Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 28 de septiembre de 2021
17.2 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y aquello

- Publicidad -
- Publicidad -

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Me parece que la predilección deMacri desde hace cuatro años es que hubiera pocos partidos para ser votados; y a estas alturas,uno solo, que le  llevaría a ganar, sin esfuerzo. Claro que eso sería lo más parecido a una dictadura, algo que no va con él, dicho sea de paso, o en todo caso como esos viejos partidos famosos de la América pasada o casi perimida. O sea, gustaría fueran solamente dos. Que el votante sin hesitar se incline ciegamente, sin rodeos, para este o para aquel. Machacar constantemente parea que no se confunda y sobre todo  que el otro más que adversario sea enemigo. El diablo. O sea, la grieta y la llamada polarización. A sabiendas que ambas van de la mano y que no se sabe cuál de las dos es primera, o cual es la madre del borrego, o si primero fue el huevo o la gallina, o el famoso huevo de Colón, que no se bien  como toca  y es preferible dejarlo a un lado, por si aparece algún indigenista enemigo de los indios.

- Publicidad -

Claro que a pesar de que todos escenarios son edificados desde arriba, y que se azuza a la gente desde arriba, en la polarización el trabajo lo hace los integrantes de la sociedad. Los unos y los otros. Y aunque no lo parezca el trabajo de los políticos es simple, son lineamientos casi siempre para fastidiar e irritar, separar hasta que cruja sin romperse. Y siempre la polarización responde a una clase política de vuelo corto, de gallinácea. La política que segregan  se corresponde con un erial. Porque si de verdad fueran excelentes y amaran a la patria y a sus paisanos no necesitarían de la grieta. Por otra parte en una sociedad polarizada lo único que cunde es el desencuentro y cuando hay que votar, se vota contra el otro. Para fastidiar al otro, porque, cuando se yergue una personalidad ilusionante no necesita de la polarización. Es lo que está pasando por estas latitudes. Y olvidan los políticos causantes de los desastres y que ha sido el otro. Que en la polarización son tan malos los unos como los otros, y los votantes se matan por el voto a este o a ese.

Y ahora resulta que hasta la creada polarización les es adversa y reversa pues los iones que debían ir hacia su sino desconocen los ánodos y cátodos destinados y se les ve que van y vienen desenfrenados. Es curioso todos quieren aportar iones pero las señales no se encuentran y en consecuencia sin ideas coherentes y de peso tratan de juntarse, pero como se desplazan sin cesar, al cabo, parece una desbandada. Y hasta algunos dan risa subiendo y bajando del yo dije pero ahora digo. Y tan campantes. O sea, una farsa de gente que ha perdido rumbo, lo cual de hecho es un espanto, claro que el problema es que son quienes gobiernan y desgobiernan. Y como buena parte de ellos necesitan zafar, pues erigen como alternativa al caos, el quinto paro contra el gobierno, y a su vez, la gente por quinta vez en contra de los paros y piqueteros, Y todos, partidos, gobierno y cgt contentos; y viva la grieta. Porque ninguno de ellos se sientan a taparla.

Están tratando de hacer algo que los una, sin dejar de ser cada uno, que no está mal, el problema es que no son buenos para la faena. Porque sucede que  hay pocos hombres de peso, y poco peso en los distintos partidos; y con eso no se hacen pactos que sirvan a futuro porque cada cual es uno y no otro. La otredad no es justamente aquello que les atañe, al menos para perseguir una ilusión, no importa si grande o pequeña; pero ilusión al fin.Sin embargo, llegado el momento la gente votará contra el otro, porque en eso han terminado las democracias casi a nivel mundial, para que no ganen los otros. Y por si algo faltare a Barba le ha dado por tirar piedras y habla de la “posibilidad de que Macri se baje” cuando el problema y grave es que éste, Macri, lo subió a él, sin pedir permiso a nadie, dado que el mandato del votante era otro. El mandato era la ilusión no la emoción que tampoco ha servido para nada, aunque no cesan. Los piqueteros parecen ser más emotivos. 

Desconozco si los políticos se han fijado que el 25 ha pasado sin pena ni gloria. Un día más, al punto que mucha gente continuó con sus tareas habituales y en los pueblos y ciudades banderas contadas con los dedos de las manos. No es un tema baladí, porque nos tienen acostumbrados a que patria es algo digno de ignorar, aquí y en el mundo, salvo en Rusia y en Chile que continúa habiendo rusos y chilenos respectivamente, porque el pasado pesa. O sea, que los argentinos, gracias a los últimos desgobiernos dedicados a expoliar conciencias, amén de tergiversar el pasado que no corrigen los actuales. Y prefieren aparecer como peores para que nada aparezca como incorrecto. Porque lo políticamente correcto es putear a Sarmiento, olvidar a Roca, desconocer a Moreno o Castelli y desde que el sol asoma.

 Y ahora han puesto a un cérvido en el billete de 100 para sacar a Roca a cornada limpia.  A ello se suma el poco respeto al prójimo, a los símbolos, a una estética que ayuda e inviste, al oficio o función. En San Ponciano de la Plata durante el Tedeum, se encontraba en primera fila, un gerifalte sin corbata y supongo que no será por ateísmo que tampoco estaría bien, sino por jorobar, porque me importa tres pimientos, lo que ustedes están haciendo. O juzgando procedencias, no se han dado cuenta que ya no va aquello de alpargatas si libros no; a pesar de lo ocurrido en la Feria del libro  donde la dueña del cotarro hizo lo que se le cantó. O sea, el ridículo, para decirlo en pequeño.

https://felipemartinezperez.wixsite.com/index

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img