Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 13 de octubre de 2021
19.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y aquello

- Publicidad -
- Publicidad -

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Buena parte de los políticos del mundo, los denominados  correctos, que al cabo, y dado la que está cayendo y la que se viene, son los de mentira; y por lo regular bastante ajenos a sus respectivas patrias. Que esta palabra a tampoco les nace de forma cotidiana. Y ahí están entre los coletazos del covid y los negocios que no pueden ni deben cesar y el origen de los insumos arribados y por arribar, que siempre andan a la orden de la grieta nacional y de las grietas  mundiales que nacen como hongos. O sea, lo dicho hace unos años, que se trata de enfrentar. Enfrentar a diario. Y lo tremendo que estos enfrentamientos no los paran los banderazos que sin embargo son un tope, sino las oposiciones de verdad unidas en un frente común de algunas premisas y sin que ninguno se ponga nervioso por estar juntos. Es llamativo y peligroso, que la escena nacional ante el aplauso  de los medios se llene de macri.

- Publicidad -

Es como si se estuviera conformando un monumento que guste a la señora. Porque de otra manera no se explica cargar hacia adelante con el peor, y sobre todo habiendo media docena de buenos. Que es de esperar no estén peleados, porque curiosamente siempre se pelean los buenos o los que creemos que lo son. Que ya no te puedes fiar de nadie. Lo curioso es que entre tanto necio por el mundo, todo sigue igual aunque con asombro. Y suponiendo que los chinos hayan sido los causantes del desbarajuste, pues, al día de hoy, curiosamente, normales y alertas, a los que se suman los países que se alejaron de famosa organización e hicieron lo que hay que hacer, es decir, al positivo aislamiento, y el negativo a trabajar; siempre y cuando desde el primer día realices lo que hay hacer en la calle.

Pero ha sido tan bien hecha la línea a seguir, la políticamente correcta, que casi todos los que del asunto han hablado, han promovido la cuarentena o confinamiento para todos, y mientras tanto, algunos de todos, hacían sus negocios y sus perversiones; e incluso en un país que conozco muy bien, los jueces máximos fallaron contra la tierra que les vio nacer, de manera que los habitantes quedaron huérfanos de defensa. Y a otra cosa mariposa. Que así es hoy lo correcto. Y hasta sin rubor ante las fotos. Y ahora abren las puertas a destiempo o para que no se las rompan, pues hace rato que no existe ningún orden  a seguir. Y ahora otra vez a las vueltas, incluso, han llegado al estado de alarma con la nueva ola o la vacuna  por necesidad.

De todas maneras hay algo que preocupa y es la posibilidad de perder el negocio y un enfoque apropiado ante las elecciones que, tanto pueden ser como no, dependiendo del humor del virus. Que ya veremos si las hay. Y para peor, ahora sin justicia el virus es muy malo. Pero continúan con el miedo en el bolsillo esparciéndolo de a puñaditos. Y por un lado, otra vez los necios del mundo viendo a quien confinan primero. Yo personalmente al segundo día del miedo hace un año, habría confinado a los políticos que, por otra parte, solo sirven como se ha visto para embarrar la cancha. Han sido los causantes de cuanto estropicio ha ocurrido en el mundo. Buena parte de ellos porque no sabían y no entendían el lenguaje de las campanas, y otros porque estaban puestos para desarreglar. Por ejemplo el antiespañol puso al frente de la pandemia a un filósofo que es algo así como reírse de la vida. Filosóficamente claro.

Y se está llegando al caso que por la interna confusión de cada uno de los funcionarios consigo mismo y con los demás, que ya ni saben la cantidad de vacunas que han comprado,  o van a comprar, ni a quien, con ideología o sin ella, que es una salvedad del gobierno decir que los virus no tienen ideología y la vacuna tampoco; que es para reírse si no fuera para llorar. Más todavía han llegado a tal extremo preocupante, que desasosegados por sus deudas con la sociedad, que primero recontra obligatoria, después que no tanto y después que no será obligatoria; y después harán el enfrentamiento entre quienes sí, y quienes no. O sea, partido bastante reñido, con muchos goles en contra. Y otra para reírse, dice gollan que le llaman a cada segundo para ponerse la vacuna. En realidad, están esperando que se la ponga él.

Unas  veces informan al sesgo,  otras informan, pero poco, o sea, desinforman; y en otras oportunidades es tal la abundancia de información contradictoria sobre el mismo tema que demuestran una supina desinformación todos ellos;  juntos  y por unidad. Y así anda la patria. De tal manera al inicio la vacuna era casi nuestra con la isleña.  De golpe había un laboratorio en Argentina nuevito y deslumbrante, que servía para estos asuntos. Después que en Brasil los ensayos, después que los locales no. De golpe y porrazo que en Rusia se podían comprar millones para fin de mes pero los rusos  no tienen tal cantidad y no es cuestión de echar agua al vino para llegar al tope.

Después el anuncio que a la isla también se le compran millones. Después el viaje había sido en silencio pero habían hecho ruido con los acostumbrados impresentables, y por supuesto todo el mundo estaba enterado. Y aquí  unos daban vivas a la rusa y otros mueras a la misma y sentaditos al lado y sin guardar la distancia.  Sputnik si, Sputnik no. Después que la tal vacuna no servía. Y las carreras del porcentaje de eficacia.  De todas maneras, a la Madre Rusia no la dirigen  picapiedras. Lo bueno es que de los banderazos empiezan a surgir hombres y mujeres hartos de los unos y de los otros; y tratan de unirse para juntos abrir camino.  Y es de esperar que ellos no caigan en los unos y los otros. Y sea en serio para salir del atolladero.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img