Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 17 de julio de 2021
10.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y aquello

- Publicidad -
- Publicidad -

Y se ha llegado a tal extremo de inmoralidad que aunque sigan han quedado desnudos, sin investidura, que al cabo era lo que los sostenía a pesar de las tropelías, pero les importa tres pimientos el hábito, y ahora han llegado a tal extremo facineroso que ya no son nada. Nada aunque estén. Están pero son nada. Porque al verlos que están, sobresalen, y se toma conciencia, que no son. Solo son nada. Que se lo han ganado a pulmón, pues durante catorce meses han avivado e instigado el miedo, y de tanto machacar, hasta se lo han creído, al punto que llegado el momento se han aplicado la mejor y la única que tenían, la rusa; con nombre épico. Como ellos y ellas suponen son sus vidas. Épicas. Los vuelos míticos donde pilotos y azafatas lloraban de emoción, como si hubieran descubierto el sitio certero donde anida el alma, y resulta eran para desalmados; que todo el cargamento era para ellos. Los esenciales para romper la patria.

Basta que cualquier lector multiplique las docenas y docenas de vacunados casi púberes que conoce de su pueblo o ciudad para multiplicar. Y tomará conciencia que son miles y miles y miles de vacunas que han entrado alos brazos de los héroes. O sea, un alto porcentaje de sus votos ya está vacunado y cada cual deberá entender, qué ha sucedido, pensando a futuro. Por el momento puede pensar lector que esos que han hecho caso omiso de sus padres y abuelos son los que prefieren Venezuela, aunque se llenen las bocas con próceres para sí y sin envergadura para los otros. Porque desconocen quienes son, porque su sino son los gritos y el desdén y la catarata inaudita de gestos con que llevarse por delante voluntades. Sin embargo, nunca hansabido por donde doblan las campanas, que por otra parte y dicho al pasar, es una excelente ventaja para el mal; previo ser vacunados, faltaba más.

- Publicidad -

Lo he escrito en varias oportunidades desde hace catorce meses, que si politizaban el virus, éste se los iba a llevar puestos y sabía que algo así debía ocurrir tratándose de la tropa en exposición, pero nunca creí que hicieran tal cosa bajo cuerda y en nocturnidad, dela misma manera que desde el primer día iban y venían sin que nadie los parara mientras el que esto escribe y en los últimos días tuvo que enseñar el documente para entrar  al pueblo mientras ellos descansaban de tanto esfuerzo por las múltiples festicholasa salto de mata y de noche; que hacia algunos ampliamente conocidos hubieron de ir quienes debían ir, a decirles bajaran el volumen de la música y eso que los vecinos más cercanos estaban a trescientos metros. Y así es la cosa.

Pues ahora los pobladores de bien deben no olvidar a los pobladores del mal. Y votar en consecuencia. Dado que los buenos se han propuesto no salirse de la democracia. Una experiencia que es de esperar pueda cumplirse. Porque sin ir más lejos, Formosa ya ha llegado a Venezuela.En una palabra que en uno año todo el proyecto se ha resumido en algo rasposo y  de calado deleznable y chapucero. Todo el año con propuestas y contrapropuestas al rato, como una manera de hacer gobierno que por otra parteno deja de extrañar,  pero no deben saber por dónde queda el palo del gobierno, ni como se mueve ni como debe ser usado en consonancia con el ritmo y rumbo del viento. Es muy importante el viento para conducir el palo del gobierno, al menos el del molino, pero nada. Tonterías, sandeces, chapuzas y echarle la culpa al otro; cuando de verdad deberían amarlo por la triste manera de actuar un quinquenio atrás, y en particular a ellos y a estos y a foráneos a quienes regaló miles de millones de dólares a troche y moche en las famosas almonedaspúblicas y diarias para equilibrar nadie sabe qué.En vez de ponerle un precio al dólar.

Como ahora por qué hay tantos dólares  a precios diversos si todos son los mismos verdes; y todos los habitantes deberían ser iguales ante los verdes. Hace cincuenta años no le ponen precio al dólar y así estamos con economistas de pacotilla cuya única faena es romper en pedazos la nación y a cada uno de sus habitantes. El actual, otro de los de siempre y tan campante Pero ahí están todos, firmes pero con miedo, unos,y sin miedo el otro, saliendo a la palestra como si fuera el campeón. Qué triste es todo y que poca alegría suscitan. Es hora de que queden relegados; y los que importan que no son muchos pero existen, de una buena vez tomen el gobierno. Y es de suponer que las gentes habrán entendido a quien darán sus votos en  las próximas elecciones; salvo, claro está, que les guste Formosa.

Ya no vale aquello, de  no sabe no contesta. Hay demasiada pedagogía para que mermen los veletas ante las  Paso y las Legislativas. Que para que se hagan deben bregar todos. Y  juntos de una buena vez. Durante catorce meses a diario les servían en bandeja chapuzas para sacar la enjundia y contestar y sin embargo han dejado pasar todo; y ahí están los formoseños que no mienten. Y el asunto es que no me cabe duda no han querido enfrentar y escribía que sospechaba parecido al PP de España. Pero ahora han llegado a semejante grosería que ya no las tienen todas consigo porque han metido la pata hasta el caracú y los gritos son de debilidad al igual que las blasfemias ante la justicia. Claro, si los de enfrente saben ser fuertes. Han metido la pata en el mismo corazón de la moral. Han hecho diana en la ética en nombre de la patota y como si fueran eternos.  Otra cuestión que no puede remontarse, porque es insoslayable.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img