Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 01 de junio de 2021
13.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De monumentos y otras cosas

- Publicidad -
- Publicidad -

Cuando éramos chicos, ni tan poco ni tan mucho, pero será hace 40 años, me acuerdo que a Bolívar le decían Isabel Sarli, por la cantidad de bustos que tenía…era una expresión popular.

Sin ir tan lejos en una cuadra de la Av. Belgrano tenemos el busto de Belgrano, deEvita,y de Sarmiento y para esa épocahabían realizado en la plaza Alsina el monumento al Centenario de Bolívar.

- Publicidad -

Un poco de eso se trata la columna del día de hoy y de otras cosas olvidadas o abandonadas.

Así como hace 40años que escuchaba eso, debe ser más o menos la misma cantidad de años que en nuestra ciudad tenemos tres bases de monumentos vacías…si vacías. y algunas no son de héroes menores.

La que seríamás importante es la base del monumento al Alte. Guillermo Brown, que lleva nombre la avenida y se encuentra en la rambla entre las callesMallol-Ameghino y Vignau-9 de Julio.

Ese monumento fue inaugurado en el año 1977 y fue donado por la Armada Argentina, no recuerdo cuando desapareció, pero nunca fue restituido. Y ahí está la base vacía.

Otros que también nunca más se restituyeron fueron los de Beethoven y Chopin. Esos monumentos fueron inaugurados en el Parque Municipal en el año 1965 por pedido del entonces Director de Cultura, Luis Gagliardi.

Muchos años después en uno de ellos, se colocó una obra magnifica del artista local Héctor “Cacho” Peret, mediante concurso, que lleva el nombre de “Protege la vida “, pero uno de los pedestales, antes de llegar a la Glorieta y a mano derecha sigue sin el busto.Por último, el de JoséFélixUriburu, en el acceso al parque, en la rambla sobre la Avenida Cancio,más allá de ser con justicia retirado, es un pedestal de piedra de granito de Sierra Chica martellinado.

Ese busto fue inaugurado el 6 de septiembre de 1932, y todo el monumento se terminó en el 37, y también se impuso el nombre al actual Parque Municipal

Ese monumento tuvo idas y vueltas, se decidió sacar en 1952, en su lugar colocar en 1954 el de Jorge Newbery, en 1965 se volvió a colocar y en los años 90 se retiródefinitivamente, quedando ese pedestal otra vez vacío.

Es una lástima tenerlo ahí cuando se podría sacar y destinar a otro prócer argentino o bolivarense en otro lugar de nuestra ciudadmás visible.

También en el ex vivero hay un pedestal, ignorado por varios, que es el reconocimiento del pueblo de Bolívar a los héroes de la Campaña al Desierto y es del año 1935, de granito de Sierra Chica y que en ese lugar pasa y pasara desapercibido para todos los bolivarenses.

Y si hablamos de olvido, hay una ordenanza,la queprotege ypreserva los viejos buzones de esquina, tanto los de pie, como los de pared, primero una ordenanza marco del 2000, la 1544/2000 y posteriormente una específica sobre elbuzónde pie 1832/2005 y el de pared 1837/2005 que los Declara Patrimonio Cultural del partido de Bolívar.

Esta ordenanza se elaboró cuando desapareció el viejo y recordado buzón de lo que era la esquina Del Globo, en la Av. San Martin y General Paz, en donde los lustrabotas pasaban sus tardes.  Estaba sobrela pared de la Librería e Imprenta que daba a la “San Martin”.

Pero una lástima que el de la esquina de Paso y Boer desapareciera no hace mucho y solo queda el de la esquina de Avellaneda y Arenales.

Estos buzones de pared, también se llamaban de amurar o “estafeta postal “, eran de origen o son, francés y se trajeron a la Argentina desde 1885 y hasta 1935.

Los de pie se empezaron a instalar a partir de 1892.

El de Bolívar es de una fabrica argentina que aun existe a metros del obelisco. Es de la firma Talleres del Fénix – Bash Hnos. Bs As, una empresa con mas de 125 años en nuestro país y la cual fabrico más de 2500 buzones.

Según un relevamiento de “Rescatando Buzones “una asociación que se interesa por el olvido y por preservarlos en condiciones, todavía quedan mas de 1400 en el país.

Los buzones son hitos o mojones urbanos, puntos de encuentro. Están ahí desde casi un siglo, antes que casi todos nosotros. Son referencia de los mayores y porque no de nuestra generación que coleccionaba estampillas.

Tratemos de conservarlos en buen estado, limpios y pintados.

Son parte de nuestra historia como sociedad.

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img