Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 09 de diciembre de 2022
20.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y aquello: Nota 1551 – (4ª Época)

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

- Publicidad -
- Publicidad -

Es todo tan irrisorio y cínico por estas latitudes, arropado todo con la permanente y generalizada incertidumbre, que los planes para los desfavorecidos se los daban también a los favorecidos. Algo parecido a fabricar pobres para enriquecerse Pero ahí está ese plan con el nombre rimbombante de “potenciar trabajo” que es imposible sacarle jugo porque esta gentecilla ni trabaja ni potencia. Por lo tanto los vocablos se chocan, pero ellos, como es tradición en ellos, cambiando nombres y dando nuevos se siente patriotas, faltaba más. Pero lo curioso es que es imposible formar una sigla que diga algo, por ejemplo, por su nombre en inglés, que viste mucho.

Y por si no bastare los desfavorecido ahorraban en dólares, que deben ser los dólares que se escurren como desde hace siete años a diario y que compran como es de prever los más favorecidos para salvar el Central y como consecuencia los desfavorecidos. Que desde hace un cuarto de siglo, siempre del lado que más calienta el sol. Y por supuesto además del griterío elocuente, con cara de yo no he sido. Y sabedores que a río revuelto ganancia de pescadores tienen dos o tres docenas de cañas. Y de todos los colores, por las dudas.

Y lo insoportable es que son los que drenan los dólares del Central y lo presentan como una necesidad, la cual condice con quienes no quieren pasemos hambre, que hablemos como se les canta a ellos, que aplaudamos a quienes insultan a la Justicia importa en qué nivel pero se mosquean si atenta contra cada uno de ellos, o contra el futuro de la recua; necesitan más tiempo para seguir haciendo más tontos. Que es la única fábrica que hay en Argentina con superávit, muy bien conducida por el CEO baradel que mientras hace tontos en lo público, mira familiarmente a las privadas.

 Pero en base a todo ello y todos estos ellos, llevamos años diciendo que son los malos los que lo hacen bien, expertos en destruir; pero llama la atención que los buenos no se echen al ruedo. Quizás esperan que primero se ubiquen, de una buena vez, los políticos que se suponer quieren cambiar el país y es de esperar no los cambien a ellos o se cambien solos. Porque se debe tomar conciencia que se necesita lucha y apoyo entre ellos, porque en esta vez ya no cabe el barajar y dar de nuevo. Pues se trata de Argentina o Venezuela. Son los que hablan de que no debe haber privilegiados eso sí desde el mangrullo de los privilegios.

En suma que es todo tan insólito que todos los días se aprende algo. Yo sabía cómo cualquier vecino, que votan los muertos, pero jamás se me ha pasado por la mollera que les dieran el Potenciar trabajo; y los desfavorecidos al uso que nunca han trabajado ni lo harán porque ya está forrados con alguno de las decenas de planes que por los fondos aportados debe ser Quinquenal, por lo menos. Es sabido que en Argentina si caes no te levantas más, al menos hasta donde estabas y sin embargo, alguno de los que cobraban el plan enriquecedor, tenía muchas hectáreas o alguna isla; y ya el colmo del desmán, pasaba a buscar el dinerillo en su aeronave, porque el autazo no lo vestía del todo. Pero parece que no es para alarmarse que ya se devolverá lo mal habido porque hicieron mal los números y los nombres, La maldita burocracia.

Y lo más curioso es que todo este deterioro diario que envuelve y oprime hasta la asfixia a cada argentino, a la vez que les destruyen y bien, todas las instituciones de peso. Y sin embargo, no deja de llamar la atención que los buenos que andan por las Cámaras no pidan adelantar las elecciones, y prefieran esperar;  que dentro de unos meses sea como hasta ahora senador más o senador menos, a la vez que se estudia a que diputado se le puede comprar como a los jugadores de fútbol que solo cambian de camiseta. Le dan al oficialismo todos los días el apocalipsis servido en bandeja de plata, pero prefieren jugar a una larga y caótica agonía. Las Cámaras y el desasosiego.  Y todos ellos por una u otra razón esperan el aplauso.

Y no deja de ser absurdo que haya gente en el oficialismo dedicada a no gobernar y mientras desgobierna, moja la oreja de cada ciudadano o suelta dardos que hacen diana en cada uno de sus derechos por humanos. Y no importa donde esté que ellos suponen eso le permite bajar a la plaza y discutir de cualquier cosa que vaya en su contra. Una gentuza que solo sirve para ir contra el hombre y sobre todo y con mucha fuerza contra la mujer, si de la mujer se trata. No hay nadie como estas mujeres metidas a políticas que siempre serán politiquillas y que tanto apuntan a cosificar a la mujer como a decirle que debe hacer y qué decir. Desde que con cajas redobladas se largó a la mujer a la política porque todo iba a cambiar con ella.

Y sin embargo, nada ha cambiado porque todo ha ido para peor y no por ellas, aunque si por algunas, sino por ambos que han hecho las mismas barbaridades. Eso si nunca se acuerdan de las grandes mujeres que ha dado la historia mundial porque toman conciencia que tal estampa las desmerece y empequeñece hasta el punto de darse cuenta que no dan la talla; y aunque parezca mentira a pesar de ello salen a gritar como unas desaforadas, con frases incongruentes sin sentido alguno; y fuera de lugar. Y como ellos, tan contentas. Son los que gritan hasta aturdir que no debe haber privilegiados desde el mangrullo de los privilegios. Porque en definitiva trabajan para “desarmar el andamiaje cultural violento de discriminación y racismo”, que no recuerdo de quien es la frase, y tan campantes. Su ambición y su estupidez no tienen límites.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img