Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 04 de junio de 2021
18.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y aquello

- Publicidad -
- Publicidad -

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Es que no pego una. Lo primero que hace Macri sin atentar a los bolsillos, sino al contrario, para mejorarlos;e inclusocon plena conciencia de futuro, aunque, eso sí, junto  con los demás  presidentes del Mercosur es el asunto ese del roaming. Me había puesto contento, aunque ya la palabreja en la pantalla, saltaba subrayada, de rojo, y el nombre ese me sonaba medio anfibio, o sea, que no se ahogan con agua ni con aire,  que sirve para varias cosas, y además con un tonillo sinuoso, pues lo veía con ceño adusto a Jair que estaba al lado en la foto. Sin embargo, era otra cosa que nada tenía que ver con mis necesidades. Se trataba del dinero que se paga por el telefonillo, por encima del arancel cuando andas por el exterior; y para eso tanto lío, al punto que lo ponen en otro idioma, con la cantidad de sinónimos que debe haber por el interior. 

- Publicidad -

Y hete aquí, que lo primero que salta, es que nunca he tenido telefonillo, ni tengo telefonillo, ni he de tener, bueno, salvo que tuviera que salir mucho a la carretera por  haber comprado cantidad de hectáreas por la zona, o por La Pampa que está de moda. Pero tampoco,  porque como no me dedico a la política no puedo tener hectáreas, que es algo que desde no ha mucho se desenvuelve en relación directa; y que nada tiene que ver, por si salta algún susceptible,  con aquellos que trabajando se compraron las que les haya venido en gana. Las hectáreas a las que me refiero no entran en roaming y sin embargo se las pago yo, y usted  lector, a los ladrones de los últimos años, que ahora y siempre, han ido en las listas.  Para salvarse en la patria.

O sea, que mejor sería que hubiera bajado los impuestos a otra cosa, que para empezar no sea necesario viajar al exterior, no sé, por ejemplo a los guisantes, que se pueden comer  con tranquilidad en el pueblo. Los políticos que llegan a tener hasta tres o cuatro telefonillos y que curiosamente los manejan con las dos manos de siempre, les viene bien, porque además un altísimo porcentaje de los viajeros tiene que ver con la política que siempre es lo que ha redituado mayor cantidad de divisas. Y en una de esas, a nivel individual, tanto  más que la soja, que ya es decir.  Pero lo importante es que el gobierno comienza a dar rebajas a los gobernados, aunque por el momento hay que ir al exterior. O sea, que el roaming está de rebajas.

Y al final, entre que Macri me prohibió viajar al exterior y por si no bastare, no tengo telefonillo, pues nada, que el derrame no me toca. Así que a esperar los guisantes o que baje la gasolina que cuanto más revivimos a la vaca muerta más cara nos la venden y la cantidad de barcos que deben partir al exterior ya con el descuento.Y por la Argentina profunda, profunda porque la tapan, pues a seguir el desarrollo de la venta de cargos públicos nacionales o embajadas en el exterior como es de uso corriente, y constatar, esto es fácil, quienes llegan sin merecerlo y quienes quedan en el camino por lo regular bien merecido. Porque en realidad el camino electoral se ha convertido en una pasarela por la que desfilan una serie de hombres y mujeres que se enorgullecen de ir por la política mal entrazados; y para muestra un botón, basta con ver al docente impresentable; y cuidado que es quien manda y marca el paso. El tambor mayor.

Ahora a los cancheros del gabinetillo les ha dado por extirpar las corbatas, que demuestra la superficialidad de sus políticas y de sus conductas y la bajura con que piensan en el votante. Pues aunque parezca mentira en eso pasan el rato, estos pensadores. Y que otra cosa puede nacer de gentes cuyos gobiernos penden de la ausencia de una corbata. Y tan campantes. Y nosotros por enésima vez a salvarles las papas, y para más inri, salvar a quienes han salvado los bolsillos de los otros, Y que el pánico no se apodere de ambos. Ni va a ganar la señora, ni quiero que gane, pero ya los verá, lector, de un palo y de otro poniendo precio al voto de una ley, en las Cámaras e incluso cobrando quienes la presentan; y sin corbata. Todos hunos. Y sin Atila, que bien se las andan solos. Y a pisar pensamientos. Para muestra los últimos veinte años. Que no en vano hasta la mayor parte de la justicia deambula sin toga. Se trata de un espectáculo lúdico. Para entretener. Tiran con pólvora. Se agreden y parece una batahola, pero enseguida te das cuenta que es para la galería.

Y espera cada uno la vez, como en el medioevo cuando cuchara en ristre esperaban en la taberna meter cuchara, y como ahora se armaban buenas trifulcas, con la diferencia que aquellos se daban en serio. No era teatro, era hambre. Por eso hago hincapié en la corbata, porque, primero, nunca está de más reírse de quienes se nos ríen de sol a sol, y segundo porque aunque ya lo he dicho el hábito hace al monje, contra todo lo dicho en siglos. Y es de esa manera que terminan en políticas sin vuelo, de gallinácea. Y le expolian la corbata al que siempre la ha llevado y se ríen y mofan como cuando le expoliaron  el manto a Jesús, basta ver las caras que les pinta El Greco. Un símbolo para cristianos y de otras confesiones e incluso para los políticos cuando confiesan sus mentiras y mentirijillas.  Aquellos son los mismos de ahora. Hoy expolian lo que venga y a quien se ponga a tiro. Se alegran de andar mal entrazados. Lo cual permite atisbar si el mal entrazado no presenta el mismo mal en la corteza cerebral. Basta escucharlos y escucharlas, para tomar conciencia.

https://felipemartinezperez.wixsite.com/index

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img