Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 25 de septiembre de 2021
15.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

El “Bosque Memorial” se mantiene entre el abandono, el olvido y la desidia

- Publicidad -
- Publicidad -

Lamentablemente siempre caemos en lo mismo, en el corto plazo que tiene la memoria por estas latitudes y lo poco que importan algunas cosas. Allá por finales de la década de 1990, a través del Centro de Prevención de Adicciones (CPA, luego modificado y hoy creo que desaparecido), se llevó adelante la inquietud de crear en algún lugar del Parque Municipal un “Bosque Memorial”, idea que consistía en que las instituciones más representativas de la ciudad designaran a unos de sus representantes históricos y lo homenajearan plantando un árbol y poniéndole su nombre. Un homenaje en vida, porque el propio agasajado tomaba la pala y plantaba “su” árbol, acompañado por sus familiares y amigos.

 

- Publicidad -

Por aquel entonces el CPA estaba a cargo de Mónica Sosa y durante varios años se llevaron adelante varias plantaciones de árboles en el espacio que quedaba entre el ex Colegio Nacional y el Cristo del Parque. En realidad, en ese momento no había nada en aquel lugar, hoy hay muchas más plantas, pero también hay mucho más olvido, abandono y desidia.

 

Uno ingresa al parque hoy y no tiene referencia de qué son esos arbustos, con falta de mantenimiento, que se han transformado en un pequeño bosque sin ningún tipo de control. Para empezar, del cartel que lo indentificaba como el “Bosque Memorial” sólo han quedado los soportes. Y la cartelería que se le ponía a cada arbolito con el nombre del reconocido y la entidad que lo agasajaba, casi la mitad no está, y lo que está, está en muy malas condiciones en su mayoría.

 

Por estos días se habla de que el titular de la Dirección de lo que antiguamente fue Plazas y Jardines, Damián Betancour, se estará yendo de la función pública y hasta se habla de un reemplazante. Pues bien, sería bueno que Betancour o quien siga en la cartera se haga cargo de este tipo de cosas que forman parte de la historia de la ciudad y que en su momento fueron un motivo de reconocimiento para alguien de Bolívar que hizo algo por este pueblo a través de sus instituciones y por eso se ganó ese árbol.

 

El último árbol que se colocó data de casi 8 años, uno que lleva el nombre de Jorge Martínez Boero, colocado en 2013. No es que el Gaucho no merezca reconocimientos, debería tener muchos más de los que tiene Pedro Barnetche, por ejemplo; pero no los tiene. Y este, en el Bosque Memorial está mal hecho, porque allí las plantas las colocaba la persona en vida, y el homenaje a Boero fue 9 años después de su muerte.

 

Hay carteles que directamente no están en sus árboles, otros están en el piso, rotos o tapados por la vegetación o la tierra. Quienes cortan en césped en el lugar no tienen por qué saber qué significan esos árboles (insisto, el cartel de Bosque Memorial fue quitado y sólo están los soportes de caño); pero quien les da las órdenes sí debería saber. Pero volvemos al corto plazo en la memoria, es que los que los mandan tampoco saben, evidentemente.

 

Deberían las instituciones que agasajaron a sus hombres más destacados en su momento poner algo de ellas también para poder mantener los arbolitos; pero coordinadamente con el municipio, para que se pueda hacer un aporte simbólico y que ese sector del parque se mantenga como lo que es, un “Bosque Memorial”, e incluso se agreguen más árboles, con más reconocimientos, ¿o acaso no hay en Bolívar gente viva que merece un “mimo” más allá de algún premio que le pueda entregar el Rotary por su función?

 

La lista de agasajados es larga, al menos de los que tienen carteles, pueden observar sus nombres en la página 5; aunque, por ejemplo, el Dr. Oscar C. Cabreros, titular de este diario durante varias décadas tiene un árbol pero el cartel no está, y como su caso, el de tantos otros que quizás ya fallecieron.

 

Un pueblo va más seguro hacia adelante cuando conoce su historia. En Bolívar, y muy cerca del “Bosque Memorial”, tuvimos un lamentable episodio con el “Paseo de los Poetas y los Deportistas”. Alguien tenía ganas de renovar algunos lugares y mandó pintar los carteles donde estaban escritos los poemas de Luis MalloL y las proezas de nuestros deportistas más destacados. Si partimos de ahí, ver lo que pasa con el “Bosque Memorial” no nos debería sorprender. Ojalá que se tomen cartas en el asunto y se vuelvan a plantar arbolitos allí, reconociendo a bolivarenses destacados antes de que partan de este mundo.

Angel Pesce

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img