Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 09 de diciembre de 2022
37.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“Di mi nombre” (Say my name)

Escribe sobre cine, Ariel Dadante. Hoy, Breaking Bad.

- Publicidad -
- Publicidad -

Vince Guilligan es el creador y productor de esta serie, que ya se convirtió de culto. Cuenta la historia del profesor de química, Walter White (Bryan Cranston), al que le diagnostican cáncer de pulmón terminal y se plantea que va a ser de su familia cuando él muera. En una redada DEA, acompaña a su cuñado, y reconoce a Jesse Pickman (Aaron Paul), un ex alumno suyo, escapando de la policía, a quien contacta y para fabricar y vender metanfetamina y así asegurar el bienestar económico de los suyos.

Y es así como empieza una de las mejores series que la televisión nos regaló. Bryan Cranston no fue la primera opción para interpretar a Walter White. Los actores elegidos eran John Cusak o Mathew Broderick. Ambos rechazaron el papel, para tristeza de los ejecutivos de AMC y Sony Pictures Television, quienes no podían superar el historial de papeles cómicos de Cranston (era conocido por papeles como el papá en la excelente comedia “Malcolm in the Middle”) para verlo como antihéroe.

Gilligan presionó para elegir a Cranston porque recordaba la actuación del actor en “Los expedientes secretos (The X Files)”, en el episodio “Drive”, de la sexta temporada. El papel fue muy diferente de las típicas temporadas cómicas de Cranston y la actuación del actor dejó una impresión positiva en Gilligan, que en una entrevista contaba: “Necesitábamos a alguien que pudiera ser dramático y aterrador, pero que tuviera una humanidad subyacente para que cuando muera, sintieras pena por él. Bryan lo logró”.

Antes de ver la luz por la señal AMC, la serie fue rechazada por HBO, FX, TNT y Showtime. AMC vió el potencial del proyecto y no dudó en financiarlo. En 2011, Gilligan, recordaba que en una reunión con una de las ejecutivas de HBO, fue de las peores que puede recorder. “La ejecutiva no podia estar menos interesada, ni siquiera en la historia, solo quería saber si el protagonista moría o vivía”.

“Breaking Bad” no hubiese sido lo mismo sin él. Sin embargo, revelaron que, en la trama original, el personaje interpretado por Aaron Paul iba a morir en el noveno capítulo de la primera temporada. En 2007, una huelga de guionistas paralizó el rodaje, y después la temporada contó con menos episodios.

Muchos creyeron que por ese motivo no quitaron a Jesse, pero Vince Gilligan dijo: “La huelga de guionistas, en cierto modo, no lo salvó, porque yo sabía que, para el episodio 2, todos lo sabíamos. (…) Todos sabían cuán bueno era Aaron Paul, lo placentero de trabajar con él, y se volvió muy claro que sería un gran y colosal error matar a Jesse”.

El lugar de rodaje de la casa de Walter White en “Breaking Bad” se convirtió en una visita obligada para el turismo en Albuquerque. Pero para los ocupantes, la sensación alrededor de su casa se volvió tan frustrante que terminaron construyendo una cerca a su alrededor. En 2017, la hija del dueño de la casa, Joanne Quintana, dijo que la cantidad de visitantes a su casa era ridícula y que perdió la cuenta de cuántas personas se tomaban fotos cada semana.

También dijo que los turistas toman rocas de su jardín, son exigentes con sus fotos e incluso arrojaban pizzas al techo. Y a que se debe esto? Bueno, en la segunda temporada, Walter White arroja una pizza al techo de su casa. En una entrevista en el programa “Jimmy Kimmel Live”, Cranston dijo que el equipo de producción reservó horas para hacer la toma, que terminó completando en una sola. Durante la serie, Walter White está en una metamorphosis constant, hasta llegar a convertirse en el temido y respetado Heisenberg.

Y una de las características que sobresale en este momento del personaje, es su sombrero porkpie negro (lo googlee, si quieren, pueden hacerlo), increíblemente no era parte del vestuario. Bryan Cranston lo había comprador en una tienda cercana al rodaje para cubrirse la cabeza del sol.

Cuando Gilligan lo vió durante un descanso con su sombrero puesto, le gusto tanto que lo terminó incluyendo. Por su calidad y su capacidad de atrapar por completo al espectador, “Breaking Bad” se convirtió en una de las mejores series de todos los tiempos. Con un guión excelente y actuaciones son magníficas.

Sin dejar de mencionar las grandes interpretacines de los actores secundarios. Bryan Cranston y Aaron Paul hacen una dupla memorable, dejando escenas, momentos y frases que van a perdurar durante muchos años.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img