Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 27 de julio de 2021
2.9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y aquello

- Publicidad -
- Publicidad -

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Hace años que Argentina está manejada por los fundadores del servilismo y no salen de ahí. Sin servilismo no son nadie. Lo curioso es que con el servilismo dejan de ser alguien, los demás. Los parásitos crean parásitos porque es lo que sale de sus fábricas. Y por si fuera poco, mientras destruyen, se suponen a sí mismos los elegidos del reformismo; que han descubierto a deshora sin tomar conciencia que adolecen de tiempo y espacio. Vivir de servilismos es atroz, y horrendo vivir con los servilismos. Una provocación para lo cual cooptan muchachas gritonas o sea, histéricas y feministas y muchachos y no tanto piqueteros tira piedras que ahora les ha dado por las cartas documento. Si uno se fija bien en los acontecimientos de los últimos veinte años, llega a la conclusión que entre otros, el mayor sufrimiento es el de la palabra.

- Publicidad -

 

 Han desnudado la palabra y la han puesto en pelota y en la plaza pública. Y no toleran les digan pelotudos. Eso es lo que ha sucedido en los últimos veinte años, las palabras han perdido su propio crédito que necesitan de las cartas documentos para creerse a sí mismos. Desde el más tonto hasta el que se la da de listillo o listilla. Cartas documento por aquí, cartas documento por allí. ¡Marche una carta documento…!¡Con fritas! Esto no va más y es hora de que los políticos de la oposición se pongan los pantalones o los tirantes, que ahora se usa mucho y salgan a la calle, ellos, los jefes, a decir verdades. Déjense de joder hablando de lo que ha dicho la Carrió en consonancia con la presencia o ausencia del pampero o si existe Macri o no existe. Macri es palabra nefasta desde cinco años atrás. Y eso que fue la ilusión…por dos días. O sea, radicales, buenos peronistas y otros, basta de marear la perdiz, basta de dar vueltas y vueltas a ver qué pasa. Que lo que pasa es que se pasa la Argentina y tal cosa sucede porque los políticos quieren que suceda. ¿O no? Súbanse a una silla como en Francia o en las Islas y digan que hay que hacer. Qué deben hacer ellos los oficialistas y ellos los de la oposición. Los oficialistas ya lo han hecho, y varias veces durante veinte años.

 

No pueden hacer más; deberían construir y no les sale. Porque guste o disguste a los unos o a los otros, todos los de un lado y los del otro se han conjurado; la conjuración de los necios o al menos, eso parece. Y faltaba la corte. Esto no puede seguir así con cafieritos albertitos, cristinitas,kicichitos, gabroicitos, bergoglitos, tocinitos del cielo, pelotuditos varios,y con el estúpido de turno en economía, que lo poco que había se lo ha fregado. Como el anterior en diaria almoneda pública. El dólar manga de jodidos no se salva rematando dólares. El dólar se salva poniéndole un valor que es un número; y a trabajar. Llevan cinco años repartiéndose miles de millones de dólares que les da el Fondo, porque es una buena manera de tener estúpidos de por vida trabajando para pagar. Y los que trabajan no son los arriba innombrables.Y es que llevamos dos desgobiernos seguidos empeñados en ir del bracete con los corruptos. Parece en joda que sean los periodistas quienes han hecho y hacen los trabajos sucios.

 

 Total, después venga quien venga, los que piensan sobran. Si se sabrá por estas pampas y por aquellas montañas, y por los lejanos mares; y en todos los sitios. Si sabré lo que es pensar, y lo sé desde antes de nacer. Imagínese usted. Que esto no falla nunca; el que piensa jode. Desde los griegos, que buena literatura han dado. Y cuántos años lleva la Argentina al son de la conjura de los necios. Miras hacia atrás y so se puede creer la cantidad que había y hay. Ninguno sano desde que mataron aIllia. Y fíjese lector lo que significa estar mal desde hace años. Vidas enteras viviendo mal. Millones de vidas viviendo al compás de los necios. La década del 70. Horror. Los actuales empiezan la escalada contra Argentina. La década del 80 Un oasis sin agua y regalando dinero a la década anterior.

 

 La década del 90. Menen vende todo la infraestructura de alta tecnología y la alta complejidad de sus hombres y casi borra del mapa a Córdoba. La primera década del nuevo siglo. Sin pena ni gloria despertando a ver el valor del dólar. Y en lo que se ha desembocado sin pena ni gloria y siempre al costado de la trastada. Y los trastos en los puestos de lujo. Los actuales rompiendo cuerpo y alma del país.Y en lo que se ha desembocado sin políticos de altura. Solo incultos a babor y estribor, a proa y a popa. Y ahí tenéis al hombre común con más de 70 años hoy que no le han dejado vivir, que lo que hacía en una década lo perdía en la otra. Y se ha llevado su vida, viendo a los mismos necios. Los necios que no cesan. Majaderos en horda. Los hunos, pero majaderos. Porque de lo que no se habla es que la política es extraordinaria para los que nada tienen para aportar, porque nasa saben hacer.

 

Aunque a esta altura saben que deben golpear fuerte y con mentiras siderales. Daos cuenta la salvajada de las invasiones contra la propiedad de las semanas anteriores. Pisoteando la cama donde dormía la víctima. Y la culpa, la tenía el dueño, por tener casa; es decir por trabajar, o haber trabajado; y el asunto recién ha comenzado. Pero esto me trae a colación España, el libro abierto de lo que no hay que hacer. En mi Logroño salen a destruir los terroristas de alrededor y echan la culpa a VOX. O sea, la culpa es de los que tienen propiedades. O traducido. Como si la invasión de las tierras de Etchevehere las hubiera realizado la Sociedad Rural. Hispanoamérica en joda.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img