Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 08 de junio de 2021
6.9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y aquello

- Publicidad -
- Publicidad -

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Es curioso como desde hace más de medio siglo se trabaja para perder la nación, o para no engrandecerla, o para más o menos dejarla sin que nadie se dé cuenta que nada pasa;y que no tengan en cuenta que es necesario tener en cuenta a la nación en primer lugar. Al parecer sucedería  que Argentina tiene unas ubres tan grandes, tan grandes, que siempre se realimenta y tiene fuerzas y renace como aquella ave famosa, aunque cada vez con menos plumas y además y ahí reside lo curioso; que esas ubres siempre alimentan, si o si, a quienes  como en unos volatines macabros, juegana  matar la nación, que les vio nacer, sin que se inmuten ni les importe tres pimientos. Es cierto que  nunca llueve para todos igual, ni a gusto de todos,como suele afirmar el refrán, pero dando vuelta el refrán, si está escrito que la producción de una nación debe dar gusto a todos, en principio y como algo básico y de lo que recauda el estado, sin importar si la lluvia es mucha o poca. O sea, creo explicarme.

- Publicidad -

Y si nos ponemos a buscar la paradoja, no es menos curioso que uno de los grandes futuros  de Argentina se llame vaca muerta; que supongo es el cuero que tapa  lo que esta nación necesita para ser grande y sobresalir. Sin embargo, habrá que verlo y por el momento es una repartija de empresarios y seguramente YPF que ha enseñado al mundo en cuestiones petrolíferas, será el menos agraciado, porque para ello se han empeñado durante lustros los políticos argentinos.Y al cabo se podría  apostillar que el gran porcentaje de esas preces, serán para otros con más preces. Y Argentina teniendo todo, los argentino s no tienen nada o casi nada, salvo claro está que anden chupando de la teta estatal; o sea, que anden metidos a políticos.

Baste decir que habiendo tenido allá en la lejanía de los tiempos más kilómetros de vías que muchos pueblos hoy famosos, en la actualidad, Argentina no tiene trenes y los pocos que andan son lentos y los muchos que se compraron los compraron no usados sino en desuso y ahí están repudriéndose, pero los compradores sueltos y comprando flotas de camiones. Y ya que estamos en la vía, es un país éste, que no fabrica camiones y no tiene trenes y los EEUU, por ejemplo que fabrican famosos camiones poseen los mejores trenes de las Américas. Qué paradoja. Es casi seguro que en el país del norte hay otros sindicalistas.

Decía el presidente virtual andando de viajero que “si la Argentina hubiera invertido en tiempo y forma en ciencia y tecnología, durante décadas,tendría capacidad propia para extraer petróleo y gas”. Tengo el orgullo de ser graduado en la Universidad de La Plata. Y puedo afirmar que hubo tiempos en que salían muchos aunque pocos, ingenieros, y pocos pero muy importantes geólogos que han dado fama a la Universidad y a YPF y que hoy andan por el mundo o son llamados desde el mundo. Y siempre están al lado del petróleo o en las prospecciones. Baste recordar lo que ha pasado con esta empresa señera como institución, regalándola al mejor postor y de regalo los postores.  Por supuesto además de esto el presidente virtual se olvidaba de un tal Menem que descalabró cuanta cosa de importancia había en el paíscon el aplauso de los que ahora mal recuerdan el pasado o lo rompen. No está de más recordar los cohetes envidiados por algunos países y los aviones que ahora vuelan en un país vecino y salieron de La Plata y Córdoba. Tampoco se acordaba del cavallo tirando coz tras coz y en eso continúa; y los caballos que vinieron después y trotaron antes. Que ningún ministro de economía es recordable.

Recuerdo hace unos años que el dólar estaría más verde o menos verde o la peseta para arriba o para abajo o ya el euro estaría en su sitio. Vaya uno a saber,  o el peso llorando o en aquel momento alguna constitución hubo de ser cambiada para hacerse un grupo con el país, o los militares seguían siendo malos,o Europa tenía menos tontos y muchísimos menos sinvergüenzas que ahora, en la política, claro. En una palabra que no entro en las condiciones morales ni financieras del mundo de hace unos años pero he comido aquí en la calle Arenales magdalenas de Soto de Cameros, un pueblo a treinta kilómetros de Logroño, famoso desde la edad media por sus golosinas, que por allí han quedado como golmajerías, es decir un riojanismo.

Y al grano, teniendo mil veces menos trigo que por estas pampas habían salido de fábrica, habían rodado 140 kilómetros al puerto más cercano, Bilbao en este caso, donde las embarcaron, habían hecho catorce mil kilómetros. Habían llegado al puerto de Buenos Aires, y después dos o tres días hasta encontrar el papel que nunca se había pedido, trescientos más a  Bolívar.Y en la  calle Alsina valía un treinta por ciento menos que las nativas de la plaza, que ahora llaman centro cívico para despistar la merma de civismo. A su vez hace poco he comprado en un pueblito del camino subiendo por Portugal loratadina,por treinta comprimidos; y al volver y dado que en un costado tenía el precio fijo en todo el país,me demostraba que treinta comprimidos de allí, valían menos que diez de por aquí. Es decir que desde hace más de cincuenta años no acertamos con ninguno en la rosada. Y esto de los medicamentos desde el famoso Ginés de Pasamonte   que a Sancho le robó el burro y a la Argentina el otro Ginés  le ha robado muchos años de futuro de cada argentino con el asunto los medicamentos. O sea, que también les ha robado el burro. Que  a los sanchos siempre le roban el burro. Una y mil y veces.Y los sanchos no escarmientan y en consecuencia sigue Ginés y los gineses. Y éstos se multiplican a diario.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img