Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

lunes, 27 de septiembre de 2021
8.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y aquello

- Publicidad -
- Publicidad -

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Es impresionante la cantidad de frases sin sentido que se dicen al cabo del día, y la mayoría dichas por los políticos;  y en consecuencia urbi e orbi, porque eso les gusta mucho. Es curioso que cuantas más chorradas expelen y más volumen presentan más tranquilos se quedan; y se les ve más orondos, eso de que el señor presidente y sin venir a cuento dijera, que él quiere una Argentina como los países nórdicos y los enumera uno por uno que todos están por las cumbres de lo que se conoce por el mundo como bienestar social. Justo lo que por estas pampas se pierde de hora en hora. Una pena que recién haya padecido ese sueño, pues lleva en el poder  un cuarto de siglo, sin haber hecho nada de lo que sueña, sino que por el contrario en ese tiempo han hecho del país que les vio nacer una de las mayores fábricas del mundo para hacer pobres. Una cadena bien aceitada como la de Ford pero en vez de autos; pobres y más pobres. Todos iguales acorde a la matriz y a la cadena. Veinticinco añitos. Que se dice pronto. Mientras el lejano oriente se sacaba de encima el napalm y otras  cuestiones y se iban para arriba. O sea, que hace años que atrasamos y sin que por algún recoveco de sus almas les surja constricción y  arrepentimiento.

- Publicidad -

Claro que acaece un problema. Quizás ese sueño no lo pueden llevar a cabo viviendo comomarqueses en Puerto Apache,mientras por todo mérito proyectan más La Matanza para todos y todas, nunca mejor escrito. Un modelo que está y defienden con bravatas altisonantes. Porque además hablan y hablan por horas, para que las gentes al cabo apaguen la TV. Basta acechar las divagaciones del muchacho de la provincia que poco y nada habla que Dios le agradezca; ni los habitantes, claro. Tiene boca y caradurismo, pero ni ideas ni ideales.No  realiza nada positivo porque se lo veda, llamémosle, su rasura. Da pena verlo hablar y el discurso se convierte en un balbuceo y sin embargo dado el énfasis, le debe parecer el gorjeo de un pajarito saltando de rama en rama; y tan tranquilo. Ni ideas ni ideales y en la política tal merma es muy malo y denigrante para quien los porta. Lo tremendo es que cuando te meten el perro hablan del adversario para denigrarlo, a la vez que callando profundizan la brecha y lo tremendo es que sus hazañas para salvar la patria son denigrantes.

Pero como nunca han leído algo que les surta sustancia para pensar, pues ni piensan ni tienen un modelo o prototipo, una línea a seguir, y como notienen cultura alguna pues se conforman con ser nulos. Ni les da vergüenza porque poco les interesan los méritos y los merecimientos. Y aunque parezca cosa extraña la falta de cultura les sustrae nobleza y generosidad. Por lo demás no pueden ir muy lejos porque para tener ideas hay que pensar, pensar con generosidad, sin olvidar al otro y en consecuencia tampoco pueden ir tras un ideal que sería un modelo a llevar a cabo y por la zona no hay modelo alguno salvo que ante su ausencia el modelo sea eso, una carencia, propia de los abundantes adictos del que venga atrás que arree y la falta de solidaridad y generosidad al cabo termina en una democracia desmembrada o en una dictadura en cuanto te vas a dormir. Y no hay que olvidar que estos personajes son los que robaron el burro a Sancho y no una vez sino dos. Que a los Sanchos siempre les andan robando el burro. Recuerden a Ginés de Pasamonte y Argentina desde hace medio siglo está atiborrada de ginesesdepasamontes, Yo veo al irreverente Ginés actual robándole la salud a los argentinos, como si se tratara del burro de Sancho. El burro de los sanchos. Y ya tendría que estar enjuiciado por mala praxis y casi casi con la  misma mala saña de sus hermanos del desgobierno español. Una manada de vanos e inservibles sin escrúpulos, cosa de no ponerse colorados ante la diaria y malévola faena, propia de desclasados.

Y por si algo faltaba para un ajuste a la pobreza espiritual que les anima, y el asco que les produce el trabajo, se han metido y de lleno con lo que de verdad importa el mérito. Y hay que ser jodidos para confundir  gordura con hinchazón y darlo por bueno, y hasta el presidente se mete a divagar en el asunto y al rato para ayudar, como es de suyo, el Papa también comienza a desbarrar y ahora uno se da cuenta si mira el gabinete  que en primer lugar ninguno de ellos merece el cargo porque no hay merecimiento al adolecer de méritos. E incluso el Papa que no es ningún eximio en lo suyo hay que creer a ojo de buen cubero, que lo han elegido porque  no tenía méritos que es lo más insólito en un jesuita. Que así es como se lleva el mundo hoy en día, aunque por suerte quedan todavía rincones y muchos para salvarlo. Que cosas veredes Sancho.

No entienden ni quieren saberlo que el mérito de la Argentina es haber tenido meritorios del tamaño de Sarmiento o Roca que con la 1420 y la Universidad gratuita puso a todos de los distintos niveles en los mismos niveles para salir a buscar un proyecto de país que cuajaba en cada alumno y que les permitía a todos salir a buscar el mérito, merecido por sus diarios trajines. Que ya se sabe que no todos van a ser premios nobeles pero la ley aludida preservaba al que por méritos podía llegar a serlo. Por eso las puteadas que les envían desde sus vidas de bajura. Un país que cambia Sarmiento por Baradel no tiene destino; y sobre todo cuando buena parte de las maestras prefieren a Baradel. O sea, prefieren el desconocimiento al merecimiento. Y algo hay que hacer ante tanto fracaso. 

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img