Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

lunes, 28 de noviembre de 2022
35.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y aquello: Nota 1543 – (4ª Época)

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez.

- Publicidad -
- Publicidad -

Ya no entiendo como los de la oposición pueden llegar a un extremo tan opuesto al esperado. Al esperado por la gente. que pide transitar los caminos necesarios; y como algo bonito plasmarlos al andar tomando conciencia, que el estropicio no pasa solo por los insolventes del oficialismo, sino que también pasa por el buen camino o mal camino hacia el futuro que sustente la oposición.  Pero ya. Hoy. Por lo tanto, no se puede a diario estar mirando la inacabable manera de caer en la estulticia. Que es algo que debería desalentar la oposición y propiciar otros pasos que al menos tengan algo de sustancia para un buen futuro. Porque como he escrito y ya de manera reiterada, el futuro de la nación, pasa por el meridiano de la oposición. La batalla, que es en principio moral, la deben dar los de la oposición; y en consecuencia, es vergonzoso que cuatro soberbios pasen por creerse cerebros de Juntos y se dediquen a despotricar y romperse entre ellos, porque ahora más que nunca, y después de decirlo durante más de diez años pasa todo por el meridiano radical.

Y estos en principio son los que no deben romperse en añicos que es lo que se espera y para ello llegaron por otra parte algunos topos y topillos. El futuro está en manos de ellos. Y todo lo demás, hoy por hoy, es un tembladeral. Lo que me llama la atención y debería ser un llamado de atención a los radicales porque no se sabe si se han dado cuenta o no de su papel en esta faena nacional. El futuro de la Argentina, a ver si nos entendemos, no pasa por el intendente de la capital, o la Bullrich, o Macri que está puesto para asustar, pues guste o disguste nadie les quita la palabra ni su propio futuro; pero curiosamente no son los mejores para la que se viene. Porque, sin embargo, el asunto, el grave asunto pasa por otros hombres y mujeres y del interior como es habitual para que continúen sacando las papas del fuego. Y no olvidar, que están los que a diario estorban; y es de suponer que les gusta estorbar, y continuaran estorbando.

No se puede caer en la estupidez de hablar y hablar y hablar de la reunión pedida por el oficialismo que ya nada sabe hacer. En todo caso le tocaría pedirla a la oposición, que se supone, sabe lo que hay que hacer Y no es tan difícil por otra parte. Es todo lo contrario a lo que hay, y con voces que de verdad pregonen en sus actos la confianza necesaria.  Y deberían llevar al Congreso y con premura el adelanto de las elecciones que la Constitución dirá como se hace. Y dejar de embarazar el futuro, los unos y los otros. No se puede hacer una reunión entre un señor que rompió las ilusiones de los argentinos y una señora que le importan tres pimientos los argentinos. Y por otra parte no se pueden sentar a la misma mesa gentes que siempre están a la gresca con los propios y los extraños. Nunca usan flores, sino piedras; y a dar. Y si se hace, sería para la risa como es habitual la alta política que producen un puñado de argentinos a todos los argentinos, y para muestra basta con el botón de la Bullrich,porque en esas estamos,

Esta señora le pide a Cornejo que sea su vice cuando de verdad podría haber dicho me gustaría ser su vice. Que tienen cara para todo porque suponen sirven para todo. Y al cabo y andando el tiempo se ve a las claras que para nada o para poco sirven. Con estos desencuentros y ausencias la oposición se está poniéndola mismo nivel de los que hay que sacar. Y se supone que saben que valen más; o querrán en una de esas que con sus ayudas Milei se alce con el título. Es de no creer, que unos por malos y otros porque pierden lo bueno, van a parar al mismo saco. La patriada no es si paso las Paso, sino promover y discutir en las Cámaras, aunque se pierda, adelantar las elecciones. Es demasiado tiempo el que falta y solo ha de servir a este paso para desangrarse los buenos y engordar los malos. Porque de eso se trata hoy de malos y buenos y no queda lugar para grises. Porque esto se cae a pedazos y por lo demás, como es de suyo, el oficialismo solo pretende un camino, aunque sea de ripio pero que no lleve a donde nadie quiere ir. Y ante semejante panorama que ha de empeorar, ni Argentina, ni los argentinos merecen esta áspera y ríspida espera.

Se trata de lo nuestro no de lo de ellos. Argentina necesita andar camino hacia lo nuestro no hacia lo de ellos que es en lo que estamos empantanados como se ve a una legua. Viendo lo que se discute que no es otra cosa que si lo que dice la justicia es cierto o mentira como arguyen sus personajillos. Y en eso van años, desde las pruebas contundentes. Pero a cada rato tratando de que el ventilador ponga la marca para todos.  Y todos sin vuelo propio aplauden y se lo creen, dado el énfasis puesto en la faena, a la vez que salta a la vista que no tienen voz propia; y la ajena que se ponen por la mañana, antes de salir, está llena de agujeros y hace agua por todos los lados. Pero lo dicho, que hay sol y dicen que llueve; y los propios salen con paraguas. Claro que con estas artimañas no se construye una Argentina de peso; y a la vista la destruyen a diario. Y les pagan. Pero lo que se enjuicia son las pruebas que se han visto por doquier y que mal que les pese todos han entendido. Basta ver las encuestas.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img