Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 27 de enero de 2022
11.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y aquello

- Publicidad -
- Publicidad -

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Que curiosa la manera con que continúan hablando los políticos y escribiendo los periodistas, o buena parte de ellos, al decir y ahora desde hace una quincena escribir que los cuatro años perdidos, bueno, era una fase, que solo ha sido una primera fase en que se le había dado al hombre la manía de gobernar en soledad; pues bien nada ha pasado, que ahora se inicia otra fase.

- Publicidad -

Y lo presentan como si fuera un bombón suizo o centolla chilena. Que hay que tener cara, pues estamos a punto de caer en lo más hondo del infierno que ni siquiera a los padres de esta nación se les pasó por la mente que podía suceder. Basta una semana,como hace unaño, para que todo naufrague, pero con ahogados en serio y no de agua sino de bolsillos.

Por tanto, mejor sería no hacerse a esta altura los victoriosos. Y no olvidar que nada de lo prometido ha sido cumplido, y ese es el problema por el cual estamos trabajando a destajo y ver si no perdemos hasta el alma. Les ha dado por regalarles a los corruptos los dólares que llegaban para contener el dólar, que se dice pronto; y hay que adolecer de vergüenza para decir lo que se dice, pues se les dio vía libre para que blanquearan lo robado y se los deja como si tal cosa. Que se rían de los símbolos y de los recuerdan los símbolos; por eso el magma perverso en que nos encontramos. El mundo no sabe cómo quitarse de encima a los podemos y aquí se los premia desde absurdas posiciones. Y si no fuera por algunos periodistas nos presentarían el cotarro como el paraíso.

Ahora la soledad les duele y tiran la toalla. Todo lo contrario de lo que me habían dicho. Claro, no era para gobernar en soledad, creídos despóticamente que eran por lo menos Bismarck y han resultadouna simple gavilla  de muchachitos inexpertos. Cómo para ir adelante. Y para peor incultos, pero eso sí, expoliadores de cultura, amén de un pecaminoso olvido de los ancestros. Basta con ver a los baradeles para tomar conciencia que poco les ha importado la educación; basta ver los billetes llenos de mamíferos y pajaritos para ver que les importa tres pimientos la historia. ¿Cuántos países en el mundo querrían tener los hombres y mujeres que hicieron y consolidaron la patria, hasta los cuarenta?Un gabinetillo de morondanga en el que todos y cada uno hacía  gimnasia para sacarse de encima al otro. Unos pobres muchachos que han crecido viendo como mermaban la patria y quienes la sustentan. Y por si algo faltare ahora hay que votarlos, como la otra vez.

Antes porque no había otro mejor y ahora por el miedo a otro peor; el monstruo alimentado durante cuatro años con los dineros de los que otra vez tienen que salir a salvar la nación, que adrede, han envenenado. O sea, que el señor Mauricio pasaría a ser gran propulsor de lo que manda el establishment,  es decir el bipartidismo, que ambos sean iguales o con algunas pecas que los identifiquen. Entonces cambiemos solo ha cambiado para ir de la soledad al barullo.Un rejunte donde algunos ya están mustios por la omisión y otros se desbandan chillones porque no han sido. Y por si no bastare, hay que sumar los que eran y ya no son, y en consecuencia podríaocurrir que andando el tiempo,cunda la espantada el día del juicio final o en octubre, la última que les queda y ni siquiera se han confesado; de todas maneras que ganará casi seguro a costa de perder por tiempo y tiempo las Cámaras y dejar un caos que haga imposible gobernar, salvo con el dinero compradorde votos como hasta ahora. Pero lo cierto es queMacri  que nada hizo de lo pactado con el votante, tuvo en cuenta y con sañavolverlesla espalda aquienesse debía por  una cuestión natural y ahora unen y desunen cabezas, a la vez que descartan con cierta alegría el peso político de los socios del primer día.

Y al apostar a todo o nada con el peronismo, que es de suponer será “bueno” pero que de lo que se trata y lo sabe él y los peronistas pensantes, que o ganan y con ello ganamos la Argentina; o  pierden y no solo se pierden ellos, sino que Argentina atrasará otros cincuenta años que por un lado les viene mal a quienes hoy pretenden hacer negocios; y por el otro, todo quedaría para el robo presente y para las garras de los de siempre cuando llegue el momento de cambiar, y a esa gente les da igual, hoy que mañana, pues hay muchos sitios en que la tajada siempre está.Por otra parte, no les queda otro remedio como “clase” que tirar para adelante o todo se va al garete, o a Venezuela.  Lo curioso, es que Macri haya elegido para andar camino a quienes embarazaban el camino.

Por otra parte, esos peronistas de arriba o abajo abominaban de los mauricios al uso, es decir de esa capa social que les era ajena y a la cual desde los cuarenta de hace más de un siglo vituperaban. Claro que un buen trozo de esa capa actuaba igual y venían de los mismos sitios; y tanto se arrastraban jugando a la payana o se subían a los trencitos lima. Y al tenis jugaban los unos y los otros. Sucede que el asunto ese de los colegios caros se los echan en cara cuando se trata de hacer mella en la corrección o en la incorreción, política, claro.  Ahora, cifran el futuro en la presencia o ausencia de una corbata en el peronista encontrado. Se acuerda lector, cuando los camporitas del bali entraron en el Anses local y a grito pelado les obligaron a sacarse  las corbatas. Y en eso andan los postulantes. Y además hay que votarlos, para que no cunda el pánico.

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img