Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 24 de septiembre de 2021
10.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y aquello: Nota 1491 – (4ª Época)

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez.

- Publicidad -
- Publicidad -

A pocas horas de la contundente derrota el presidente que casi ni quería aparecer y hablar llegaba a decir a pesar de todo el desbarranco, que él y los suyos, eran la encarnación del futuro de la gente y del país y que en ello pondrán su esfuerzo. La verdad, me pareció que en semejante momento era tener demasiado morro para asegurar que esa encarnación al parecer cuasi divina es el camino a seguir. Algo insólito, y poco político,  martillar sobre la faena como buena, cundo es una trayectoria de perversidad que ya llevan dos años y que la población le ha dado en el punto de flotación cuando no lo esperaban; pero continúan con las efigies de dioses. Es de suyo que como tales se presentan pero tienen pies de barro. Por eso era llamativo y en ello ha continuado que a pesar de estar hecho trizas,el presidente hablaba al pueblo y del pueblo, una vez más para decir que ahora empezaba una manera más acertada de acercarse después de hacerse eco de los acontecimientos, pero como si nada hubiera pasado.

Sin embargo a tres días explota el oficialismo y se echan las culpas los unos a los otros.Porque el presidente y los suyos y las suyas  han quedado atontados por el golpe.Lo han sentido. Al punto que a la presidenta le ha dado por patear el carro. Y en el carro estamos nosotros y ella curiosamente. Es que las circunstancias son malas. La gente los ha puesto en la picota por mala praxis, y cunde el desasosiego y olvidan la humildad. Sin embargo, en este caso tan extraño redoblan la apuesta,y olvidanque la zorra no está para bailes. La gran mayoría de la gente  ha dado la espalda porque ellos y ellas se la vienen dando a la población desde hace dos años. De lo cual no tomaban conciencia porque dar la espalda era el basamento de su reinado. Pero varias cuestiones se han hecho carne en la gente para darle la espalda.

- Publicidad -

He escrito en varias oportunidades desde hace dos años o dos siglos, que el tiempo anda descosido, que si politizaban el virus, éste se los llevaría puestosy así ha sido; puestos y traspuestos. Y curiosamente aún están convencidos que hicieron lo que había que hacer, es decir cuidar a la gente, sin tomar en cuenta que su sino estaba en descuidarla desde el primer día; y hace tanto tiempo que el descuido se pierde en la lejanía. Al punto que al día de hoy el país entero está mal vacunado y continúan promocionando la campaña como si lo hubieran hecho bien. Le tienen miedo al efecto rebaño porque quieren el rebaño al sereno y sin aprisco para mejor manejo de la dádiva. Sin embargo, por más que machaquen ya se los llevó por delante, gracias a aquellos que siempre han votado progreso, además de los que estaban presos del “sueldo” como piqueteros; y ahora harto de fichaje les ha dado por pedir trabajo.

Estaban chochos con el virus inyectando  miedo de continuo, total ellos ya se habían vacunado con sus familias y amigos y amigas. Que se mire como se mire ha sido una canallada sin perdón alguno. Y ni hablar de las macabras cuarentenas, preso el personal en sus casas mientras ellos se solazaban en las quintas y estancias,  y entraban y salían de las provincias; e incluso al y del exterior. No obstante, suponen que lo hicieron bien. Y lo bien que ha hecho la gente es tomar en cuenta la tremenda perversidad de un desgobierno nunca visto.Por lo tanto el pueblo le ha dado la espalda al oficialismo. Por desatención en comisión. A lo que se ha sumado de acuerdo con los hechos la perversidad con alevosíaEsa es la enseñanza que se desprende de los tristes dos años de mal andar. Pero en vez de entender buscan la explosión  sin tomar conciencia que han de caer ellos, otra vez y con más cantidad. De manera que a la señora y discípulos les ha dado por vaciar el poder del presidente con alevosía y a contracorriente de lo debido y necesario para la patria.

Una chulería de ella buscando la defenestración de él.Un golpe de estado. Arde  la patria y no atinan a parar el incendio que se los ha de llevar puestos. Se les acepta la  renuncia y se nombran otros de emergencia en tres cuartos de hora. Total, ni se sabían los nombres. Y a ver quién manda. Un gabinete con gente de su corriente y a otra cosa.  Pero no.  Solo gritos y nada que Dios les agradezca. Solo les interesa tener pobres; y en sus necesidades, lealtad y esclavitud.Pues el hecho es que no han podido soportar que los “pobres” les votaran en contra. Y la tormenta de la señora, la amainaron los propios de provincias, que cada vez son menos propios. Y si bien ahora darán el oro y el moro pues a tomarlo, y votaral otro. Te dan la chapa venga la chapa pero voto al otro, porque quiero trabajar y comprarme la chapa. Ya con este desaguisado la gente sabe que no son creíbles. Después se lo quitarán como a los jubilados.

De lo que no cabe duda es que si hay altura de miras deberían sentarse los unos y los otros, y ponerse de acuerdo en tres o cuatro cosas para que Argentina subsista y tenga esperanzas. No se trata de romper  y radicalizar sino de juntar veinte sillas y sentarse a hablar de la patria, del futuro, sin la presencia de rompedores y rompedoras. Y tengan en cuenta los políticos que han ganado, que la nación está en sus manos. Singularmente en las manos de los radicales. Y los ganadores comprender, que si hubiera habido espantapájaros en lugar de políticos igual hubieran perdido los que perdieron. O sea,  que los votantes les han vuelto a salvar las papas, y en consecuencia la deuda con ellos está pendiente; y no debe eternizarse.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img