Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 29 de enero de 2023
23.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

El beso de la mujer araña, para homenajear a Puig y volver al ruedo

El Mangrullo estrena esta noche su nueva obra.

- Publicidad -
- Publicidad -

Con dirección de Pablo Villanueva y protagónicos de Diego Domínguez y Pablo Toulouse, El Mangrullo pondrá en escena este fin de semana El beso de la mujer araña, emblemática obra con la que homenajeará a su autor, Manuel Puig, y regresará a la acción teatral.

El estreno será hoy a las 21, en la sala del grupo, sita en Venezuela 536; mañana habrá función a la misma hora, y la última acontecerá el domingo, a las 20, siempre con entrada general a 700 pesos por anticipado (se venden en El Mangrullo desde las 18) y a 800 en puerta. El beso de la mujer araña se titula una novela de Manuel Puig que vio la luz en el convulso 1976 argentino (la terminó en el exilio) y que el propio autor, que no era un dramaturgo pero algunas piezas teatrales elaboró, versionó para teatro.

“Puig fue un argentino reconocido en casi todos los países de habla hispana. El beso de la mujer araña es un clásico, muchos la han de conocer. En 1980 él mismo llevó a cabo una adaptación para el teatro, a pedido de un grupo español que un año después realizó la obra”, comentó el martes en conferencia de prensa en El Mangrullo el director de esta puesta, Pablo Javier Villanueva, junto a los dos protagonistas.

“Soy un gran lector de Puig, siempre me gustó, y hacer esta obra era una cosa pendiente para mí. Por eso se las propuse a Pablo y a Diego, que leyeron el trabajo e inclusive ellos mismos decidieron qué papel tomar”, agregó.

Una obra “muy actual”

“La obra trata de dos personas reclusas: Valentín Arregui Paz, un preso político acusado de terrorismo, y Luis Alberto Molina, un gay al que se acusó, nunca se supo si falsamente o no, de corrupción de menores. Comienzan a convivir como compañeros de celda, y para pasar esa larga angustia Molina le cuenta una película sobre una mujer pantera. A medida que el relato sucede, ellos van atravesando diferentes emociones: tristeza, amistad, compañerismo.

Está muy bien la historia, y a pesar de tratarse de una novela escrita en 1976 guarda una gran vigencia con respecto a problemáticas argentinas de hoy. Lo que se dice, y cómo se dice, que es exquisito a veces, resulta muy actual”, explicó el director.

Desafío

El Mangrullo ha abreviado levemente la puesta, porque se trata de una pieza larga; en esta versión, la extensión será de unas dos horas, según precisó el sábado en entrevista radial Pablo Toulouse. Ciento veinte minutos en escena, una parada brava para los actores, acotó en esa charla con Fuga de Tortugas quien compone el personaje del homosexual y transformista.

“Para mí es un desafío enorme este trabajo. Es mi tercera obra; la primera fue por streaming, en la pandemia, que no es lo mismo (a través de pantallas) que tener a la gente en la sala; la segunda fue un infantil, con muchos actores en escena, lo que permitía entrar y salir. Una obra más simple, con menos letra y menos acciones que desplegar. Para los que me conocen, yo en mi tiempo he sido maratonista y esto ha sido como pasar de una carrera de 10 kilómetros a una de 42; el salto es inmenso, pero apuesto a que las cosas están saliendo bien y van a seguir así”, confesó Diego Domínguez, quien encarna a Valentín Arregui Paz.

“Yo he actuado más, pero coincido con Diego en que esta puesta representa un desafío muy importante, por lo que propone. Incluso es la primera vez que indago tanto en las intenciones del autor, y en cómo proyectar esos propósitos”, vale decir que ha puesto especial cuidado en “cómo usar las palabras o decir ciertas frases, porque todo es muy simbólico”, describió Toulouse. Con el proyecto sobre la mesa, entre otros elementos de los que echó mano para nutrirse el actor leyó la novela y miró/analizó la película sobre esa pieza, que en 1985 dirigió Héctor Babenco y protagonizaron William Hurt y Raúl Juliá. Con todo, “me ha encantado este trabajo, para mí es ‘la’ obra”, completó.

“Queremos rendirle un gran tributo”

“También leímos mucho a críticos de Puig, gente que habla de su obra y de su vida. Es un autor que en cada una de sus novelas cuenta algo de sí mismo: fue militante gay durante la revolución sexual; fue expulsado de este país, no directamente pero tuvo que irse tras una amenaza de la Triple A; se crió viendo películas y ama a Rita Hayworth, sobre quien tiene un libro; ama los boleros; siente por su madre un amor infinito y todo esto está reflejado en la obra, así lo fuimos descubriendo y decidimos jerarquizarlo, por eso en nuestra puesta sonará algún bolero y habrá como parte de la escenografía una foto de Rita”, enumeró Villanueva.

Un proyecto que, finalmente, operará como una suerte de “homenaje a él”, remarcó. “Una especie de escritor olvidado, sobre todo en sus primeros tiempos, no ya tras el retorno de la democracia. Fue ternado al Nobel de Literatura que ganó García Márquez, y nadie sabía que formaba parte de la terna. Por eso pretendemos rendirle un gran tributo con este trabajo”, finalizó el director y gestor del proyecto.

Chino Castro

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img