Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 13 de junio de 2021
11.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y aquello

- Publicidad -
- Publicidad -

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Hay gentes por lo regular allegados a la política, a la de bajura, con puestos que casi siempre sobrepasan sus intelectosniles excitan desvelo alguno; y lo curioso esque no importa la manera en que desenvuelven sus trabajos, que nada van a aportar aunque se espera que esos trabajos ayuden a todos. Que los resultados sean universales.Sin embargo, no importa de quese trate ni adonde apunten, los resultados siempre se deslizan de forma subterránea o a gritos para el sitio donde ellos están ubicados; tales individuos a veces piensan o se dedican a la política en la cual poco entienden, pero llueva o haga sol, siempre piensan para ellos.  Es, por ejemplo, lo que sucede con el dólar, que llevan medio siglo quedándose los dólares y después de fundir patria y bolsillos de los patriotas se atreven a señalar  quienes deben y pueden comprar.

- Publicidad -

Se han llevado de a poco o de golpe miles de millones de dólares y sin rebozo alguno, la totalidad de lo pedidoa los acreedores extranjeros Fondo y etc, y para ello han pasado un montón de economistas  por el respectivo ministerio; simplemente para vaciarlo. Algunos han llegado, incluso,a hacerse con la casa de la Moneda y sus planchas, que nunca ha ocurrido en ningún lugar del mundo. Y por ahí andan mandando y son gobierno; o desgobierno. Las vidas de millones de habitantes dependiendo de ellos. Y para más inri, cosa original, hasta los han sacado -a los dólares, claro- en almoneda pública y los compraban los que tenían dinero que por otra parte eran los señalados, por haber ocupado puestos públicos desde siempre. Gente que sirve para todo y por ende no sirve para nada; y ahí está reflejado.

Y eso no ha ocurrido en el siglo pasado ni ha sido un maná al revés que caía despistado. Eso ha ocurrido hace dos o tres años. Más los hechos sucedidos desde un cuarto de siglo atrás. Y todos tan contentos que eso no lo recuerdan; que solo se acuerdan de destrozar el pasado, que por otra parte, también se paga en dólares. Ahora resulta que los estatales pueden comprar dólares, según lo anunciado con bombos y platillos y a renglón seguido uno piensa ante semejante alborozo panorama donde está la madre del borrego. Y lo primero que llama la atención es por qué ellos sí y los otros no. O todos o ninguno, y sucede que ninguno es para los otros y todos son unos pocos.

Y resulta que haces cuentas y desde hace 25 años además de los pocos que saben, que vienen de lejos y agachan la cabeza, los estatales de hoy son de ellos, al punto que está inundado de camporitas y adjuntos. Y se ha llegado a tal extremo que el tonto anterior no pudo meter la cantidad deseada porque estaba saturado el ambiente; como hoy aseguran están las UCI.Hace unos años, diez con seguridad que por aquí las cosas malas se eternizan y en esa eternidad todo sigue igual porque tiempo y espacio es lo mismo, o por ahí, escribía una columna  a propósito de cuando me llevé por delante un paradigma y fui al hospital a extraerme una radiografía de la rodilla. Que los paradigmas son duros.Llamaba la atención, la impresionante la cantidad de jóvenes y no tanto que trabajaban, en los pasillos. Pues nada, me acuerdo escribía una columna al respecto de la saturación de camporas.

  Les preguntaba a dos o tres que hablaban en corro y les molestó que la pregunta les rompiera el nimbo; me interesaba saber dónde estaba rayos, y no supieron informarme. Y eso que trabajaban en los pasillos donde todo se ve y todo se sabe. Pues ellos, los acomodados, no sabían que yo iba a veinte metros. Y eso continúa por aquí y por acullá. O sea, que las distintas ramas peronistas que anclan en el estado pueden comprar dólares por decreto. Al rato,  en la calle preguntaba a algún transeúnte si iba a comprar dólares y me contestaba que ganaba cien dólares y a gatas.  Esa afirmación era de él. Del transeúnte. Es que todo es de terror desde un cuarto de siglo. Y sin ir más lejos,otro que bien baila es el ministro de salud provincial les va a dar camas, incluso a los que putean la cuarentena; y hay que tener mala leche, pues lo ha pensado, no darles.Y lo tremendo; que unas veces encuentra muertos por doquier y otras por doquier se lo comen a él los infectados, que es la lógica, en momentos actuales en que manda el rebaño.

Y ahí lo ven,  es ministro de salud, aunque en definitiva parece poco saludable, y si jodidillo de verdad. Yo no entiendo cómo puede haber gente así, y menos entiendo sus llegadas a puestos claves pues en este caso no ha hecho nada por la salud, dado que eso había que haberlo hecho hace ocho meses. Y debería ser juzgado en uno o dos meses. Y ahí lo tenéis tan tranquilo, sin ponerse colorado y diciendo que también habrá camas para quienes le critican. Y no se le mueve un pelo. Y los colegiados en sus colegios ¿qué dicen de este bárbaro?Como iba a saber Hipócrates que en la tierra donde floreció una Medicina con TRES NOBELES fuera de serie, iban a florecer  estos médicos cizañeros. Y olvida que ha jurado por “hacer de la salud y de la vida de vuestros enfermos la primera de vuestras preocupaciones” y por si algo faltare olvida que debe ejercer la medicina “con conciencia y dignidad”  y que ante el enfermo no puede interponer  “consideraciones de raza, religión, nacionalidad, de partido o de clase”. O sea, un perverso. Pobre Asclepio.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img