Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 08 de junio de 2021
9.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Duilio Lanzoni: El tiempo de las canciones urgentes

Lanzoni hace silencio teatral pero escribe sobre la coyuntura.

- Publicidad -
- Publicidad -

No está escribiendo teatro no por la pandemia, sino porque “no siento que haya una pregunta que responder”. Sin embargo, Duilio Lanzoni escribe sobre episodios de la coyuntura, una suerte de “canciones urgentes” que están viendo la luz en redes, en este tiempo de reposo y espera en el que, a diferencia de algunes colegas artistas, la ansiedad no lo carcome.

¿Cómo te llevás, como dramaturgo y creador, con esta etapa de la cuarentena?

- Publicidad -

– Me llevo como me llevo como persona: no puedo escindirme de mi carácter de persona, eso soy primero, y en algún lugar, y sólo cuando lo ejerzo, soy dramaturgo. Es una cuestión de adaptación, de paciencia, y por ahí tiene que ver también con las vivencias de cada uno, para manejar las urgencias que se te hubiesen planteado en otro momento de la vida y ahora no. Creo que se privilegia lo más importante, que es ir de a poco con la vacunación hacia un lugar diferente del actual, y cuando eso suceda volveremos a ser en la medida de lo posible lo que éramos hace un tiempo atrás, y volveremos a ensayar y se harán otras vez las cosas dentro de las circunstancias en las que se hacían en ese momento. Yo no puedo dejar de asociar esto con lo que habrá pasado la gente en las grandes crisis de la humanidad: las guerras mundiales, la gripe española de 1920. No quedaron rastros de recuerdos más que los testimonios que dejaron los que escribieron sobre eso y los que lo vivieron. Nada nos ha cambiado demasiado como seres humanos, seguimos siendo los mismos de siempre, con nuestras virtudes y, sobre todo en esta época, las individualidades y los egoísmos exacerbados.

Hay una tendencia a creer que esta pandemia es lo peor que le ha ocurrido a la humanidad, y tal vez no sea así.

– Es lo peor que nos ocurre a nosotros, vivos, en este momento como humanidad. Pero la humanidad en su conjunto seguramente ha sufrido y mucho más, porque no había los recursos actuales. Quiero imaginarme lo que habrá sido la gripe española. No había más recursos que barbijo y distanciamiento, que venimos empleando hace tanto tiempo, para enfrentar eso que arrasó con las poblaciones, sobre todo en Europa. Y yéndonos más atrás en el tiempo, lo que habrán sido la peste bubónica, la peste negra. En nuestra experiencia personal, tendemos a creer que el mundo existe desde el momento en que tenemos conciencia de él, y desde esa perspectiva es sin dudas la situación más grave que ha vivido la humanidad, pero venimos de muchas.

¿Estás escribiendo, generando algo artísticamente, o a la espera de que se pueda retomar un proceso de ensayos?

– Escribir teatro no, pero no tiene que ver con la pandemia sino con que no tengo nada que decir. No es la primera vez que me pasa, me ha sucedido en otros períodos, lejanos y más cercanos, en los que no tengo algo que contar, o no siento que haya una pregunta que responder, y entonces no escribo. Pero sí estábamos en proceso de ensayos con Artecon, de Jardín de Pulpos. En la medida en que se pueda salir de estas restricciones, esa obra volverá a los ensayos presenciales y estaremos relativamente cerca del estreno. Sí estoy aprovechando lo que he escrito anteriormente, dándole vueltas a una posibilidad concreta de edición de alguna de mis obras. Y también escribiendo otro tipo de cosas, que no tienen que ver con el teatro.

¿Qué cosas?

– Relatos cortos, algún intento de poema, cositas pequeñas y de ocasión, respuestas urgentes a situaciones urgentes. Lo que he hecho siempre también.

¿Textos que quedarán para vos, que están viendo la luz en redes sociales o que reservarás para publicar en otro formato más adelante?

– Algunos los he subido a las redes sociales, sí. Con motivos varios. Por ejemplo a principios de este mes hicieron cuarenta años de mi incorporación al servicio militar, y eso me dio pie para escribir algo sobre el tema. Las clases presenciales también me dispararon otros textos, o la sucesión de gente joven que cae por la pandemia, que me motivó a escribir para el Face. Como diría Silvio Rodríguez, son canciones urgentes.

Ansiedad cero

Algunos artistas, en especial los músicos, están muy ansiosos por volver al ruedo. ¿Qué te sucede a vos?

– Hagamos una especie de división: comprendo la ansiedad en todos sus rangos, pero sobre todo en aquellos que necesitan de esa acción artística que les permita obtener la guita para vivir o vivir mejor. Ese no es mi caso, por suerte o no, ni el de los que están conmigo en Artecon, que no vivimos de lo que se hace artísticamente. No hago ningún tipo de juicio de valor sobre el tema, pero las ansiedades son distintas. Si vos no podés ganar dinero para comer, vas a estar mucho más ansioso. Las otras ansiedades tendrán que ver con la necesidad creativa, quizá relacionada con la juventud, o con la ansiedad propiamente dicha, ya que hay personas que son ansiosas de por sí. No es mi caso. Artecon estrenó por última vez en octubre de 2019, hace ya un montón de tiempo, y no me parece grave ni terrible. Lo he dicho ya en alguna otra nota: si algo nos demuestra esta pandemia, es que el hacer teatral no es imprescindible. En todo caso, es una de las cosas más importantes de las menos importantes. Pero nadie se muere por no ver teatro.

Ni por no hacerlo.

– Ni por no hacerlo tampoco, seguramente. No es mi caso el tema de la ansiedad. Cuando suceda, sucederá, y va a suceder pronto, espero.

De todo un poco

Consumir arte es algo que hacés siempre, en pandemia o fuera de ella. ¿En qué andás?

– Consumo (aclara que no le gusta el verbo consumir cuando se trata de arte) cine, libros, música. En estos tiempos de poco contacto social, lo que uno más extraña son las juntadas con amigos, las charlas y las cenas. En cine, yo veo todo lo que cae cerca de mí, tengo casi once mil películas. En materia de literatura, estoy leyendo cosas relativas a estudios históricos. Ahora estoy con un libro de Daniel Brión que tiene que ver con los fusilamientos del ‘56, siendo el autor hijo de uno de los fusilados. Y en música ando descubriendo cosas nuevas, como el último trabajo del Quinteto Negro La Boca, Cruces Urbanos 2, que está muy bueno.

Chino Castro

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img