Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 16 de julio de 2024
8.3 C
San Carlos de Bolívar

De esto y aquello

Nota 1625 - (5ª Época).

- Publicidad -
- Publicidad -

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez.

Y por aquí como siempre, con la diferencia que la gente empieza a darse cuenta que no sabe adónde va a llegar con este señor; y los periodistas de peso desde hace más de un mes empiezan a ver la oscuridad en el camino y disminuyen las lisonjas; y los que han sabido ver bien el futuro son los peronistas, los malos, que se van salvando, e incluso, hay momentos en que mandan ellos, tal es la trayectoria retrógrada del que tenía -y tiene- en sus manos el futuro. Y con un poco de suerte quizás lo pueda tener todavía. Aun que todo estaría mejor con la señora Villarruel de presidente; y al cabo esta señora como presidenta del Senado salvó a la Argentina. Y bien, supongamos que sí. Pero más allá de ella, lo importante, es que hemos visto que la mitad es mala y la otra mitad es buena. Si es que tal lectura vale.


O no es cuestión de buenos o malos y en cuyo caso unos son traidores a la patria y los otros no; o en todo caso que a unos les gusta los carros y a  otros ponerle palos en las ruedas- Es decir que hay mucha variantes, pero lo interesante es que unos sirven para el futuro prometido y otros no quieren futuro porque están muy bien con el presente dado que se han aprovechado del pasado. Y habría más variantes pero lo cierto es que da pena que el país esté divido en dos y sus representantes también y ni que decir que lo que vengo sosteniendo hace meses y meses del presidente de los radicales que ni bien ha tenido oportunidad ha tenido el tupe de votar con sus amigos de siempre por más cuestiones en solitario que aliente. La Vice anterior se relame.

Y alguien o casi todos se han dado el lujo siniestro de barrenar el futuro y habrá que fijarse bien en los nombres, más allá de que están en su derecho de hacer lo que les mande su patrona o sus fibras más íntimas; y punto. Pero no deberían ser bien vistos, y si, señalados. Porque la pregunta es por qué pueden señalar los jodidos  que hasta te matan y no pueden señalar los buenos  a los malos. Yo no digo que haya que poner las tablitas en las puertas de las iglesias, como se hacía, hasta hace un puñadito de siglos; y se sabía quién era ladrón o quien venía casado de otros sitios. Sería interesante, a la manera de una película antigua antes de que hubiera cine.

Pero lo cierto es que al ver la famosa votación del otro día, se cae en la cuenta que es muy difícil cambiar Argentina si no es a la fuerza; y por la fuerza que  sin duda da el ejecutivo y el legislativo. Y no necesita un año para poner en marcha el país, porque tal tiempo es necesario cuando no se sabe que hacer, como en estos casos tan presentes y con tanta llaga humana a la espera; y poco pasa, porque si por un voto el país se va poner totalmente en marcha, pues, las cosas como son, no me entra en la cabeza pero lo veremos en una quincena. Por otra parte sin nada  y eso que han ganado.

Y con motosierras y hacerse el guapo no hay futuro porque hay gente que puede ser mala, pero por al contacto con los otros terminan buenos y gente que no quiere ningún futuro alentador porque al presente ellos tienen el futuro cubierto y el de sus descendientes por los siglos de los siglos amén.  Y la mayor parte de la gente tanto la buena como la no tanto o los malos del todo, se asienta en el pasado y basta ver el panorama para dar noticia presencial de  tal aserto público.

Causa asombro, la manera errónea que tienen por estas pampas los políticos para analizar la realidad. La famosa votación del otro día fue una ganancia a lo Pirro porque en realidad lo que se vio es que vivimos en un país altamente divido, y  en el que por otra parte, nada se hace desde hace un año, que nos dijeron que había que soñar. En la votación del otro día, lo que se ha visto es que la patria está partida en dos, al igual que desde hace  veinticinco años. Que se dice pronto, que la mitad de la población sea distinta y enfrentada a la otra mitad de la población, es señal que todos los políticos anteriores han sembrado estiércol en la población porque, casi con seguridad buena parte de ellos lo llevaban y llevan en la cabeza. 

Lo demás, alegrarse por un voto, y de desempate, y menos mal,  es no entender la realidad. Y no es alegría lo que se puede ver, sino tristeza y mucha, y en conclusión es necesario que este político que ha devenido presidente por las tristes anomalías de los últimos años, que de una  buena vez se ponga a trabajar para los argentinos y el mundo, en vez  de continuar con las trompadas contra los argentinos; y de una vez dejar al mundo tranquilo. Y dejar de emitir chorradas como esa de que en Europa se ha votado a la derecha  gracias a él. Seriedad de una buena vez.

Y por si no bastare  la jugada, a vida o muerte, de los kirchneristas tratando de asaltar el Senado por dentro y por fuera que es lo que van a hacer de continuo, pues les queda eso o agachar la cabeza; que menos mal que ahí la señora Villarruel estuvo astuta en varias oportunidades Y la cara de ella vista al derecho y al revés, de arriba abajo y abajo arriba, demostraba a las claras que era consciente de lo que estaba pasando adentro y afuera. Es que no hay duda que debería haber sido la presidente, y estaríamos marcando el paso que a esta altura y viendo lo visto es lo que se necesita.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img