Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 03 de diciembre de 2021
15.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

El CEAT cumple hoy 30 años de vida al servicio de los más pequeños

- Publicidad -
- Publicidad -

El Centro de Estimulación y Aprendizaje Temprano de Bolívar cumple hoy 30 años de vida institucional y lo celebrará con un acto en su sede. Su directora, Karina Pezzi, junto a la trabajadora social de la entidad, Mariela Pagella, recordaron su historia.

“El CEAT está cumpliendo 30 años, fue creado en octubre de 1989, en este espacio que fue cedido por el Hospital Municipal por un convenio que se hizo entre la Dirección General de Escuelas de la provincia de Buenos Aires y el municipio. En ese momento este espacio estaba en desuso, perteneció al edificio del antiguo hospital, y aquí fue generado el lugar para que funcione lo que se llamó el Centro de Estimulación y Aprendizaje Temprano N° 1”, comenzaron por explicar.

- Publicidad -

En cuanto al rango etáreo de los pequeños que reciben, van de los pocos meses de vida hasta los tres años. “Acá recibimos bebés hasta los tres años de edad, que luego pasan a jardín. A veces transcurren pocos meses en la institución y otras veces están los tres años con nosotros. Tenemos un equipo formado por maestros estimuladores, un fonoaudiólogo, un terapista ocupacional, asistente social y asistente educacional”, indicaron.

La mayoría de las familias que llegan al CEAT lo hacen debido a recomendaciones de los pediatras de sus hijos. “Llegan por lo general orientados por el pediatra; a veces las familias ya nos conocen y se acercan a hacer las consultas. Acá los reciben los docentes juntos con el equipo técnico y se coordinan horarios para la atención. También estamos en los CAPS de los barrios: en Jardín, Latino, Pompeya, Los Zorzales así como en Urdampilleta”, explicaron. “Hay dos jardines que nos ofrecen sus espacios, el 907 los viernes turno tarde y el 910 los lunes por la mañana y los miércoles por la tarde. En los CAPS estamos cada semana, se coordina el espacio con los profesionales de salud y hacemos un trabajo coordinado”, detallaron las profesionales.

Además, las integrantes del equipo del Centro promueven la importancia de hacer los controles respecto de las pautas madurativas esperables en los bebés. “Normalmente asistimos a las charlas con embarazadas para contarles a las futuras mamás de este servicio, de cómo funcionamos, qué hacemos. Los invitamos a venir, les hacemos los controles de pautas madurativas a partir de los 3 meses. Si cumple con todas las pautas lo volvemos a ver el otro trimestre, y si hay algo que aún falta lograr queda en atención, algunos incluso hasta los tres años”, explican.

En promedio son cerca de un centenar de pequeños los que pasan por el Centro para su atención.

En cuanto a las familias, su compromiso es clave para que los pequeños respondan a las pautas indicadas. “Cuando contamos qué es lo que hacemos, explicamos que la atención que hacemos acá es con mamá o papá presente en la salita y se le va enseñando para que lo practique en casa”, detallan. “Hay mucho compromiso de las familias una vez que conocen la forma de trabajo de la institución”, agregan.

En cuanto a los festejos por el trigésimo aniversario, las profesionales dieron precisiones. “A las 9 horas vamos a soplar las velitas. Nos vamos a encontrar con ex docentes, gente de Cooperadora que nos acompaña siempre, gente de la comunidad, las hijas de Luis Giles, que fue uno de los integrantes de las primeras cooperadoras del CEAT. Esta institución lleva su nombre. También nos acompañarán familias y alumnos”, sostuvieron.

“Queremos que nos acompañen los ex docentes, que contribuyeron tanto con su labor a crear esta institución, le dedicaron mucho tiempo y esfuerzo para embellecer este lugar, muchas horas extras vinieron al principio para ambientarlo, tengamos en cuenta que este era un espacio que estaba abandonado”, pusieron de relieve. “A lo largo de los años se ha ido equipando con material didáctico adecuado, que requiere cuidados, buena selección, y tratamos de cuidarlos mucho porque son costosos. De a poco nos hemos ido armando de todo el material que necesitamos”, destacaron.

El material didáctico es lo que les insume gastos permanentes. “Siempre tratamos de ir renovando el material didáctico, los elementos para trabajar en la sala. Con la Cooperadora y pequeños eventos que organizamos, recaudamos para reponer esos materiales”, indicaron.

En cuanto a la necesidad de colaboración por parte de la comunidad, reconocieron la importancia de que se sumen socios a la Cooperadora. “Al que quiera sumarse a ser socio de cooperadora será bienvenido. Es una cooperadora chiquita, somos los docentes, algunos papás y algún ex docente. Si bien tenemos todos los chiches y materiales para trabajar, siempre se van rompiendo, lo que se usa se rompe, así que siempre estamos necesitando comprar y son muy costosos, todo lo que es bueno para trabajar con bebés es caro”, afirmaron.

Los interesados en colaborar pueden acercase a la sede del Centro (se ingresa por el sector de Diagnóstico por Imágenes del Hospital, y se dobla a la izquierda). “Todas las docentes somos integrantes de la Cooperadora, no todas las familias pueden colaborar, no es obligatorio. Bienvenido sea si alguien quiere sumarse, es una cuota chiquita de 20 pesos mensuales”, expresaron.

A modo de cierre agregaron que “se hizo una gran celebración cuando la institución cumplió 25 años, ahora vamos a hacer un festejo de cumpleaños más austero. Queremos recordar a los alumnos que pasaron por la institución, a los docentes y a integrantes de la comunidad que también han colaborado, como para rememorar todos esos hechos tan importantes para la historia de la institución”.                      V.G.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img