Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 17 de julio de 2021
5.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Danza Despierta: Celebraron el solsticio de invierno

Lo hicieron junto a las familias de las niñas y niños que participan de los talleres del espacio Danza Despierta.

- Publicidad -
- Publicidad -

Danza Despierta es un espacio de experimentación desde la danza folclórica y nativa, el movimiento expresivo y el trabajo corporal consciente, integrando la parte corporal, emocional y mental como un camino de conocimiento de nosotros mismos para el bienestar integral, que coordina Verónica Acosta.

A pesar de las desavenencias para poder tener encuentros presenciales, estuvieron trabajando de manera virtual en sus clases, las danzas y los instrumentos que tienen que ver con esta celebración que llevaron a cabo.

- Publicidad -

Desde hace un tiempo vienen llevando sus clases a través de Zoom y de redes sociales, trabajando estos aspectos, para luego realizar la celebración que mantuvieron días atrás.

Lo cierto es que los niños y niñas de Danza Despierta, junto con sus familias tomaron la posta, para celebrar al aire libre y bajo protocolo el Solsticio de Invierno, el inicio de un nuevo ciclo, el año nuevo del sur.

Cada año el kultrum reaparece para recordar nuestras raíces, nuestros ancestros y la multiculturalidad que habita en esta tierra, y eso es lo que hicieron, en familia, quienes asisten a los encuentros de Danza Despierta.

“Los pueblos originarios de América siempre lo festejaron y también lo celebramos los que somos originarios de esta tierra (porque aquí nacimos), los que sin haber nacido viven aquí y reconocemos el suelo que pisamos, el cielo que nos cobija y resonamos con los ciclos de la tierra”, comentó Verónica.

Además, Verónica destacó: “Tomamos de las sabidurías originarias el registro de nuestro entorno, el sentirnos parte de la naturaleza y cada uno de los seres que la conforman: personas, animales, montañas, ríos, cielo; reconociéndolos como fuentes de sabiduría.”.

Acerca del solsticio de invierno, explicó: “En este momento se cierra un ciclo y se inicia una nueva etapa, lo reconocemos en la plantas y también en las personas ya que nos ordena física y espiritualmente. Algo muere para renacer nuevamente y renacer por siempre”.

Para la celebración tomaron como fuente de inspiración la película “Una Mapuhistoria”, una producción audiovisual realizada por el profesor Franco Campo, el grupo Resurgir, y alumnos de la Escuela 2.

Sobre la película, Verónica dijo: “Es un trabajo muy valioso y muy comprometido y sirve para que nuevas generaciones u otras personas lo tomen para que puedan seguir profundizando en el tema  y aprendiendo. La película fue un gran disparador, tiene mucho material”.

La actividad fue realizada bajo protocolo, al aire libre, y de ella participaron los alumnos y alumnas de Danza Despierta junto a sus familias. Allí, compartieron el canto, la danza, el espacio y los vínculos, llevando a cabo una tarea colectiva, de compartir y aprender entre todos.

Los niños y niñas se sumergieron en una aventura, donde se transportaron a otro tiempo y espacio donde descubrieron que sucedió hace años en ese lugar donde ahora es su escuela y la plaza en la que juegan.

Cada año entre el 20 y 24 de junio ese Kultrun vuelve a emerger de la tierra y los niños y niñas elegidos son los que se encuentran con él para completar la ceremonia y cerrar ese nuevo ciclo de vida y dar comienzo a uno nuevo.

De la actividad, participó además el músico y docente Franco Campo, creador de la película “Una Mapuhistoria”, referente indiscutido de los pueblos originarios, por el compromiso con la causa, por la vasta investigación en la materia, pero por sobre todas las cosas, por trabajar activamente por y para los pueblos originarios, y porque su historia no muera y se dimensione como corresponde.

En sus redes sociales dijo: “El solsticio de invierno se hizo presente en la plaza junto a una maravillosa actividad que Danza Despierta programó en relación a esta fecha y a la película que realizamos en 2013 llamada Una Mapuhistoria, que luego formaría parte del libro PRISIONEROS DE LA CIENCIA. Bajo cuidados prescriptos y con mucho entusiasmo pudimos conocer la historia, instrumentos, canciones y cosmovisión del pueblo mapuche”.               L.G.L.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img