Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 02 de diciembre de 2023
27.1 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y de aquello

Nota 1577 - (4ª Época). Por el Dr. Felipe Martínez Pérez.

- Publicidad -
- Publicidad -

El desgobierno nacional no tiene ni idea de lo que son las relaciones diplomáticas. Y se cree que es a los empujones, algo que conocen  bien, que es lo hecho durante años. Y así nos va, por lo regular. Porque  así lo hace desde hace veinticinco años o sea un cuarto de siglo, que se dice pronto, que por otra parte y durante este tiempo, Argentina no pesa ni pisa; cosa que a esta caterva de inútiles le interesa poco.  Y a China fueron los pocos que quedan para dar la cara; y además dicha sea la verdad porque por otra parte no se les cae, la cara claro. Pues saben que nada de lo que hablen van a cumplir por la sencilla razón que no pueden, porque para eso tienen que arreglar el país y ni saben ni quieren.

Claro que les guste o les disguste, con cabeza, o como son ellos, sin ella, lo más importante pasa por la diplomacia y con insultos al pueblo y sonoras estupideces con los extranjeros  no se llega a buen puerto. Porque lo único que les importa es que ellos, y ellas, faltaba más, ya están arreglados; y arregladas por supuesto. Lo demás les importa un comino, aunque se ve por otro lado que cada vez a la Corte le interesa más Argentina y mientras tanto cunde el pánico pues a los políticos no se les ocurre una idea de grandeza. Al menos para que la Corte no se encuentre sola. Por el contrario, están en las pequeñeces sin tomar conciencia que se trata de la patria. Una palabra que se les debe haber olvidado a todos. La única idea que les parece fuera de serie, es que ahora quieren marchar todos juntos y en ello anda el  famoso peronista de aquella ley contra el campo. Y ahí está y lo tienen sentado en baldaquines.

Es como preguntarle a Usted lector si siendo de River se cambiaría a Boca, o al revés. Es raro, se iría a otro club, incluso al Logroñés. Por eso cambiar del peronismo al radicalismo es raro, y sobre todo que ya desde el primer día quería manejarlo a su antojo. Y lo más curioso pasa por el meridiano de que quienes tienen que ganar andan  como perdidos  en el bosque; o en hibernación. ¿Dónde están los radicales? ¿Dónde está el mendocino? Para mí que esa idea de ir todos juntos, para romperlos a todos a la vez se le ha ocurrido a la señora. Ahora bien, de lo que no cabe duda es que todos los días se aprende algo, por razones desconocidas nadie sabía, incluido el que escribe, que China formaba parte del famoso ente prestamista; pero lo curioso es que ellos, los oficialistas, no tenían ni idea de que China formaba parte del famoso Fondo. Y ellos si debieran saberlo. Singularmente porque a diario gustan de endeudarse; endeudan o nos dejan endeudados. Que es lo habitual.

Por estos momentos y bien mirado el panorama político, da la impresión que el menos radical de los radicales, preside a los radicales. No le veo buen radicalismo aliado o intentando aliarse con los que no son radicales ni siquiera del PRO. O sea, parecería que el presidente de los radicales quiere cargarse a los radicales. Más todavía, daría la impresión que para tal encantamiento con quienes no son radicales, sino enfrentados, tuvieran in mente algo, por decirlo suave, como sospechosillo y quieren llevarse a los demás por delante, dado el tiempo que queda para conformar listas. Yo creo lo dicho hace meses, que el buen radicalismo debería salirse  y continuar solo, que solos valen mucho más que mal acompañados. Y mañana cuando la necesidad obligue que lo ha de ser, votar con quienes merezcan su voto.

Porque desconozco que pasaría si apareciera un tal Irigoyen, pero sí sé lo que pasaría con la aparición del portador de la barba; y algunos, con total seguridad, no podrían sentarse por algún tiempo. Que es la mejor manera de barajar candidatos en los momentos límites. Porque  como puede ser el Pro que hasta ahora y faltando una semana todavía no sepa a quien llevar y los radicales deban soportar lo peor y de parte de quien los dirige; y  para más inri, a su lado esté el señor que peronista en la lejanía y en contra del campo, pasó a estar a diario en el candelero y junto a los Juntos. Algo se esconde en el ambiente y tengo la plena seguridad que no es favorable.

El enredo de Juntos es que en principio todos quieren ser presidentes y que estén los propios en los puestos; y la patria adonde caiga. Es vergonzoso que, a esta altura, todo sea dirimir cargos, más el papelón de que ir juntos con los peronistas cordobeses: cuando la lógica es estar juntos contra el peronismo de la señora. En consecuencia ante tanta vanidad podrida la gente está harta y se retrae. Espera que alguien se largue a armar la Argentina desarmada. Que por otra parte no la va a armar Milei, del cual se habla más de la cuenta; y por otro lado Macri parece que lucha para que todo se vaya al traste, en lo cual, por otra parte, ya se vio hace un tiempito; que es maestro. Porque se olvida que gracias a él estamos donde estamos.

O sea, no estamos. Porque todos se creen dioses o directamente Dios y son pequeñajos. No hay uno de valía y en consecuencia estamos donde estamos. Ahora les ha dado por juntarse, pero apesta el contubernio, que simplemente se trata de romper el radicalismo; y lo curioso, es que ahí está el hombre que tarde o temprano iba a dar la trompada. Me refiero al del famoso lío con el campo, cuando era peronista; y en ello continúa. Y lo cómico que el presidente del radicalismo quiera hacer alianzas con el peronismo. Sin embargo, guste o disguste el radicalismo debe ir a la cabeza; o solo.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img