Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 07 de septiembre de 2022
22.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y aquello

Columnista: Dr. Felpe Martínez Pérez.

- Publicidad -
- Publicidad -

Es inentendible como se puede esperar que quienes han roto Argentina, apuesten hoy a componerla, dado que vinieron a romperla; y aunque parezca mentira lo han hecho de maravilla. Es un país de locos o un país con políticos locos o una locura que se ha contagiado a todos desde la señora de  arriba a los inútiles que quieren ser presidentes  porque suponen sirven para todo y sin embargo han demostrado que no sirven para nada; y para ejemplarizar no saben hacer una o con un vaso manchado de vino. Eso sí, a odiar y destrozar nadie les gana.  Es que no hay nadie a nivel mundial con un poco de sentido común que entienda este suicidio colectivo, y entre otras cosas sucede que el argentino ha perdido el sentido común y ello es grave. Porque se asiste a una función grotesca y nefasta de ver como se caen los actuales cuando lo que sucede es que nos caemos nosotros  y ellos y ellas probablemente ni siquiera cárcel; y si las elecciones fueran hoy no sacaría ni su suelo eterno.

Y mañana vaya uno a saber porque todo se olvida y de nada se acuerda nadie. Al punto que ahora que les ha dado por sacar a luz el pasado de cada uno y de cada una causa risa la cantidad de insultos que se han dicho porque sí, porque tienen boca; y saben odiar, cómo nadie. Y sin embargo, ahí están, y no van a pagar ni sus malas praxis adrede, ni sus humillaciones también adrede; y sin sentido.Ha sido tan intensa la semana, por la alta velocidad de los cambios después de destruir a conciencia la velocidad crucero, que a cada rato, constataba azorado, si algún premio había caído por estos lados, aunque fuera alguno de la pedrea, en la lotería. Pero no, al parecer ha habido tantos corrimientos y traiciones que no lo recuerdan bien al pago.

De todas maneras es tal el acaloramiento por la patria que todavía puede pasar cualquier cosa; hasta que se desinfle el arquetipo auto convocado.  De lo que no cabe duda es que entre los conocidos, los desconocidos,y los por conocer que todavía faltan, Argentina está hecha trizas, y el trabajo cumplido. Pues eso era lo que traían y tenían entre manos. Romper. Ahora, a esperar,  que todo lo bien hecho tiene su paga y es de esperar sea la cárcel, para quien corresponda Se ha llegado a un extremo tal que los extremos se tocan y la primera en caer ha sido la causante de los problemas. Ha llegado tan lejos con la ayuda de los que ahora quieren salvarla y que seguro se alejarán de ella. Pues por otra parte ninguno la necesita y cuanto más lejos mejor. Que por poco que acierten que ha de ser poco ya la cosa pública puede cambiar y esperar con calma  al año que viene; si es que viene.

Lo curioso, es que lo más débil que existe en Argentina es la señora que se empeña en tirarla y a pesar que lo ha logrado quiere más. Pero se trata de una débil sustentada por media docena de débiles que se sustentan en ella y que con seguridad empezarán a alejarse. Por otra parte bien mirado por otra media docena, que ni débiles, ni fuertes, esperan el gran ruido de la caída. Pero claro, ahora con las medidas que en Argentina nunca son inéditas, sino lo de siempre por uno y otro; y de ahí el color. Perosiempre lo mismo, pues al final siempre, siempre, siempre, ganan los de siempre; y siempre se trata del dólar, un dólar para los de siempre,Y siempre, siempre, siempre, los de siempre tienen que pagar la fiesta de los de siempre; porque pocas veces hay un dólar para ellos, para los que trabajan; aunque alguna vez lo ha habido. Hubo tiempo y no hace muchoque el dólarera para todos.

Ahora bien, las cosas como son. Si en las arcas no hay un solo dólar y si hasta hace unas semanas la tierra daba dólares con creces cabe preguntarse  por la  verde ausencia. Ndie ha hecho un kilómetro de carreteras, nadi ha hecho dos kilómetros de vías nadie ha hecho un sinnúmero de casas, nadie ha hecho el puerto nadie ha hecho  Nadie ha mejorado lo peor de La Matanza, los pobres suman el cincuenta por ciento de la Argentina, que se dice pronto hasta pueden llega r lo canallesco de las políticas nefastas que les permite fabricar miles de pobres por día y se quedan tan tranquilos. Les gusta la humillación de llenar planillas para que cueste menos la luz o el gas.  Mientras pierden la Vaca Muerta, adrede, para sembrar kilombo a futuro. Daría la impresión que esta podredumbre pretende tirar abajo la Argentina que hicieron Sarmiento y Roca. Les revuelve las tripas y entonces inventan y aúpan indios inexistentes para crear una Ucrania o una Cataluña.

Entonces, si nada han hecho. ¿El dinero dónde está? O sea, que se  lo han comido cuatro o seis señores y señoras que están al lado de las cajas y además han hecho como único trabajo miles y miles rectangulitos de papel moneda. ¿Y…….?  Y por si fuera poco el campo tiene que trabajar para pagar el gasto de tener los enemigos de la plata bien comidos. Y por si no bastare se odian entre ellos. Los puestos porMassa, incluido él mismo, se odian entre ellos.

Todos en el último cuarto de siglo se han insultado como carreteros con perdón de los carreteros  Y ahora los odiadores piensan arreglar su desarreglo. Esperemos que la justicia avance mientras ellos no tienen otro remedio que hacer lo que el Fondo diga. Siempre me ha llamado la atención que estos ministros de corto vuelo en medio del jolgorio lanzan medidas salvadoras. Y la pregunta es por qué no las largaron hace un año o dos o diez.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img