Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 12 de abril de 2024
10.1 C
San Carlos de Bolívar

Detuvieron a un pastor evangélico que está acusado de abusar de dos menores

Los hechos sucedieron en General Alvear.

- Publicidad -
- Publicidad -

Un pastor evangélico está detenido, acusado de haber abusado sexualmente años atrás, en General Alvear, de dos mujeres en el marco de diferentes hechos que de acuerdo con lo investigado sucedieron cuando ambas víctimas eran menores de edad.

Las presuntas víctimas de estos hechos, sucedidos años atrás en General Alvear, son hermanas. Sus padres las llevaban a la iglesia que conducía el imputado y presunto abusador. Luego de que la detención del hombre fuera ordenada por un juez de Garantías de Azul el martes de la semana anterior, la medida de coerción se hizo efectiva en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hace tres días.

Después de que la medida de coerción fuera ordenada el pasado 24 de enero por el magistrado Federico Barberena -que de manera subrogante, desde el Juzgado de Garantías 1 con sede en los tribuna les de Azul, entiende en la instrucción del sumario penal- voceros allegados a esta investigación informaron a EL TIEMPO que el imputado se presentó espontáneamente en una comisaría de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para entregarse.

De esa manera, su detención se hizo efectiva anteayer lunes y actualmente se encuentra privado de la libertad en la Estación de Policía Comunal de la ciudad de General Alvear; mientras se aguarda por el otorgamiento de un cupo desde el Servicio Penitenciario Bonaerense para que sea llevado a la alcaidía de una cárcel de la zona.

El acusado de estos hechos de abuso sexual en perjuicio de ambas hermanas tiene 51 años de edad y fue identificado como Hugo Walter Galarza.

Fuentes ligadas a la tramitación de ese sumario penal que ahora lo tiene privado de la libertad señalaron que el pastor -quien para cuando los hechos que le atribuyen sucedieron era miembro en General Alvear de la Iglesia Evangélica “Alianza Cristiana y Misionera”- había sido indagado ayer, audiencia durante la cual optó por negarse a declarar.

Julia María Sebastián es la fiscal que lleva adelante esta investigación penal desde la UFI a su cargo, que tiene sede en Bolívar y pertenece al Departamento Judicial Azul.

A pedido de esa funcionaria se había hecho efectiva la detención del pastor, que es señalado como el probable autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por Ministro de Culto -el ilícito que al parecer cometiera en perjuicio de una de las víctimas- y también de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por su duración y por ser cometido por un Ministro de Culto y encargado de la guarda, aunque sea temporaria, hechos estos últimos que sufriera la otra de las hermanas, actualmente ya mayor de edad. Las declaraciones de ambas, recibidas en sede judicial en diciembre pasado, se convirtieron en elementos valorados por el Juez de Garantías para ordenar la detención del pastor.

Uno de esos testimonios había sido tomado bajo la modalidad de Cámara Gesell, teniendo en cuenta que una de las presuntas víctimas aún es menor de edad.

“Lo que quiero manifestar es que fui abusada por parte de una persona que se llama Galarza Hugo Walter, que era el pastor de la Iglesia Evangélica de la ciudad de General Alvear a la que íbamos mi papá, mi hermanita y yo”, dijo -en tanto- la mayor de las hermanas en sede judicial.

“Los abusos de Walter a mi persona comenzaron cuando yo estaba en el último año de la Primaria”, afirmó también sobre aquellos hechos.

“Desde que hicimos la denuncia no lo vimos más, se fue de General Alvear. Yo no me lo crucé más, ni mi hermana tampoco”, señaló la joven en aquella declaración que brindara en diciembre pasado.

Actualmente el imputado estaba residiendo en un departamento de un edificio ubicado sobre la calle José Hernández del barrio porteño de Belgrano, inmueble que el magistrado azuleño que entiende en esta investigación penal ordenó que fuera allanado para -según se menciona en la resolución que se tradujo en la detención de Galarza- “procurar el secuestro de los teléfonos celulares del nombrado para obtener datos de interés en relación al hecho”.

Abusadas

Uno de los episodios por los que el pastor ahora está preso ha sido situado como ocurrido durante el año 2020, en ocasión de que residía en General Alvear, donde ejercía como la máxima autoridad de la mencionada iglesia evangélica.

A través de lo investigado hasta el momento se ha demostrado que el hombre -”teniendo bajo su guarda, en virtud de la confianza generada por su carácter de Pastor de la Iglesia Evangelista”, a una de las menores, en ese entonces de diez años de edad- la sometió sexualmente.

Aquel hecho fue situado como ocurrido en el dormitorio principal de ese inmueble donde el encausado se domiciliaba con el resto de su familia. Y sobre lo ocurrido se indica en la causa que Galarza abusó sexualmente de la niña accediéndola carnalmente, “sin que la menor pudiera consentir libremente la acción”.

En tanto, los episodios donde como víctima figura la joven -ya mayor de edad- hermana de la menor mencionada en el párrafo anterior habrían sucedido desde 2015 hasta el año siguiente.

En ese entonces el ahora detenido, valiéndose también de su condición de pastor de esa iglesia a la que concurrían los padres de ambas hermanas -con quienes tenía un trato “asiduo, familiar y de confianza”- aprovechaba, cada vez que esa chica quedaba bajo su guarda, a someterla mediante tocamientos que le efectuaba en sus partes íntimas. A través de la pesquisa se ha podido establecer que aquellos reiterados abusos sexuales sucedieron cuando esa chica tenía once y doce años de edad, cada vez que ella “concurría a la vivienda ubicada detrás del edificio de la Iglesia”, habitual centro de reunión de feligreses evangélicos.

Según se sostiene desde la imputación, Galarza cometió los hechos en perjuicio de esa otra víctima de manera “reiterada en el tiempo” y sin que también la por entonces menor de edad “pudiera consentir libremente la acción”.

El dato

La denuncia de una docente de un establecimiento escolar al que concurría una de las hermanas que figuran como víctimas de estos hechos se convirtió en el punto de inicio para esta Investigación Penal Preparatoria. Una causa donde, entre otros testigos, han declarado los padres de ambas chicas. Con sus dichos, los dos confirmaron lo que sus hijas contaron al momento de serles recibidas sendas declaraciones en sede judicial con relación a esos abusos que sufrieron por parte del pastor.

Fabián Sotes, diario El Tiempo

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img