Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 21 de julio de 2021
13.2 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y aquello

- Publicidad -
- Publicidad -

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Es asombroso como pasa el tiempo.Ya seis meses y vueltas y vueltas sobre lo mismo: tirar por la borda todo aquello que perjudica el presente o a los presentes. Y todos los días de la mágica chistera extraen problemas en vez de conejos o palomas.Problemas que a poco mirarlos no son ni de urgencia ni de emergencia y, en consecuencia, no se atiende a lo que importa y a  seis meses vista nada se arregla ni tratan de hacerlo. Solo el enfrentamiento muy bien construido; o deconstruido de algún viejo vendaval. Y en consecuencia, como no entienden ni han leído a Heidegger, lo mismo se animana la deconstrucción de un hombre, como entran a cuchillo al guisado de la abuela, respetando, claro, los viejos sabores en el plato, que en el hombre queda sin sabor. O sea un desaguisado.

- Publicidad -

Y ni que decir de la educación y sudeconstrucción con los baradeles y baradelas que ha terminado en destrucción y continúa; y todos tan campantes,  hasta la oposición, a juzgar como se mueve y se movió, cuando no era. O sea que todos los políticos salvo honrosas excepciones, es decir un puñado, poco han hecho para que no sucumba un pasado de gloria, repito de gloria, que ha provisto esta nación. Alguno de ustedes  recuerda que de los opositores de hoy o de los opositores de ayer haya salido una mínima frase de enaltecimiento de Sarmiento. Y dale que va, total primero los dólares y después los dolores, de los otros. Pues bien, esto venía al caso porque aunque usted no tome conciencia andan sin vergüenza alguna deconstruyendo la nación y persiguiendo  nacionales. Así empezó Alemania por los treinta.

El oficialismo en vez de oficiar de bombero y tratar de arreglar varios e importantes frentes de fuego prefiere sacar de la chistera piedras, duros vocablos y problemas que no vienen al caso pero que sirven para enfrentar. Y que así es y estallan de continuo, basta con solo mirar en derredor y desde los primeros días. El asunto es mojar la oreja. Y no a cualquiera sino a buena parte de las instituciones más importantes del país. Y además no aprenden, porque no quieren aprender, y vuelven a llevarse por delante a las mismas piedras que, por otra parte son gigantescas. Siempre los mismos problemas y siempre mal arreglados o bien arreglados para los muchachos. El dólar avanza sus estragos, en vísperas de default, luego que lo sacaron a almoneda pública para un remate que solo ellos sabían gracias a las artimañas del balanceo diario, e incluso algunos sabían que iba a valer setenta meses después; y acertaron, que curioso.

Excelente faena en contra de todos. El número actual fluctuante y se irá adonde quieran ellos que el dólar quiera. Se quedaron con los dólares y nos dejaron papeles sin valor, de diversos colores y hasta con animalitos. Y por si no bastare,  un animalito gana un premio de diseño. Si no es adrede lo contrario donde está. Y sucede que el peso por el suelo, desarticulado gracias a desalmados variopintos. No es cómico, que con el famoso verso del joven  para economía, el eterno muchacho sin juicio patrio, el actual sea justamente antisistema. Y quiere la vaca muerta y las vacas vivas y sus alimentos. Llevamos más de medio siglo atenidos al campo y todo lo que había de industrial lo han ido quitando adrede o porque a los dueños les acaecían monetarias asfixias. Quien puede proyectar a futuro con argentinos que odian los proyectos. Lo tremendo es que siempre en el medio.

Y lo curioso porque se ha visto, que algunos cuando ven triunfadores, sin vueltas y con apremios les “compran” las empresas. Claro que es cómico si no fuera para llorar. ¿Por qué un país en declive pone siempre un muchacho en economía? Y además con pompa y sin entender en la circunstancia. Y siempre el muchacho. Y la trastada del muchacho. Siempre  andan desnortados de patria. Eso sí todos son de los mejores y algunos de universidades extranjeras de renombre. Pero siempre el desacierto y siempre aciertan con la maquinita que tira más abajo el peso.  Y por si no bastare, lo habitual, cuándo piden el dinero los prestamistas son excelentes y cuando hay que devolver, como han gastado el dinero en fiestas, dejan a los trabajadores de los diversos estratos que paguen por solidaridad.

Y siempre incumpliendo lo pactado. Y cuando los acreedores les miran con caras de pocos amigos, se hacen los soberbios y pedantes y a cuellito descubierto; por supuesto se descuelga la risa del acreedor. Se ha visto que mientras le piden al obrero solidaridad, en el mismo momento se están subiendo los sueldos en las cámaras. Porque, vamos a ver, ¿cuánto gana un diputado para romper la nación? ¿Cuántas jubilaciones se comen por día, cada uno de ellos?La argentina es tan rica tan rica que es necesario poner siempre lo peor para quedarse con ella sin grandes sacrificios. Un muchacho a economía para que los perversos de afuera y adentro se queden con la patria entera; siempre el muchacho cambiable.

Y no cabe duda, que a estos personajillos losplantanen los distintos puestos, porque son afines a los que mandan;  que, a decir verdad, por lo regular desmandan. De otra manera, por qué elegir un muchacho que ya hizo de las suyas, para gobernador de una provincia un pelín más pequeña que España, en la cual en otra ojeada caben varios países. Y no tiene ni idea de ella. Eso si todos los puestos y los que venían de viaje o experiencia tienen en común el vacío intelectual. Es gente que no ha leído, que no se les cae una simple idea, que tienen el pasado por presente y no aciertan ni con este ni con aquel. Sus anteojeras se lo impiden y al principio o a la larga dibujan un futuro huero para la patria. Es lo que está pasando ahora. La están convirtiendo en un erial.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img