Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 09 de febrero de 2023
20.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y aquello

Columna del Dr. Felipe Martínez Pérez.

- Publicidad -
- Publicidad -

No deja de llamar la atención, que a medida que pasa el tiempo que como se puede constatar, indefectiblemente les lleva al fracaso; y es de esperar que también a algunas otras cosas que podríamos llamar sombrías, y a pesar de ello parece sienten una imperiosa necesidad por continuar haciéndolo mal. Y en consecuencia continuarán como tales, pues es su índole, al punto de que fragüe pero peor. Y como si fuera una gracia que nos regalan cuando la sazón del tiempo dice que es una desgracia. Una desgracia que se ahonda gracias a sus gracias. Y entre ellos poco importa quién o cual, desde el presidente a cualquiera del gabinete estrafalario que no dejan de acogerse al contrasentido, o pretenden espantarnos con hileras de contradicciones como si fueran las cuentas de un rosario o el catecismo a seguir.

O se levantan tan campantes amigos de lo vacuo o salen de la mano del absurdo al aire o a la tierra, que para ellos todos es igual. En suma ellos se levantan pensando en quien hacer diana y daño. Y se les ocurre las chorradas de los dólares que traen los turistas y que demuestra que lo hacen adrede para romper el turismo que en eso son como sus hermanos de malaleche españoles. El actual, por supuesto que se levantaba en contra de la industria del turismo y de la industria automotriz, mientras él y ellos se subían a los autazos, a los aviones y al Ave por supuesto. Y el granpodemita al día siguiente de las elecciones tenía la mansión más grande España. O sea, como por estos pagos. Que los mismos son.

Al cabo, de nada importante se habla ni los unos para ver que van a hacer y de los otros para ver que nos vean y hagan Y sin embargo, solo saben hacer ridículos malabares, como el protagonizado por el presidente yendo a Brasil cuando no debe, y manoseando al presidente cuando, curiosamente, no se trataba de una comilona de amigos. Y no han entendido ninguno de los habitantes del ejecutivo que Brasil no es Argentina y que por suerte para Brasil el nuevo presidente no es como los actuales de por aquí. Por eso les va mejor. A nadie por ahí o por otros lados se le ocurriría a poco de entrar a lo oscuro gritar a los cuatro vientos que se postulará. En suma si los que mandan en este país desde hace un cuarto de siglo que ya va para un tercio solamente manejan como política de estado la incoherencia general y la incongruencia cotidiana, y en consecuencia no es para pavonearse ni por el mundo ni por los aledaños, porque mal que les pese son chapuceros.

No pasan de eso. Son desgobiernos provocadores, cuyo sino es la humillación del otro. Faltaba más. Para esta recua la otredad es una mala palabra.Quizás para que no les quiten las ideas pensando más o menos bien, o mejor hilando la ironía, nunca dicen que harán en cinco años porque no saben ni quieren proyectar a futuro como hacen los estadistas; y mucho menos dicen lo que harán mañana de positivo, pues de lo negativo tenemos hinchada la cartilla. Por supuesto el Presupuesto es la herramienta con la cual se gobierna y no está de más recordar que es el dinero que la gente ha pasado al Estado. O sea, el Presupuesto es el trabajo de la gente y no es para reírse sino para respetar origen y darle buen destino. En principio para quienes lo han otorgado y para crear trabajo y respetar el ocio; y no dedicarse hora tras hora, y a destajo, a inventar secretarías discriminatorias por doquier; que en eso andan desde el primer día. Por lo tanto y ante lo acostumbrado presentan una gran experiencia. Incordiar, es el único trabajo, que se les da de maravilla.

No deja de llamar la atención que todos los que están en la lid responsables o irresponsables de cada partido, son los que llegaron ayer y uno que está hace rato, denunciado en cada salida que no es querido porque todo lo hizo mal, y sin embargo, ahí está trabajando para ella como durante los cuatro años de su reinado. Y aquí está el problema; todos los días hablando de quienes están de más en la política. En verdad porque ni él ni ella la han respetado. Y el respeto a los demás pasa por irse, ambos. Él y ella y adelantar las elecciones. De manera que la gente no diga a diario que son todos iguales. Porque no lo son.Es que por arte de magia todo es tan contradictorio y absurdo que la paradoja se convierte en certidumbre. Y no deja de ser absurdo que haya gente en el desgobierno dedicada a no gobernar.y a mojar la oreja de cada ciudadano en el mismo centro de sus derechos humanos.

Pero daría la impresión que poco les importa porque los encontronazos de algunas cabezas de Juntos, parece irremediable sin saber muy bien en que terminará y todos olvidan y en particular los radicales que parece la gozan hundiéndose, que la relación de fuerzas de las Cámaras es obra de los radicales del interior y no es posible que eso se tire por la borda; y se deje como espejo paras las gentes las bofetadas de los proes. O sea, lo de siempre desde mi punto de vista que los radicales no pueden estar en esa cucha. Salvo que todos trabajen para ella y Milei. Ni pies ni cabeza. Y en consecuencia la frase más interesante que he leído en los últimos días ha sido la de Borensztein, “el único mérito comprobable que hoy demuestran nuestros políticos es el de entretenernos por televisión. Tal vez no se trataba de otra cosa y el error era andar exigiéndoles políticas de Estado”.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img