Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 09 de octubre de 2021
18.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

El Ciudadano: Un héroe que no acalla sus voces

- Publicidad -
- Publicidad -

Escribe: Adriana Macchia

Hay  alianzas  que son constituyentes en el  vínculo entre los  seres humanos,  en particular cuando se establecen dentro del marco de la ley de prohibición del incesto,  esta ley  permite el paso de la naturaleza a la civilización  y a la cultura; Kaës en su artículo Los vínculos y las alianzas inconscientes, dice acerca de  la alianza …que es  un acto por el cual dos o más personas se unen  para realizar un fin preciso,  un interés común y un compromiso mutuo  a fin de   mantener y ajustar el vínculo, fijando los términos y las apuestas con prolongación en el tiempo.

- Publicidad -

Estas alianzas son las que nos organizan  todas nuestras configuraciones,- que  están presentes tanto  en una pareja, una familia o una institución-,Se dan en dos tipos de contratos narcisistas, uno,  que  es el  originario  entre el niño y el grupo familiar, que incluye a los que  están junto a él por procesos de filiación,  y el otro, que  es  el que se crea cuando el sujeto se desenvuelve en distintos grupos referenciales como la escuela, el trabajo o los amigos.

Cuando el sujeto queda excluido de un ámbito público, puede optar por otro grupo  si se   le hace lugar,  teniendo  nuevamente la posibilidad de hacer un  nuevo lazo social que restaure el equilibrio de la relación con el otro,  dándose en esa historicidad del sujeto,  una herencia identitaria, que a lo largo del tiempo,   es la que se  explica a través del “imaginario social”; o sea  de lo indeterminado en el sujeto, del orden de  lo inconsciente, que va construyendo e instaurando una manera de pensar la sociedad desde sus propias producciones , su  significados y todo lo que se moviliza a través de éstos.

Las transgresiones a estas alianzas narcisistas  es cuando  el sujeto sobrepasa un límite de una verdad,- que se le ha planteado como ley- que le ayudará a

dominar su mundo,  entonces la pregunta que le surge a P. Aulagnier es, si este

Sujeto ha pasado del deseo de conocer, al deseo de hacerse conocer, y luego al de  querer resolver sus enigmas y  empezar a andar un camino que no ha andado hasta ahora, aunque lo lleve a la desorganización psíquica que lo acercará a la debacle de su ser social, es un héroe.

La  cualidad heroica puede ser creada, dice H. Arent, justamente  por la desproporción existente entre las fuerzas de la que disponen respectivamente el héroe y aquellos con quien se libra batalla; El joven que osa desafiar y vencer a esos Goliats -que se llaman la Sociedad, el Saber, la Institución,- ha sido caratulado como “el esquizo”, pero es el que pudo ver  en los hilos del titiritero   las cadenas que  le imponen a su libertad de expresión, ellos  son los que se arrogan como “bien pensantes”, detrás de un  disfraz, -camuflaje de una hipocresía razonante- la  necesidad de   encerrar, excluir y castigar al que piensa diferente, porque siente de otra manera su “identidad”.

Si las opiniones de los sujetos, no se pueden enriquecer en el contexto público

de argumentación y discusión, los grupos sociales se  quedaran vulnerables a expensas de grupos  que les seducen con fetiches al precio de  acallar sus voces , en una obediencia inconsciente, sus necesidades como sujetos, y ellos, aceptarán, porque finalmente serán mirados, escuchados en sus demandas de necesidad y serán provistos de argumentos que calmarán la angustia que les provocan sus carencias.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img