Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 23 de junio de 2024
6.9 C
San Carlos de Bolívar

De esto y aquello

Nota 1575 - (4ª Época).

- Publicidad -
- Publicidad -

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez.

Estas gentecillas en vez de crear y dar trabajo han roto y dado planes a los que han querido, ellas y ellos. O sea, el desgobierno inconsciente ha regalado planes y a los conscientes que en principio los votan y hasta ahora ha sido, pero ya están desengañados. Por otra parte para salir juntos no estaría de más ni mal visto, votar de todas maneras al otro tomando los planes o sin ellos. No va a quedar otro remedio que salvar la Argentina y por consiguiente a cada uno de los argentinos, sin importar fortuna o partido. Porque, por otra parte, a lo largo de los años, y es un cuarto de siglo, enfrente de los malos no ha habido nadie, salvo media docena de periodistas que no podían hacer otra cosa que denunciar;que el gobierno no estaba en sus manos sino en las de aquellos, que veían de la mañana a la noche, que el país se deshacía de lo mejor para mostrar y mostrarse con lo peor.

Es lo que ha sucedido, por otra parte, en algunos países de Iberoamérica y en eso andan, aunque parece que ya es difícil; o al menos les está costando y ven con perplejidad, que si de verdad hay buenos de verdad, les espera la cárcel por toda Iberoamérica. O sea, a ambos lados del océano. Pero están e insisten, aunque según ellos, curiosamente, ellos no han sido, según sale de sus bocas. Pero sin embargo, son los que han estado y no un día, sino nueve mil ciento veinticinco días, día más día menos. Parece mentira, pero se han comido un cuarto de siglo mientras el mundo andaba y ello gracias a los enemigos de Argentina; internos y externos que los hay y de todos los colores. O sea se han manducado un cuarto de siglo, y eso es lo que en realidad ha habido. Que se puede traducir como leyes para los amigos y dineros para los amigos. Y estamos hablando de quintales de dinero que pasan en volandas mientras las cajas están vacías.

Y ahora estamos a un paso o menos de caer al precipicio y no hay arbolitos para agarrarse, como se ve en las películas.

Que la Argentina no es de película sino que es de verdad. Buena parte de la Argentina heredera de la Generación del Ochenta insiste en insultar a aquellos hombres y mujeres y de los cuales nadie queda. Y lo más terrible pasa por el meridiano de aquellos que cruzaron el océano para hacer la Argentina que sus nietos destruyen. Ya sé que no todos, e incluso a la cabeza se podría poner la ilustre figura de Illia, pero ni bien quiso poner manos al programa prometido patada y a otra cosa. Y además con la mofa de los Hunos y los otros. Desde entonces se ha vivido más omenos porque no se necesita mucho para vivir, hasta la llegada de estos actuales. Perolos Hunos no quieren recordarlo, los otros, no saben no contestan. Y en este momento que escribo andan rompiendo cuernos ambas vertientes. Que primero ambos, después la patria.

Parece mentira que todavía continúen mofándose de los jubilados toda esta gentuza que nunca ha trabajado en serio, que han cobrado cifras siderales por la mofa al país, y que se van a jubilar con lo que nunca ha soñado un jubilado común. Y lo más curioso es que los que ganen, no les van a sacar un solo peso de lo sacado con dolo. Y me la juego. Que pocos van a ir en cana y resulta que hay por lo menos dos por pueblo lo cual equivale a casi cuatro mil personajillos. ¿Son capaces de meterlos en cana? ¿O prefieren verlos como se ríen de nosotros, los Hunos y los otros?

Y en consecuencia, debieron adelantar las elecciones y no andar ahora a la greña, unos; o si la Corte Suprema es mala, otros; que por otra parte deberían los justos meter en chirona a unos cuantos que en estos días han dicho de la Corte lo que han querido; y como si tal cosa. Unos descarriados que en EEUU o en Rusia, y más, les costaría al menos unos cuantos días de cárcel. Pero aquí desde un cuarto de siglo se puede decir lo que dicen, y mucho más, porque es lo que se ha sembrado en Iberoamérica, que son los sitios donde se puede decir cualquier cosa sin cárcel. Salvo los tres o cuatro países que ya sabemos en donde jamás se ha insultado a los jueces. Será porque son pocos como dicen los muchos.

Y la historia, se convierte en historieta, porque todos quieren estar donde se cocina la Argentina del futuro, pero nadie dice que el plan es este o el otro. Y es de suponer que los radicales tienen plan o lo tendrán que tampoco es tan difícil. Son tres o cuatro cosas que hay que poner sobre la mesa y en la que todos deben estar de acuerdo; y a trabajar. Que aunque parezca mentira con el trabajo que vendrá ni habrá paro ni habrá planes. Pero la Argentina que tiene que salir es de un día para otro o no más de una hora para otra, ni bien echen a andar el plan. Y a trabajar que hace mucho que se trabaja poco y solo los que a duras penas sostienen el país en sus hombros y a los destructores de sus bolsillos.

Y lo que faltaba,ahora van a por Juntos. Y estos dudando si van o no van a la quiebra. Lo radicales tiene que salir rápido de esas juntas porque van perder puntos y perdemos todos, y singularmente Argentina, de la cual no se acuerdan ni los buenos ni los malos. Y faltaba que los peronistas quisieran hacer juntas con Juntos para no caerse y curiosamente lo aceptan los últimos que han llegado. Es tarde; habrá tiempo después del conteo.Y la pregunta del millón a la sombra de los Hunos es cuantos argentinos van a quedar con el traste al aire.

www.felipemartinezperez.com.ar.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img