Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 21 de septiembre de 2022
17.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Declararon de Interés cultural municipal el disco de Rafael Doorish

Durante la sesión del HCD de ayer.

- Publicidad -
- Publicidad -

Molino, disco del trovador urdampilletense Rafael Doorish, fue declarado de Interés cultural municipal el lunes, en el marco de la última sesión ordinaria del Concejo Deliberante.

El cantante y compositor recibió una plaqueta; fue el primer punto del día de la larga lista de asuntos a tratar por el Deliberante; el proyecto que proponía esta declaración fue presentado por el bloque Juntos-PRO, y aprobado por unanimidad.

Una buena cantidad de familiares y amigos del músico, en su gran mayoría vecinos de Urdampilleta, acompañaron a Rafa durante la ceremonia de entrega de la plaqueta con el diploma por parte del Cuerpo de ediles. “Esto significa un montón para mí, por las canciones, por la gente que me está acompañando y por todo el trayecto recorrido desde la gestación de estas piezas hasta su grabación, pasando por la producción, y luego las presentaciones del material. Este reconocimiento refleja que el trabajo está bien, quizá, o ha gustado” como para merecer este halago, expresó Rafa a este diario unos minutos antes del comienzo de la sesión, en la planta alta del Palacio municipal. Por lo demás, “está muy bueno que a los artistas locales independientes se les otorguen estos reconocimientos”, agregó el hombre que, en el disco galardonado, compartió grabaciones con celebridades de la canción rioplatense como Hugo Fattoruso y Gustavo Santaolalla.

Canciones que mientras tanto sigue proyectándose, el Molino continúa girando.

-Sí, la labor de uno está en hacerlas y después, ya la obra vuela por sí misma. No tiene un año de rodar en la Argentina (Molino vio la luz hacia fines de 2021, con el apoyo del reconocido sello El Club del Disco), eso está bueno porque se siguen abriendo puertas en festivales, ciclos y conciertos.

A la par, seguramente ya estás pensando en nuevo material.

-Sí… Pero capaz que estoy más enfocado en disfrutar lo que costó tanto armar, producir y plasmar. Disfruto mucho los conciertos, de la gente que me voy encontrando en el camino, las cosas que van pasando en ese marco. Y sí, hay días en los que también saboreo muchísimo de ir horneando las nuevas piezas junto con Ale (Alejandro Doorish, su hermano y letrista de casi todos sus temas). Sacamos un disco pero ya queremos ver qué asoma. Lo interesante es que hay una guía, una línea que siguió desplegándose, en ciertos aspectos maduró y en otro viró, y eso me entusiasma.

Canciones para “andar mejor”

Se juntan para trabajar, pero cada cual desarrolla sus partes por su lado; Rafa melodías, Ale letras. “Te diría que tengo grabadas más de cincuenta melodías, que siempre estamos moviendo, a ver qué palabras emergen de allí; algunas ya están escritas, otras, por la mitad, otras recién despuntando. Es una labor que hacemos con Ale desde un lugar muy genuino, espontáneo, divertido y, a su vez, un canal de expresión muy fuerte, ya que es casi una terapia de hermanos esto”, indicó el cantautor, en medio de la atmósfera de sensible expectativa que crecía conforme iba subiendo gente por la escalera que conduce al Salón Rosa, para acompañar la ceremonia de entrega de la distinción.  

El arte como necesidad.

-En nuestra familia nació por necesidad, sí. La guitarra llegó de casualidad, pero lo que pasó después, la conversación con el instrumento, surgió de la necesidad de decir un montón de cosas que me fueron pasando a lo largo de veinte años. En el caso de Ale, lo mismo con la pintura. Y los dos juntos no metimos a una suerte de proceso de sanación, inclusive, de meditación; hay una cuestión espiritual muy fuerte en nuestras canciones, y por todo eso las letras son autorreferenciales, dicen tanto de nosotros. Dentro de eso hay un disfrute, pero más que nada son piezas que uno elabora para poder andar mejor por esta vida.

“Hay que seguir yendo al pueblo a beber de la fuente de uno”

Por todo lo que decís, resultará vital para vos que esté tu gente acompañándote acá.  Esos hombres y mujeres que conocen el patio del que hablás en alguna canción, que compartieron sitios y recorridos en el pueblo.

-Las canciones hablan de uno, y toda esta gente de alguna manera compuso también los temas, indirectamente están allí dentro porque son parte de mi infancia, de mis vivencias. Han sido mi alimento, y hay que hacerle caso a eso, y seguir yendo al pueblo a beber de la fuente de uno. Como decía Charly, casi todo uno lo crea en la infancia y adolescencia, y luego lo que hace es recordar, por eso siempre hay que estar volviendo al origen, porque se redescubren cosas y se reinterpreta la propia historia.

Fito vuelve siempre a Rosario, vos a Urdampilleta.

-Sí, y a Ibarra, a Bolívar, la zona. Todo eso está tremendamente guionado, no sé quién lo maneja, lo estamos averiguando y mientras tanto van saliendo canciones. Urdampilleta es ir a lavarse la cara para mí, es levantarse a las siete de la mañana en pleno invierno, darle a la bomba y con esa primera agua refrescarte la cara y empezar el día, es esa necesidad.

Chino Castro

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img