Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 23 de junio de 2024
6.9 C
San Carlos de Bolívar

De esto y aquello

Nota 1575 - (4ª Época).

- Publicidad -
- Publicidad -

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez.

Si en vez de empecinarse en peleas sin sentido, aunque empeñados en grotescas arrogancias que les lleva a perder el sentido de cara a la gente,y no son justamente,políticos en quienes confiar, y para ello mal no hubiera estado como vengo escribiendo hace meses, adelantar las elecciones hace meses, claro, en vez de sembrar palabras altisonantes y la gresca entre ellos, Porque todo hubiera sido mejor. Y mejor todavía, si a la luz de esto el radicalismo hubiera hecho lo que debió haber hecho, es decir, en primer lugar ir solo, pues tiene como hacerlo, y en segundo lugar y por enésima vez tratar de llevar a efecto el adelanto de las elecciones, total el oficialismo no hubiera tenido nada que perder, y la oposición no estaría mostrando un sin sentido. Por el contrario es Argentina y cada uno de los argentinos quienes están sintiendo la cornada.

De manera que en estos momentos, en vez de continuar con los llantos estaríamos viendo cómo salir del atolladero con los tres o cuatro puntos en los que todos deben estar de acuerdo, y con gente, por otra parte con buena prensa nacional y extranjera. Y sin embargo, los traumas del oficialismo que no tienen la menor idea de para donde salir, más allá de cargarse totalmente al país que es, lo único que ambicionan; más los desgastes tremendos e insostenibles de los socios del radicalismo, y en algunos tramos también del radicalismo flojo de papeles, pues están llevando a un callejón que tendrá su salida porque el país puede salir y tiene la gente para ello, pero con muchas críticas y por si fuera poco como siempre, desde hace muchos, muchísimos años, que se vota por descarte; o sea, que nunca hay alguien capaz de llamar a todos.

Sin embargo, todos los días el rechazo mundial y argentino a buena parte del oficialismo, que, por si algo faltare, sale a mendigar y no le dan ni los amigos, porque los amigos y esto no lo comprenden están en otro grado de relación con sus pueblos; y por lo demás vigilados por los otros en las Cámaras, como es lógico. Por lo tanto no pueden hacer nada porque sus Congresos funcionan. Por lo tanto todo queda en palabras para la foto y la mala cara cuando han tomado el avión. Y por si no bastare salen a mendigar con todos los amigos y amiguetes de los amiguetes y tan panchos y después todos quieren en la foto. Parece mentira, pero no se puede ser peor. Y lo saben, pero insisten, porque lo que importa es hacer pelota el país en todo sentido. Y un cuarto de siglo en el marasmo.

Cuando hacen falta caras conocidas y con solvencia política aparecen caras nuevas que nadie conoce en sus tareas, y las viejas, por desgracia, ampliamente conocidas; y éstas, se ponen nerviosas porque no están o no estarían y sucede que ya han estado y nadie recuerda nada positivo, porque si bien el país nunca ha estado tan mal como con estos indeseables actuales, no es menos cierto que los que ya han estado no pasan ningún examen. Ni saben en dónde está parado el país en este momento, o por dónde zozobra. O sea, se necesitan viejos con amplia singladura para empezar, y para continuar. Que sepan hacer las cosas porque ya las han hecho y que sean creíbles. Qué pena que los radicales hayan sido incapaces de darse a la tarea de adelantar las elecciones, porque al menos estaríamos haciendo algo positivo. Tratando de salir. Y por otra parte no hubieran tenido tiempo de derrapar como sucede en la actualidad que como el diablo mete el rabo pues se salen de madre, olvidando la madre, que curiosamente es la nación o el país o el sitio que les vio nacer; y que todos los que están en la lid olvidan.

Y causa asombro, porque sin eso, es imposible salir.Y por consiguiente asombra aquí y por allí la incapacidad de hombres y mujeres para honrar el momento en una nación que ha dado hombres y mujeres de amplio reconocimiento, pero que a su vez ven con ojos azorados como se divierten tirándolos abajo. Baste un ejemplo. Hace días un señor bolivarense leyó mi libro sobre el Virreinato los indios y los españoles y me decía después de leerlo. Yo no sabía que había sido así. Y no es ningún tarado. Y es así, el argentino de los últimos 25 años se regodea echando al pozo a los grandes hombres y olvidando que el Virreinato no es como a ellos se les ha metido en la cabeza tenía que ser. Y así es de continuo, y seguimos en las mismas manos y en las mismas mentes. Y en consecuencia no hay Argentina.

Mientras tanto la Argentina que aplauden una serie de advenedizos y advenedizas, las cosas como son, como la vocera que tiene que decir lo que ve no lo que quiere ver y así de seguido por lo tanto tan empeñados en mentir y tontear no se dan cuenta que la UCA echa a rodar cifras y verdades que dan vergüenza a cualquier bien plantado moralmente. Pues en los últimos día ha avisado que vivimos con diez y nueve millones de argentinos que pasan hambre, y en consecuencia no tienen futuro, porque ya lo han perdido, aunque mañana, que sería de esperar, tengan trabajo y coman, para empezar.

Cuantas generaciones han perdido cuatro ordinarios y ordinarias que han llevado a uno de los países más ricos de la tierra a que cuatro de cada diez habitantes sean pobres, en el país de los alimentos. Y por si fuera poco, se trata aunque nadie se dé cuenta o traiga a colación, que vivimos en un territorio sin habitantes. Argentina es un país rico y deshabitado. Por lo tanto debería tener una renta per cápita de las más altas del mundo. Pero esta gente quiere pobres para que les vote, a cambio del mendrugo.

wwwfelipemartinezperez.com.ar

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img