Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 07 de febrero de 2023
23.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

El establecimiento agropecuario ´Los Pala´ será el primero en inyectarle energía a la red de la Cooperativa Eléctrica

Faltan pequeños detalles para la firma del convenio.

- Publicidad -
- Publicidad -

Integrantes del Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica de Bolívar viajaron ayer hasta el establecimiento agropecuario “Los Pala”, propiedad de la familia Paladino, situado en la zona norte del Partido (cercano al arroyo Vallimanca, casi en el límite con el Partido de General Alvear). Lo hicieron acompañados de representantes de los medios locales, a quienes invitaron al lugar para mostrar una explotación agropecuaria que tiende a ser sustentable desde lo energético, utilizando varias energías alternativas, como la solar como nave insignia.

Marcelo Paladino y su hermana Claudia son los titulares de la firma, los hijos de Marcelo acompañaron en la recorrida y la explicación que dio el propietario, de profesión ingeniero electromecánico que sabe del tema y que no sólo se ha interiorizado en las energías renovables sino que se ha fanatizado, aún sabiendo que lo que hoy hace dará sus reales frutos para generaciones venideras y quizás él no los pueda ver; pero ya los imagina.

En el ingreso principal al campo, el monte que marca el camino termina en un corralito en el que se encuentran 24 pantallas solares, que son la vedette de las energías renovables del establecimiento y por las que en breve Los Pala firmará un convenio con la Cooperativa Eléctrica para “subir” su energía sobrante a la red eléctrica que utilizamos todos.

Sin dudas que el emprendimiento sustentable de la familia Paladino es un ejemplo a seguir y el actual Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica está dispuesto a acompañar a cada uno de los productores agropecuarios que decidan sumarse. Obviamente que para poder llevarlo adelante es necesario vivir en el campo por todo el monitoreo que debe hacerse de los equipos, las baterías y demás; pero hay distintas alternativas que se pueden instrumentar. Tras las explicaciones de Marcelo y Claudia en el galpón principal donde se alojan las baterías y los equipos que miden la potencia de la energía que se genera, la prensa fue invitada a un escritorio recientemente construido para este tipo de reuniones, donde se brindó la conferencia.

¿Cómo surgió este contacto con Los Pala?

– Hace un poquito más de dos meses se presentó Marcelo en la Cooperativa, con un proyecto ya concretado, viendo la posibilidad de poder hacer un convenio y empezar a inyectar energía en la línea de la Cooperativa. Tuvimos una reunión con el Consejo y desde el minuto cero nos pusimos a disposición sabiendo que es lo que viene. Viendo la necesidad de darle una respuesta no sólo por ser asociado de la Cooperativa sino con un proyecto y una gran inversión, decidimos viajar al OSEBA, se presentó el proyecto y tuvimos la aprobación y la alegría de poder firmar el primer convenio para que el establecimiento Los Pala sea proveedor de energía solar en nuestras líneas eléctricas (Campos).

¿A partir de cuándo?

– A partir de que terminemos con los últimos detalles, los medidores. Ellos ya tienen todo listo, así que será un trámite bastante rápido (Campos).

¿Cómo fue la historia de esto?

– Con mi hermana Claudia, que somos los que llevamos adelante la empresa Los Pala SA, tenemos esta idea de sustentabilidad, energías renovables y este tipo de cosas, yo como ingeniero electro mecánico tuve una experiencia en estas cosas en la década de 1970. El tema es mirar por la ventana y ver cuántas calorías hay tiradas hoy ahí afuera, por qué tengo que traer gas o energía eléctrica. Nos propusimos ir haciendo lo que pudiéramos. Pusimos los calentadores de agua solares, que nos han permitido bajar el consumo de gas licuado en un 30 ó 40 %, y hace ya 4 años nos pusimos de punta con generar energía, ya que tenemos sol e instalaciones, ver en qué podemos colaborar, y ahí arrancó el proyecto.

La verdad que tuvimos muchas trabas, no desde el punto de vista técnico, porque eso lo podíamos resolver, hasta incluso la financiera. No podíamos resolver el tema regulatorio, como estas son leyes nuevas, que generan instituciones nuevas, se produce en cascada una limitación. Fuimos insistiendo con la Cooperativa y en esta nueva gestión, de golpe es como que el sistema arrancó (Marcelo).

¿Ustedes ya habían ido a la Cooperativa antes?

– Sí, hace cuatro años presentamos la primera nota. La Argentina es un país muy complicado desde el punto de vista regulatorio, lo hacemos complicado, no debería ser así. Hay que mostrarle a muchos otros que van a poder ser usuarios generadores, y eso está bueno porque pensando en el futuro y viendo lo que son los mercados internacionales, poder hacer trazabilidad energética en un establecimiento agropecuario también para la Argentina eso será un sello de calidad. Y la idea es que mis hijos (Rocío y Sebastián) y la hija de Claudia (Antonella) vayan tomando esta cultura, que las cosas hay que hacerlas bien, contribuir, tener paciencia (Marcelo).

No es una inversión recuperable en el corto plazo…

– Nosotros ya la recuperamos en el sentido de la satisfacción de poder mostrar que las cosas funcionan, eso ya es un punto; y si logramos facilitar que la Cooperativa avance sobre otras cosas con más seguridad, también es un avance (Marcelo).

¿Inicialmente lo pensaron como la posibilidad de tener autonomía?

– Siempre como usuario generador. El ejemplo lo tomé de la ingeniería, es una contribución al bien común; pero económicamente también te va a rendir, en algún momento la van a pagar (Marcelo).

¿Cuánta energía pueden inyectar a la línea de la Cooperativa?

– Esto va por etapas, hay una Ley Nacional que dice que los 16 kva que están en el transformador nosotros podríamos inyectarlos; hoy no podemos porque eso está reducido a un tercio por una ley provincial, y podemos inyectar sólo 6 kva. Cuando con la Cooperativa avancemos en el OSEBA, ya tenemos casi comprado otro inversor para mandar más energía a la red (Marcelo).

Es decir que el crecimiento depende del cambio de una red provincial…

– Es que todo hay que ir tocando en la regulación (Marcelo). Nuestra función es tratar de facilitar que las decisiones se tomen, porque algún día habrá que tomarlas (Marcelo). – Y la nuestra es interceder entre las partes para que todo se pueda llevar a cabo (Piro).

¿Y la Cooperativa qué tiene que hacer en lo práctico para inyectar la energía? Qué tiene que hacer el usuario común?

– Gestionar ante el OSEBA para que se pueda llegar a firmar un convenio que no contradiga la Ley (Piro).

¿Hay que modificar algo en el transformador del establecimiento?

– No, hay medidores bidireccionales que la Cooperativa tiene porque los nuevos ya vienen de esa manera (Piro).

– Estamos capacitando a nuestro ingeniero nuevo para la aprobación de obra, que esté todo perfecto porque estamos inyectando energía, hay una parte técnica que respetar, es un nuevo desafío empezar a trabajar en lo que viene. Así como hoy tenemos un área técnica, seguramente en el corto plazo tengamos un área de energías renovables para trabajar directamente con los usuarios generadores (Campos).

¿Se necesita algo más de lo que tiene Los Pala para inyectar energía a la línea de la Cooperativa?

– Hace falta un equipo adicional, hay que pasar lo de corriente continua a alterna y otras cositas de control interno. Lo que es importante es que los proyectos desde el punto de vista de la ingeniería estén bien, porque va a aparecer alguno con cosas chinas por ahí. Los equipos que tenemos acá son una “Ferrari”, nuestros equipos vienen con garantía de entes internacionales, acá no hace falta hacer control de calidad. La Cooperativa tendrá el rol de mirar el proyecto y que sea prolijo (Marcelo).

¿Quién define cuándo se inyecta energía a la red y cuándo no?

– El sistema, es automático (Marcelo).

¿Qué mantenimiento, qué control hay que tener de estos equipos? Establecimientos agropecuarios hay más de mil en Bolívar; pero no todos están habitados…

– Acá partimos de un consumo, por eso en su momento la primera negociación con la Cooperativa fue pasar de un transformador de 12 kva a uno de 16, que también nos llevó como dos años; pero lo hicimos, porque acá vivimos algunas personas, tenemos nuestra sala de trabajo, tenemos los empleados, tenemos bastante equipamiento (Marcelo).

Volviendo a lo anterior, esto es para alguien que vive en el campo…

– Tiene que haber cierto consumo que lo justifique, para nosotros se justificaba; pero si era por el consumo propio hubiéramos hecho una tercera parte de la instalación que hicimos, nuestro concepto es no tirar la energía que está a nuestro alrededor, pudiendo hacer algo con ella (Marcelo).

¿Es un proyecto trasladable a la ciudad?

– Totalmente, el siguiente paso es hablar con el municipio y ver qué facilidad se le da a la gente para en vez de conectarse con un cable grande, también ponga paneles y lo haga desde el diseño de la obra (Marcelo).

¿La inversión es cara?

– Son alrededor de 1.000 dólares por kva. Si no vas a poder inyectar energía a la red y la tarifa sigue subsidiada, es un proyecto que no se recupera nunca porque pasa los 20 años. Si podemos inyectar a la red con tarifa subsidiada, estás en el límite de los 10 años. Si la tarifa se sincera un poco y podemos inyectar a la red, estás entre 5 y 7 años (Marcelo).

¿Tienen vecinos, amigos, familiares, que ven esto y tienen pensado replicar?

 – Hay algunos que ya empiezan a preguntar, estamos muy involucrados con el Grupo CREA Herrera Vegas – Pehuajó, que es un grupo de gente fantástico y de Bolívar hay varios (Marcelo).

– Creemos que esto va a ser un antes y un después esto para Bolívar, ahora el compromiso desde la Cooperativa es prepararnos para estar a la altura de las circunstancias, porque es algo nuevo que se viene (Campos).

¿Tienen pensado instalar un biodigestor?

– Dentro de la bioeconomía no tenemos esa materia prima en suficiente cantidad, está muy distribuida. En el partido de Bolívar habrá mucha producción porcina, mucha generación de bio masa habrá que encontrarle solución a ese tipo de energía, que es distinta, con otro tipo de ingeniería; pero tiene muchas ventajas respecto de esta y es que se puede generar a la noche. Pueden usar mucho la solar para que ayude en el día y podés tener la biomasa que la hacés entrar a la noche, esa tiene que ser la nueva estrategia de la Cooperativa, entender que la solución al problema energético no es un cable más grande ni un motor más grande, sino cuánto hay distribuido en el Partido que me puede resolver todo eso (Marcelo).

¿Cuántas líneas 132 tendríamos si logran conectar a la mayoría de los establecimientos agropecuarios generando energía?

– Muchas (Campos).

Angel Pesce

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img