Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 22 de junio de 2022
1.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

El campo protestó: Productores Agropecuarios Unidos se manifestó en el municipio

Representantes de entidades rurales asistieron al reclamo.

- Publicidad -
- Publicidad -

Una importante cantidad de productores rurales se manifestaron en la mañana de hoy pacíficamente en las puertas de la Municipalidad de Bolívar en donde le mostraron al gobierno municipal su descontento por los caminos rurales y el estado de deterioro en el que se encuentra la maquinaria vial. El encuentro contó además con presencias opositoras y la del presidente de Maizar, el bolivarense Pedro Vigneau.

Todo comenzó a las 10 de la mañana y duró más de dos horas. Un centenar de productores agropecuarios se acercaron a las puertas del municipio de Bolívar con banderas y carteles reclamándole al intendente municipal Marcos Pisano que dé explicaciones adonde está invertido el dinero de la Tasa Vial, ya que no lo ven reflejado en el estado de los caminos rurales.

Al comenzar la manifestación los asistentes cantaron una canción que crearon para esta ocasión en la que reflejan su estado de ánimo y las diferentes situaciones que afrontan los bolivarenses por el estado de los caminos rurales. En la letra reclaman la falta de políticas para la producción, salud y educación “bases fundamentales para que la sociedad funcione”. Además hacen alusión a que todo lo tapan con un festival.

Pedro Vigneau fue el encargado de leer ante los presentes el petitorio dirigido a Marcos Pisano, que al finalizar la manifestación, los productores entregaron en mesa de entrada del municipio.

El texto, fue contundente. Dura acusación al estatismo y palo para Marcos Pisano y Lorena Carona.

Somos el grupo de Productores Agropecuarios de Bolívar (PAU).
Venimos a manifestarnos para pedirle una solución definitiva al problema del mal estado de los caminos rurales del partido de Bolívar, caminos que necesitamos para poder trabajar, producir alimentos y vivir en el campo. La desidia, improvisación y abandono extremo de las últimas décadas de gestión municipal han llevado los caminos rurales a un nivel crítico de transitabilidad, situación que se ha puesto de manifiesto mucho más con las lluvias de los últimos meses
.

No tenemos caminos consolidados ni en un estado mínimo de conservación que nos aseguren:

  • El normal acceso a las escuelas de los docentes, niños y niñas del campo;
  • La circulación de máquinas y equipos de siembra, cosecha y demás contratistas además del transporte de carga de granos y hacienda y otros insumos.
  • La libre circulación de proveedores de servicios, albañiles, alambradores, electricistas, apicultores, profesionales rurales (ingenieros agrónomos y veterinarios) entre otros.
  • La normal circulación de los pobladores rurales para acceder a sus lugares de trabajo o venir a los pueblos a hacer las compras necesarias para la vida diaria o para cubrir necesidades básicas o atención medica.
  • El acceso rápido en caso de emergencia de ambulancias, patrulla rural o bomberos.
  • La circulación sin limitantes de personas que simplemente quieran disfrutar de una tarde pescando o paseando por el campo.

Bolívar es una comunidad que depende fundamentalmente de la actividad agropecuaria que se realiza en la zona; con sus tambos, planteos ganaderos, avícolas, porcinos y de producción agrícola. Los almacenes, ferreterías, corralones, talleres mecánicos, vendedores de insumos, acopios y otros comercios se apoyan en nuestra actividad.

La falta de caminos, las deficientes comunicaciones a nivel telefonía e internet, la mala electrificación, la falta de puestos sanitarios entre otras son las causas que explican en su mayoría el éxodo de la población del campo a la ciudad.

Cuando no quede nadie en los campos, ¿quién se hará cargo de producir para alimentar al resto?
Como si todo esto fuera poco durante muchos años hemos pagado cuantiosas sumas de dinero para mantenimiento de caminos viendo como nuestros recursos desaparecen o se malgastan en actos de populismo desvergonzado
.

Más de cuatro millones de dólares “desaparecidos” sin explicación solo en los períodos 2019, 2020 y 2021, recursos que no pudimos gastar en inversiones en mejoras, maquinarias ni insumos que hubieran quedado en la comunidad y que nos hacen mucha falta. Por todo esto, por nuestro derecho a poder circular libremente, a poder trabajar y vivir en zonas rurales, por el derecho de nuestros niños y niñas de acceder a la educación como cualquier otro escolar del país, es que nos manifestamos.
No pedimos limosna ni dádivas. Pagamos nuestros impuestos y tasas regularmente durante muchísimos años. No queremos ser tratados como ciudadanos de segunda
.

El campo también forma parte de la República Argentina. Exigimos soluciones urgentes a un problema grave de nuestra localidad. No nos discriminen más. Esperando su convocatoria para resolver a la brevedad este grave problema nos despedimos atentamente”.

Esteban Lapeyriére, productor agropecuario.

En diálogo con La Mañana, Esteban Lapeyriére, productor agropecuario referente del grupo PAU dijo: “Esto representa el hartazgo que hay con el tema de los caminos viales que están abandonados y no se mantienen para nada. El dinero que se recauda por la Tasa Vial no llega al vial y ahora la provincia destinó 15 millones de pesos como si fuera una barbaridad y lo anuncian con bombos y platillos y 15 millones de pesos sirven para llenarle dos veces los tanque a las máquinas y ya está, pero en el 2020 la municipalidad recaudó 209 millones de pesos y sólo usó 75 millones para el vial, el resto no se sabe adonde fue”.

Lapeyriére , continuó diciendo: “Encima no está reflejado en los caminos, las máquinas están todas abandonadas en distintos depósitos, están todas rotas, desmanteladas y no nos quieren informar el total de las máquinas que están esparcidas por distintos talleres, en el corralón municipal, abandonadas en los caminos viales. Es una desidia total, estamos excluidos de esta sociedad, porque sí nosotros tenemos un accidente en el campo, tenemos que trasladarlo y los caminos no son siempre transitables. Hay algo que no se entiende desde los cómodos despachos del municipio, con aire acondicionado y calefacción y hay que estar en los lugares para darse cuenta que es lo que pasa realmente”.

Raúl Maestre, referente del grupo PAU.

Raúl Maestre, referente también del grupo dijo: “Para nosotros es un día muy triste, está así gris como el día, porque nosotros tenemos que estar trabajando, no tenemos que estar acá reclamando algo que corresponde por una norma. Yo personalmente le pregunté al intendente sí tenía otro diccionario distinto al mío, porque el concepto de Tasa es muy importante tenerlo en cuenta porque la Tasa no es un impuesto, es una contraprestación y no está, no nos están dando la contraprestación”.

“Hablan de Pandemia y nosotros analizamos el año 2018, 2019 o sea pre Pandemia y pasaba exactamente lo mismo. El deterioro que vemos nosotros en el estado de las máquinas, el estado del corralón municipal es un desidia y no muestra solamente la desidia en maquinaria, sino que demuestra también el estado de ánimo. Realmente me dolió ver la bandera argentina, flameando con flecos, abandonada realmente y eso es una síntesis de lo que está pasando en los caminos del campo y eso es lo que piensa de alguna manera el resto que no está incluido en la cabeza del propio intendente”.

“El jefe del taller municipal nos dijo que lleva sus propias herramientas, porque no tienen, porque se las han llevado y se las han llevado porque no tienen control de lo que es ajeno, porque no es de ellos, es de todos los productores que hemos pagado la red vial durante años y no solo los productores, la ciudad también. La ciudad y el campo somos un engranaje donde en esa cadena traccionan los dos, es necesario el campo y la ciudad, porque nos combinamos de alguna manera para poder ser”, culminó Maestre.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img