo propuestas diversas, que haya otras actividades que no sea sólo recorrer”, añadió.

“También tuvimos la muestra acerca de Marcelino Soulé, organizada con el aporte de Rotary Club Bolívar. Fue una gran experiencia para el Museo porque fue la primera vez, en esta coordinación, junto con el Archivo Histórico y la Dirección de Turismo gestionar el ingreso de objetos que no son propios, con la responsabilidad que eso implica. Fue un momento de aprendizaje interesante”, expresó.

Aldana hace referencia a los objetos que llegaron en préstamo desde el Círculo Criollo ‘El Rodeo’ de la ciudad de Moreno, donde están las pertenencias del raidista bolivarense que unió a caballo Bolívar con Estados Unidos a principios del siglo pasado.

Continuando con la enumeración, la coordinadora del Museo mencionó la muestra y conversatorio que tuvo lugar en el cine Avenida, organizada también en forma conjunta con el Archivo y la Dirección de Turismo, enmarcada la propuesta en el año del 150 aniversario de la Batalla de San Carlos, ‘Aluminé en tiempos de Reuque Cura’, y con el valioso aporte del Museo ‘El Charrúa’ de Aluminé, dirigido por el bolivarense ‘Titi’ Ricciuto.

En esta oportunidad hubo una muestra estática de lonas, con imágenes que ilustraban lo que el título de la muestra indicaba, y charlas a cargo del Lic. Alexis Papazian. Ya sobre fin de año estuvieron las muestras del grupo de fotógrafos ‘Estenopeicos del Oeste’ y del taller de Arte de Paula Danessa.

“Todas las otras exposiciones las armamos nosotros. Y en estos casos lo que se hizo fue ofrecer el espacio, y los expositores lo armaron a su manera. En el caso de ‘Estenopeicos del Oeste’, no sólo fue la presentación del libro del grupo sino la muestra y el laboratorio. Lo mismo en la muestra de Paula, a la que asistió muchísima gente. En ambos casos, usaron el espacio del Museo y de La Cultural. En el caso de Paula fue sorprendente la cantidad de gente, calculamos alrededor de 300 personas”, contó.

Se viene la sala con la exposición permanente acerca de la historia la ciudad

Ya en términos de definiciones, Aldana marcó la importancia del contacto con expositores y con el público. “Esa apertura, ese ida y vuelta, ha funcionado muy bien. Entendemos que es muy importante la colección del Museo, que hay que mostrarla, que ese es el objetivo y en lo que vamos a trabajar en este año: abrir una exposición permanente en dónde se cuente la historia local, y donde la gente pueda reencontrarse con la colección; pero las dos salas que estuvieron abiertas en 2022 seguirán dedicadas a exposiciones temporarias”, adelantó.

De acuerdo a Aldana, no será toda la colección la que se expondrá en la sala que está próxima a finalizarse en cuanto a su recuperación edilicia sino una parte que estará en función de un concepto.

“El armado pensarlo desde una museología más actualizada; romper un poco con el esquema que venía trabajando el Museo que era de tener toda la colección a la vista. Nosotros partimos de otra dinámica: nosotros pensamos qué queremos contar y en base a eso hacemos una selección de objetos. Otro detalle es que el Museo siempre fue un museo histórico, arqueológico, paleontológico, en este año que pasó incorporamos mucho el arte. No es idea que se convierta en un museo de arte, esperemos que se abra otro espacio, pero en conjunto con La Cultural hemos trabajado para que los artistas puedan acercarse. Lo que sí ha hecho el Museo es resguardar ciertas obras de arte que hemos ido encontrando y hemos recuperado”, detalló.

“La idea general sería poder contar con el espacio de reserva, que es fundamental; seguir con las exposiciones temporarias y abrir al público la exposición permanente con la colección del Museo en un espacio histórico que tiene que ver con lo local, desde los pueblos originarios, batalla de San Carlos, fundación de la ciudad y primeras instituciones, un proyecto en el que estamos trabajando junto con Andrea Volpe y Yamile Infantas, y con el asesoramiento del área de Patrimonio de Provincia, a través de Florencia Silva y María Emilia Grandi. Por ahora estamos en una instancia de ida y vuelta a través de Zoom, donde mantenemos reuniones”, expresó.

En cuanto a la posibilidad de acercar donaciones al Museo, Aldana destacó que por el momento están recibiendo objetos siempre y cuando no sean de gran tamaño, “por esta cuestión de estar en medio de esta instancia de reforma de espacios”. “Si alguien quiere donar algo que sea de gran volumen, pero lo puede resguardar y acercarlo más adelante, puede acercarse y hablar con nosotros”, dijo.

“El espacio de las exposiciones temporarias queda a disposición para diferentes proyectos. Así como se acercó la Sociedad Italiana, los chicos de Estenopeicos… o Paula Danessa, quien ya es el segundo año que hace su muestra anual, puede hacerlo quien lo desee. Puede ser un proyecto que lo trabajen los interesados de manera individual, haciendo uso del espacio, o un proyecto para trabajar en conjunto.

Por ejemplo, los docentes, si trabajan alguna cuestión histórica de la ciudad y quieren hacer un proyecto museográfico con los alumnos, pueden acercarse y hablar con nosotros. Es un espacio a disposición, es fundamental que la gente se anime a cruzar la puerta y entrar al Museo; después el museo tendrá que empezar a salir, de a poco lo haremos, porque también es un objetivo llegar a las localidades y a las escuelas rurales, o las más alejadas del centro urbano”, sostuvo.

Aldana también destacó el trabajo interareal que se desarrolló a lo largo de todo 2022: “Ha sido clave para el Museo el trabajo en equipo que se ha hecho con el Archivo Histórico y con Turismo, incluso hasta pudimos hacer un viaje a Los Toldos donde nos reunimos con distintos especialistas, con el equipo de trabajo de allí, lo cual fue sumamente enriquecedor”. Para finalizar, Aldana dejó en claro cuál es la idea que anima todo el trabajo del Ameghino.

“Los museos tienen que estar reinventándose todo el tiempo, no pueden quedarse quietos. La sociedad va cambiando y van surgiendo diferentes problemáticas, y el museo no puede estar sólo hablando del pasado, menos desde una única mirada estática. Tiene que haber indicios del presente, porque está involucrado dentro de una comunidad, y si no se relaciona con esa comunidad la gente pierde el interés. Y un museo sin público es un espacio con un montón de cosas adentro. Lo fundamental es eso, ese ida y vuelta que es la razón de ser de un museo”, concluyó.

V.G.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img